viernes, 30 de septiembre de 2016

Desdúdame.

¿En tu casa o en la mía? En la mía, sí, la tuya imprime carácter, la mía es más familiar. El café corre de mi cuenta, aunque bien pudiera correr de la tuya, pero es tradición que mis amigas (¿seguimos siendo amigos? traigan las pastas de té. No le des importancia. Por cierto, ¿recuerdas dónde vivo? Parecemos quinceañeros enviándonos notitas de amistad por los amigos. Como Antonio Machado: "¿Dónde está la utilidad de nuestras utilidades? Volvamos a la verdad: Vanidad de Vanidades". Desdúdame: ¿Cuánto ganarías? Disculpa, ganaríamos: si tú ganas, ganas yo. Es lo mejor, sobre todo porque no perderíamos ninguno de los dos. Tenemos que ganar los dos o perderemos los dos. Te propongo paz sin rendición. No me importaría perder, pero sabes lo mucho que está en juego para las dos. Hablo de quién tú sabes que hablo y no de mí. Recuerda, las dos, tú y ella, las dos. Ella ganaría mucho y tú mucho también; o no perderías lo que tienes, si no es lo mismo. Por mi parte, lo hubiera dejado pasar de soslayo, a pesar de que más temprano que tarde te encontrarías con la horma de tu zapato. Para ti ha de haber un antes y un después en esos asuntos cotidianos. Si decides venir, trae contigo tu creación asertiva y la siempre recurrente imaginación. No permitas que otros te den por vencida. Ha llegado la hora de sentarnos los tres a dialogar sin intermediarios y sin prisa. Nada bueno ocurrirá en nuestras vidas si antes no ocurre en nuestros corazones. Estoy convencido de que todo saldrá bien. Confía en mí. O no. Será tu decisión, tu responsabilidad. Eso es todo. Te espero, pero no impaciente. Simplemente espero. Tic, tac, tic... (Me puedes creer, yo no le he dado cuerda al reloj, pero está en marcha. No volveré al tema en busca de una probable solución, además de la reconciliación si es que importa). Gracias... (de nada).

Anna Świrszczyńska.

Gracias, destino mío.

Me llena una gran humildad,
me llena una gran pureza,
hago el amor con mi amado
como si hiciera el amor muriendo,
como si hiciera el amor rezando.
Las lágrimas corren
por mis brazos y sus brazos.
No sé si esto es dicha
o tristeza, no entiendo
lo que siento, estoy llorando.
Estoy llorando, es humildad
como si estuviera muerta,
gratitud, te agradezco, destino mío,
soy inmerecedora, que hermosa
mi vida.

Anna Świrszczyńska, poetisa, falleció el 30 septiembre de 1984.

jueves, 29 de septiembre de 2016

¿Tres besos?

Ya te lo dije:
cuando quieras marcharte ésta es la puerta,
se llama Ángel y conduce al llanto.

Autor: Ángel González.

Llega la hora de la verdad donde no valen las indecisiones. (Ni pesetas de ir al cine. ¿Cómo te atreves? Tu barbarie no tiene límites). Sin renunciar a la paz, no caben ranuras de cobardía. Has malgastado el verano como la fábula de la cigarra y la hormiga tomando el sol. O no. En otoño caen las hojas y tú sin palabras alentadoras que echar a la boca. O sí. Mientras, seguiré en la intuición, la creatividad y en esa información experta que proyecta la visión diferente de las cosas. Reflexivo, quizá comprenda cómo te has dejado llevar por la conciencia de clase que te mortifica. Y ahora dime qué ¿Tres besos? Humildad de garabato, el poeta Ángel se explica: tu futuro está escrito y no es halagüeño. Es todo, me dejo llevar por el sosiego ahora que estás a mi merced en mi impagable soledad... (Para tu satisfacción, si es que te satisface, has de saber que he llorado lágrimas de sangre por mi familia). Gracias... (de nada).

Carlos de Rokha.

Cascada de copa.

