domingo, 10 de mayo de 2015

Uno de dos sigue siendo verdad...

Mi esposa ha ido a visitar a mi suegra. Yo esa mujer no quiero que se relacione con mi esposa. Mi esposa es bendita y esa mujer lo contrario... A ciencia cierta no sé qué es lo contrario de bendita, pero nada bueno casi fijo. Pudiera ser lo contrario que encierra la felicidad. Lo dejo porque tampoco sé qué es lo contrario que encierra la felicidad. Bendita mi esposa y todo lo contrario su madre y ahí la dejo... En el inframundo donde las personas viven de forma miserable. Ay, lo mío por esa mujer es enfermizo. Digo que lo dejo y no, una palabra lleva a otra... Debiera dejar penetrar la luz en mis adentros en intentar purificar su persona. Un domingo estupendo como el de hoy no debiera nombrarla pero viene a mi mente porque mi esposa está con ella. Una madre no es por el hecho de parir una hija. ¿Saben qué? Allá el maligno se las arregle con con ella... Pena me da.

Como estaré solo durante unos días, y hasta que entren por la puerta Ian y Patricia a media mañana, escribiré menos y leeré más. Tengo que dejar de escribir o atascaré de soslayo. No sería la primera vez que atasco un blog... Además de la paciencia de alguno. De ponerse en mi lugar o conocerme mejor o simplemente conocerme no le hubiera caído una lluvia de recuerdos encima y no tendría la necesidad de entrar a escondidas en de soslayo... 

Quizá ya ocurrió y todo es verdad... Hablo de mi esposa y su madre y de un blog y la paciencia de alguno. Nada parece tan verdadero que no puede ser mentira. Y sin embargo, uno de dos sigue siendo verdad...

Quizá ya ocurrió es la definición de Borges para la experiencia estética. Yo digo a más para la percepción de las cosas bellas, el inmenso placer de crear. Quizá ya ocurrió pudiera ser la teoría de la filosofía si hablo de creación literaria. De imaginar lo que pudo ser. Quizá ya ocurrió fue y de soslayo es. Y dona el amor inmarcesible. Es todo y no es poco: alfa y omega de dos.

Esto no es un acertijo: mi suegra es la mayor de las mentiras.

1 comentario:

  1. Bueno, es una opinión como otra cualquiea, Besos.

    Y feliz semana.

    ResponderEliminar