Escribid mi nombre en el libro de la noche
donde yo anuncio la venida de un océano más negro
a la caída de los pájaros que han perdido sus alas
sobre los follajes en que sangra el sol.
Es preciso saber sonreír a cualquier precio,
ser el paseante de un bosque de árboles negros y blancos.
Las araucarias puede servirnos de puentes levadizos
o de lo contrario todo estaría perdido
al borde de un espejo sin fondo
donde un gran pájaro de nieve imita las cascadas.
Decidme
dónde hay una reina que devore el corazón del prisionero.
Decidme
cuántos ángeles pueden nadar en una gota de agua.

Carlos de Rokha, poeta, falleció el 29 de septiembre de 1962.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Respeto a la colindancia.

"¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? Corintios 15:55.

La pereza.

Conviene destacar que los asuntos a tratar aunque se judicialicen esconden, o pueden tener su origen en un sentimiento de amor sincero. Hablo de amor por el terruño (claro), pero también pudiera ser una obligación por la defensa de los derechos fundamentales. El amor inalienable a la familia. Judicializar un asunto, después de agotar todas las opciones; y aún excusa ausencia. Hay que sacudirse la pereza.

La difamación.

Traigo a de soslayo el bla, bla, bla y bla, con mala saña que se ejerce en la cotidiana convivencia con el agravante de la ignorancia que prejuzga. Qué desvergüenza. Ese discursivo vehemente cree que todos somos iguales ante Dios pero no ante ley y la justicia. Mientras el que escribe los amaneceres deletree mi nombre me someto a la ley y la justicia: mi fe está comprometida con el amor y la santa poesía.

La soberbia.

El pecado que incurre en omisión del deber y las promesas de amor que se echan a andar y se pierden por el camino impiden volver a empezar. A veces es decisión harto complicada luchar por los derechos fundamentales. La dignidad pisoteada. La familia, no me canso. La familia. No queda más remedio que echarle bemoles al asunto. A la pereza, a la difamación, al deseo fervoroso incapaz de ser dueño sí. No al genocidio civil y no al apartheid mental. Nadie está obligado a lo imposible pero sí a ser respetuoso con su colindancia. (No soporto a las plañideras con aroma a café rancio). Gracias... (de nada).

martes, 27 de septiembre de 2016

Me siento perdido.

Ayer nombré a Eugenio y he de confesar que aún no tengo superada su muerte.
Eugenio era Eugenio. Su vida fue un ejemplo para mí.
Su colindancia cercana, tal vez porque la comparo con él, me deja triste de morir a cada encuentro.
Eugenio era Eugenio. Puso el listón muy alto.
No pasaba de soslayo por la vida y antes de que alguien le pidiera ayuda le había ayudado. 
Eugenio era Eugenio. Veía lo que nadie veía.
En Les Seniaes, sus andares dejaban huella, hacía camino al andar, como el poeta.
Eugenio era Eugenio. Nada se le ponía cuesta arriba.
Era un hombre campechano, honesto, leal, amigo de sus amigos y de sus enemigos si es que los tenía.
Eugenio era, o sigue siendo Eugenio.

De Eugenio echo en falta su tertuliar ameno, su humanidad, su reflexionar, su sabiduría. Eugenio fue de las personas que más han influido en mi vida... Lo echo de menos. Especialmente cuando no entiendo el comportamiento de un pueblo que aún no ha conseguido encontrar su camino. Es lento, muy lento y doloroso el proceso de olvidar; demasiado lento para mí. Hasta siempre, querido amigo, hasta siempre o hasta luego. Hasta que nos volvamos a encontrar por Les Seniaes. Quizá ya ocurrió. Nunca huí ante cualquier suceso inoportuno, pero no dejo de arrastrar mis pasos por Les Seniaes en tu busca o en mi busca... No paro de vomitar hábitos penitentes que alguna y otros tratan de justificar. ¡Joder, dona!. Se lo dije esta mañana a mi esposa tomando café: hoy no soy una agradable compañía. Si lo fui algún día. Me siento perdido. Gracias... (de nada).

lunes, 26 de septiembre de 2016

Pueblos de leyenda.

"Respeto a las personas, siempre. Buenismo idiota, nunca". Javier Sábada, en Las Provincias.

Ser del pueblo de Patricia es muchísimo más importante que ser del pueblo de Kristel. Y ya me explico: para ser del pueblo de Patricia hay que ser del pueblo de Patricia, sin embargo, para ser del pueblo de Kristel basta con vivir en el pueblo de Kristel. Lo tengo escrito: muerto Eugenio, somos más pobres que siempre. Joder, dona, Eugenio, la sabiduría encuadernada en piel de la mejor calidad.

En el pueblo de Patricia todos son más políticos que los políticos de la oposición. Siempre y cuando en la solapa lleven la pegatina que los identifique si del gobierno o de la oposición. Según me cuentan mis informadoras, el secretario municipal es antipolítico y le cuesta reconocer quién es el alcalde y quién el líder de la oposición. En el pueblo de Patricia es legitima la política, y sin embargo, no hay políticos que sepan que la profesión peor valorada por los ciudadanos en tiempos indignación social, precisamente es la política. Más que políticos que aspiran solucionar las necesidades de los más desfavorecidos, en el pueblo de Patricia los políticos aspiran a convertirse en accionistas SA. Y como el pueblo de Patricia cientos de miles en este país. Para los accionistas SA amigos de Rajoy siempre es agosto: la mano de obra barata y sin derechos laborales. Por eso, y otros ultrajes, no es de extrañar que en este país haya quien se decida por Ian para presidir el próximo gobierno. Gracias... (de nada).

domingo, 25 de septiembre de 2016

Ver para creer.

La estupidez de vestirse de largo cuando el vestido no llega a los pies. 

De tanto ir al hospital y ofrecerme el cargo de gerente, pienso seriamente que mañana, porque mañana vuelvo al hospital y no de urgencia, diré si al cargo de gerente de hospital. En los años altos seré lo que nunca imaginé: alto cargo del Estado; si lo es gerente de hospital privatizado. Mal asunto que un cargo influya en el modo de comportarse una persona. El cargo imprime carácter o no, lo que no imprime un cargo, porque entonces sería un milagro y no un cargo, es capacidad de resolver los problemas, ni cura el apetito desordenado por figurar tan extendido en el mundillo de los cargos del Estado.

Vale que tengo experiencia en que me lleven de urgencia al hospital y citado previo y esperar turno por los pasillos, pero de ahí a gestionar un hospital... no sé. "Manolete, Manolete, si no sabes torear, pa que te metes". (La alcaldesa de Alicante cuando era alcaldesa de Alicante). Menos políticos incompetentes, y menos soberbia en la administración. Menos cargos del Estado descuidados con sus obligaciones.

¿Alguien sabe de qué va el silencio administrativo? ¿Alguien sabe hasta dónde llega la obcecación que aspira a que todo siga igual? ¿Alguien sabe el porqué de este desgobierno? Voy con la última pregunta: ¿Alguien sabe qué mosca les pica a los amores que defraudan y se sienten defraudados? Este país no hay hilandero que lo hile. Lo dice uno que mañana dirá no al cargo de gerente de hospital. (El problema no es saber si me quieres, el problema es que sabes que te he dejado de querer). "Quiero que hagas el amor y no la guerra: ya sé que lo has oído antes". John Lennon. Gracias... (de nada).

Alejandra Pizarnik.

La enamorada.

Ante la lúgubre manía de vivir
esta recóndita humorada de vivir
te arrastra, Alejandra, no lo niegues.

Hoy te miraste en el espejo
y te fuiste triste, estabas sola
y la luz rugía, el aire cantaba
pero tu amado no volvió.

Enviarás mensajes, sonreirás,
tremolarás tus manos, así volverá
tu amado tan amado.

Oyes la demente sirena que lo robó
el barco con barbas de espuma
donde murieron las risas,
recuerdas el último abrazo,
oh, nada de angustias,
ríe en el pañuelo, llora a carcajadas,
pero cierra las puertas de tu rostro
para que no digan luego
que aquella mujer enamorada fuiste tú.

Te remuerden los días,
te culpan las noches,
te duele la vida tanto, tanto,
desesperada, ¿adónde vas?
desesperada, ¡nada más!.

Alejandra Pizarnik, poetisa, falleció el 25 de septiembre de 1972.

sábado, 24 de septiembre de 2016

"Quien la hace que pague".

Es inútil dejar de quererte. 
Ya no puedo vivir sin tu amor. 
No me digas que voy a perderte. 
No me quieras matar corazón. Corazón, corazón, no me quieras matar, corazón. Pedro Vargas.

Ayer por la mañana al mercado y por la tarde al correfur. Cuando una esposa y dos hijas y un nieto, ay, te puedes dar por vencido. En otro tiempo y en otro lugar las cosas eran muy diferentes. Los viernes y los sábados los dedicaba a los amigos. No tenía amigas y el día lo juntaba con la noche. Eran tiempos sin decepciones. Al paso de los años aparecieron las amigas, y con ellas las decepciones, y se fueron los amigos. Si algo muere algo nace. Qué infausta mi vida de ahora. Si me echara en una hamaca y me diera por pensar, quizá me tiraba al monte. Necesito tiempo para cuidar mi credibilidad. Acabo un día y empiezo otro sin haber resuelto el rompecabezas que de soslayo me plantea la noche anterior. Esto es un caos. A mí una amiga me dura lo que me dura un tren en la estación de Valencia: apenas la saboreo en la distancia. Si una amiga estuviera pendiente de mí, si una amiga me soñara... No puedo mentirme: una amiga que estuviera pendiente de mí y además me soñara más que una amiga sería una quimera. De lo contrario, estaría en el manicomio o en la cárcel. En el manicomio nos tratan bien y somos más o menos felices; en la cárcel no sé. Pero eso sí, cuando salen a declarar sus tropelías ante un juez se las ve muy desmejoradas... ¿No les darán de comer o será remordimiento? Va a ser remordimiento. Como dicen los políticos: "Quien la hace que pague". Gracias... (de nada).

viernes, 23 de septiembre de 2016

Vota Ian.

Ayer estuve con Ian en un pueblo más grande que el de Patricia pero más pequeño que el de Kristel. ¿Y saben qué? Ian se afilió a un partido político. Esa verdad de Perogrullo no caerá por su propio peso. Me explico, o intentaré explicarme porque este caso trae cola. Ocurrió más o menos así:

Ian me llevaba cogido de la mano en dirección a un parque donde íbamos a pasar la tarde, y al cambiar de acera, como él no mira si vienen camiones miro yo, en un descuido hizo una llave inglesa, me tiró al suelo y puso pies en polvorosa, después se coló en un local con carteles pegados en la pared y, como si estuviera en su casa, en un verbo se hizo dueño del local. Se acercó a una señora que estaba detrás de la pantalla de un ordenador, la levantó de la silla y "pucha" y "mu mal", "mu mal", "mu mal", "mu mal" y "baixa" y "senta" y dale al zapateo encima de la mesa como un caballo desbocado acompasado con gritos diabólicos. Siempre, y si digo siempre digo hoy, más de cuatro o seis palabras y esos diabólicos gritos no le sacas. Intenté calmarlo: "por el amor de Dios Ian, razona, baja de la mesa que esta señora llamará al 091 y por la madre que te parió que no te conozco". Que si quieres arroz Catalina. Ian es Ian. De repente, y no sé de dónde, apareció un señor y me dijo que Ian tenía futuro en política: "grita y no se entiende lo que dice". Y que si en diciembre hay elecciones, y se lo presto, iría de número uno en todas las listas al Congreso de los Diputados. De señoría ejercería de portavoz ejecutivo hasta que se soltara a insultar, mentir y chantajear, que entonces ya se vería: presidente del Banco Mundial, o... "Mire usted" -me dijo con la cara de se lo juro por Dios-: "Será el próximo presidente de gobierno. Se lo prometo y no miento. Yo no soy esa". De vuelta a casa, Patricia me preguntó cómo se había comportado Ian, y le dije "mu bien", "mu bien". Patricia no lo entendería, no es como esa de la caja "B" que en la "A" no me queda y la cara como los discos de Bárcenas antes de que tropezaran y se hicieran añicos. Vale decir, que en las elecciones vota por compromiso. (Seguiría cantando más verdades de Perogrullo, pero es viernes y llego tarde al mercado). Gracias... (de nada).

Pablo Neruda.

Amor.

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
y más.

Pablo Neruda, poeta, falleció el 23 de septiembre de 1973.

Al-Mutanabbi.

Sátira (fragmento del poema "Kafur").

Tenía por cierto, antes de conocer a este eunuco,
que las cabezas eran asiento de la inteligencia,
si bien al contemplar su entendimiento
comprendí que la inteligencia está toda en los cojones.

Gentes hay que han desvariado por sus ídolos,
pero por un pellejo de vino, pues la verdad, no.
Aquellos son silenciosos, pero éste habla,
si lo sacudes bien, suelta cuescos o farfulla.

Cuando el alma de alguien ignora su valía,
otro se encarga de ver por él lo que él no ve.

Al-Mutanabbi, poeta, falleció el 23 de septiembre de 965.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Sin nada dentro de mí.

De tanto querer y no poder,
de tanto que pude y no hice,
de tanto de todo y nada,
me daría cabezazos hasta quedar empotrado
en el inicio de otra vida.

Las cosas ocurren y oponerse a ellas,
lo mismo que ignorarlas,
es descorazonador.

Me siento incapaz de vencer a la muerte y torear la vida.
Me destruiré -o me despedazarán-,
al recordar de pronto que no soy yo.
Ni otro más antiguo.

Antes de mí,
otros derramaron mi sangre.

Yehuda Amichai.

En este valle.

En este valle, formado por muchas aguas
en incontables años para que la brisa ligera
pueda atravesarlo hoy y refrescar mi frente,
pienso en ti. De las colinas escucho
voces de hombres y máquinas derrumbando y construyendo.

Y hay amores que no pueden
moverse de un lado a otro.
Deben morir en su lugar y su tiempo
como un mueble ruinoso
destruido junto a la casa que lo alberga.

Pero este valle es una esperanza
de comenzar de nuevo sin tener primero que morir
de amar sin olvidar el otro amor,
o ser como la brisa
que ahora lo atraviesa
sin pertenecerle.

Yehuda Amichai, poeta, falleció el 22 de septiembre de 2000.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Palabras de duelo.

Hoy, me apetece celebrar una buena noticia en mi impagable soledad. No soy persona de celebrar las victorias, uno no entiende las contiendas, y si ganar o perder qué importa, y más cuando lo que estaba en juego era la caducidad de alguna. Importan los que sufren. Las familias que se enfrentan y superan cada día la amenaza bandolera: ¿la bolsa o la vida? Eso sí importa, porque de cualquier manera sería la muerte al no poder comer hoy y mañana. Importan los que tienen sed de justicia: ¿pago la luz o doy de comer a mis hijos? Por dar de comer a sus hijos, un padre, justificaría lo injustificable; incluyo la Ley de Talión. Importan, claro que importan los trabajadores explotados por los amigos empresarios de Rajoy que sonrojan al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Culpables los políticos indecentes. 

Hoy, al cerrar el capítulo del atropello laboral de ayer soy más feliz, y mañana, y después de mañana, y al día siguiente. Todos los días del porvenir serán de belleza ideal. Tengo fundadas sospechas que la caducidad de alguna propiciará que los miserables validados por Víctor Hugo volverán a sus miserias y nada ni nadie alterará mi psique y podré volver a escribir el día que me gusta vivir. Escribir me salva de caer en la tentación de situar a Les Seniaes en el Reino de los Cielos. Con el perdón. Pido sinceras disculpas por sacar a pasear palabras de duelo. Gracias... (de nada).

martes, 20 de septiembre de 2016

Trama sin enredo.

Para Joseph Göbbels, "una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad". Va a ser que no.

Un suceso delictivo me aqueja desde hace tiempo, y me duele particularmente porque entra de lleno en un extravagante conflicto con una mujer que quiero. El caso comenzó con un descuido administrativo que a la vez destapó una trama intencionada que menoscababa los derechos laborales de un miembro de mi familia. La familia, y los hijos primero. La familia. Algo había qué hacer y lo hice. A esta altura del comentario conviene decir no tengo claro que fuera un descuido y no una estrategia para, como canta Eddie Dee, "quítate tú pa ponerme yo". Pero eso importa a quien importa.

Mujer: tu futuro inmediato lo escribió quien mal te quiere y sembró de cizaña tu caminar. Él era nada y tú prometías: te utilizó y tu vanidad le siguió el juego. Era cuestión de tiempo que te vieras envuelta en horrores de un pasado reciente con los que nada tenías que ver. Tu pecado, omisión del deber, que no es asunto menor, y no darte cuenta que, a pesar de los pesares, solo yo actuaba a tu favor. Lástima. El correr del tiempo descubrió que quien te manipuló interesadamente estaba siendo manipulado por una mujer orquesta sin talento ni instrumentos que trataba de matar dos pájaros de un tiro. Tengo pruebas. Sin embargo, ayer me entero que el suceso adquiere medio carácter soberbio. Vale pues, hasta el rabo todo es toro. Se acabaron las contemplaciones, una jornada laboral suficiente para decidir tu suerte de banderillas: tic, tac, tic. Y fin de la historia. Y fin del idilio. Gracias... (de nada).

Saint-John Perse.

El libro.

Y qué queja entonces en boca del lar, una noche
de largas lluvias en marcha hacia la ciudad, removía
en tu corazón el oscuro nacimiento del lenguaje:
"De un luminoso exilio -y más lejano ya que la rodante tempestad,
-¿cómo guardar las vías, ¡oh Señor!, que me habíais entregado?
"¿Solo me dejarás esta confusión de la noche,
después de haberme, en un tan largo día, nutrido con la sal de tu soledad,
"testigo de tus silencios, de tu sombra y de tus grandes gritos?

-Así te quejabas, en la confusión de la noche.
Pero bajo la oscura ventana, ante el lienzo de muro frontero,
cuando no podías resucitar el esplendor perdido,
abriendo el libro,
paseabas un desgastado dedo por sobre las profecías,
y luego, fija la mirada en el espacio, esperabas el instante de la partida,
el levantarse del gran viento que te desellaría de un golpe,
como un tifón, partiendo las nubes ante la espera de tus ojos.

Saint-John Perse, poeta, falleció el 20 de septiembre de 1975.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Justicia poética.

“La poesía es un modo de ajustar cuentas con la realidad”. Luís García Montero.

Rita Barberá, en tren hacia Madrid, se bajó en marcha y regresó a Valencia, de donde no debería haber partido sin los deberes hechos. El Supremo la investiga por blanqueo de dinero. Será o no. Aparecerán otras corruptelas o no. La justicia tarda, llega o no llega, pero si llega llega y no acepta disculpas de no lo sabía, acabo de llegar o las culpas de otros son y no mías. La justicia no es el cartero que llama a tu puerta y abres o no. La justicia si no abres tu puerta, ella la abre y entra hasta la cocina. Nombro a Rita Barberá por ser la penúltima investigada por un delito de corrupción en Valencia. La tierra de las flores, de la luz y del amor. No nos merecemos tanta belleza natural.

Mujer: recapacita, aún estás a tiempo de volver a la verdad. Aprende de tus horrores y muestra gratitud al hado que te da otra oportunidad (quizá la ultima de tu carrera). Abre tus ojos de mirada clara y elije ver. Aparte tu dedo del sol porque hoy luce para ti. Mañana tu Dios... Mañana, recuerda, el día que hace años viste la luz del sol por vez primera... Feliz cumpleaños. Eres demasiado joven para morir de éxito, haz caso al poeta y deja que sea la poesía la que ajuste cuentas con la realidad y no la ley y su justicia. Poco o nada has hecho para evitar el dilema, ni siquiera ser optimista. Has permitido que te manipulen ¿? "Mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos. Hasta entonces, acepta mi ayuda en recuerdo de la boda de mi hija". Michael Corleone en el Padrino II. Mi sentimiento de amistad hacia ti y tu familia no ha caducado. Tú decides. Gracias... (de nada).

domingo, 18 de septiembre de 2016

No te enamores de otro.

Al lector se le llenaron de pronto los ojos de lágrimas,
y una voz cariñosa le susurró al oído:
-¿Por qué lloras si todo
en ese libro es de mentira?
Y él respondió:
-Lo sé
Pero lo que yo siento es de verdad.

Autor: Ángel González.

Anoche estuve paseando por tu cuerpo desnudo hasta que me perdí. ¿Qué te cuesta encender una luz sobre tu cuerpo? Si me perdiera, solo en tu cuerpo me perdería; si morir también. Mujer, si me lees, no te enamores de otro.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Los recuerdos son de los vivos.

"A dónde fue tu orgullo, a dónde está el coraje, porque hoy que estás vencida mendigas caridad, ya ves que no es lo mismo amar que ser amada hoy que estás acabada, qué lástima me das". Pedro Infante.

Hoy el calor me dejó salir a pasear con Ian y Patricia por Les Seniaes. El paraíso donde todo comenzó. El milagro de la creación donde solo se juntan las vidas paralelas y las verdades no se ignoran entre sí. Patricia estaba y no: asuntos laborales la tienen obnubilada y no la esperé. De vuelta a casa, tomé café y leí los diarios. Otras veces un titular me sirve para escribir el día, pero hoy, al ver a Patricia de aquella manera, me dolió donde duele a un padre una hija que sufre una tropelía sin igual y tuve que leer hasta los titulares de deportes: no creí que llegaría a caer tan bajo. Y de soslayo los titulares de anuncios por palabras. Nunca leí en un diario los anuncios por palabras pero un titular y una esperanza. De buena fe creí que me podía dar un capricho de amor y leí el anuncio de pe a pa asumiendo las consecuencias. El anuncio resultó ser un timo con todas las de la ley. Nadie da duros a cuatro pesetas.

Porque un sábado de fieles difuntos es apenas sin honrar a los muertos, pasé página y aparecieron las esquelas. He de confesar que sabía que después de los anuncios por palabras en los diarios aparecen las esquelas. Ninguna sorpresa: todos los muertos estaban allí salvo los vivos que están muertos y no lo saben... Otra ranchera para Pedro Infante. Los muertos vivos en el Senado o en el cementerio. Hago constar que no pienso en Rita. Lo dejo por hoy que pierdo el tren a Valencia. (Los recuerdos son de los vivos, sin los cuales, los muertos dejan de existir). Gracias... (de nada).

Tomás de Iriarte.

El sombrerero.

A los pies de un devoto franciscano
se postró un penitente. -Diga, hermano:
¿qué oficio tiene? -Padre, sombrerero.
-¿Y qué estado? -Soltero.
-¿Y cuál es su pecado dominante?
-Visitar una moza. -¿Con frecuencia?
-Padre mío, bastante.
-¿Cada mes? -Mucho más. -¿Cada semana?
-Aún más-. ¡Ya!. ¿Cotidiana?
-Hago dos mil propósitos sinceros,
pero. -Explíquese, hermano, claramente:
¿dos veces cada día? -Justamente.
-¿Pues cuándo diablos hace los sombreros?

Tomás de Iriarte, poeta, falleció el 17 de septiembre de 1791.

viernes, 16 de septiembre de 2016

A montó.

Ian y Kristel a lo suyo: -¿Cuánto quieres a la tia? -A montó. Y yo a lo mío: Me gusta el verano, pero más la primavera. Será que lo que tenga que ser, ni verano ni primavera, otoño. También vale, porque al fin podré volver con Ian y Patricia a pasear a Les Seniaes que tanto deseo. Aquel calor que se masticaba en agosto por demás asfixiante será materia del pasado. El pasado no me interesa. Soy más de vivir el día según amanece. Me gusta leer libros o si me apetece escribir escribo y entremedias tomar café en mi impagable soledad. Y de cuando en vez a visitar a Kristel en su casa de Valencia. Ciudad hermosa Valencia, y si fuera más pequeña, ay. Valencia es una ciudad realmente hermosa pero grande. Kristel me comenta que en el jardín de sus sueños hay malas yerbas que convendría arrancar de raíz... Esas malas yerbas son pesadillas. Kristel me necesita y dos semanas es demasiado tiempo si hablamos de amor. Siempre tan ocupada, apenas tiene tiempo para mis besos, aunque busca y encuentra un hueco entre sus asuntos inaplazables. Nos necesitamos. Un padre apoya a su hija, eso es natural, y una hija se deja querer y quiere. El problema no es el olvido. En los años altos el problema es la distancia y esa maldita carretera cada vez más estrecha y menos fiable. Nos une el amor de siempre. Uno llega hasta donde alcanza su mirada y en adelante que entre un mar por donde quiera. Se me va la vida. Disculpen, se nos va la vida... No la dejemos escapar sin disfrutarla a fondo. Cuantas menos disculpas mejor que bien. No es cierto que hayamos venido a este mundo a sufrir. Gracias... (de nada).

jueves, 15 de septiembre de 2016

Sueños derrotados.

   "Usted aprende y usa lo aprendido para volverse lentamente sabio para saber que al fin el mundo es esto, en su mejor momento una nostalgia, en su peor momento un desamparo, y siempre, siempre un lío. Entonces usted muere". Mario Banedetti.

Calló el muro de Berlín y con él la guerra fría entre el llamado bloque Occidental (occidental-capitalista) liderado por Estados Unidos, y el bloque del Este (oriental-comunista) liderado por la Unión Soviética. Y fue entonces cuando aparecieron mercenarios de fortuna sustituyendo lo malo por lo peor que malo. Y sin darnos cuenta fuimos coexistiendo de tal manera hasta tropezar en los mismos horrores de antes rebautizando el muro de Berlín por alambradas con cuchillas y la guerra fría por terrorismo extremo. Ni un poeta. Familias, amigos y vecinos enfrentados con otras siglas y otras miserias. Sin darnos cuenta se nos olvidó volver a la paz. Es de urgente necesidad humana aplicar el sentido común sin más crisis de liderazgos para hacer lo que más conviene a todos y todas respetando la diversidad. La opinión que pone el criterio de verdad en su eficacia y los valores en defensa de la vida. Gracias... (de nada).

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Pobre patria mía.

No es saludable creer todo lo que se lee, sea propaganda de centros comerciales, revistas, periódicos, o creaciones literarias de escritores sin talento. Sin talento no hay personaje creíble. Al menos para el lector inteligente. Hablo por mí: ni yo mismo me fío de lo que escribo, a veces me lío de tal manera que no sé cuándo acaba el personaje real que me inspira y empieza el personaje de ficción. Intento escribir algo interesante que interese a quien me lee; es difícil escribir cada día algo interesante que interese: si escribo sobre la realidad que vivo miento o se lo dedico a Rajoy. Casi todas las desgracias que escribo las suscribe Rajoy. Rajoy es culpable de la mayoría de las miserias que escribo. De las propias, a nadie interesan. Todos y todas tenemos miserias que cantar: cada cual las suyas y va que arde. Escribiría al amor sin cumplejos si fuera de mucho mentir. Si escribo al amor no miento y eso perjudica seriamente mi salud mental. La política para mí también es un sentimiento herido. La política de todos los políticos irresponsables en sus obligaciones. Los políticos pintan líneas rojas entre sí: ¿dónde pintan sus líneas rojas? Nombro PSOE porque la "ROSA", la "O" y la "E" las siento mías, no tanto la "p" y la "s": una de sus líneas rojas, y hablo de corrupción, es la apertura de "juicio oral" por un magistrado para verse obligado un cargo público a dimitir y sí, pero no... una mano tapa otra. De lo peor que tienen los políticos es que tiran a matar y no les importa si tiene nombre la víctima o le apetece morir. Vergüenza les debería dar. Después leo la prensa y cada día encuentro las mismas atrocidades con distinto nombre. O una nueva familia que perdió la esperanza de comer hoy y mañana. Ni harto de cazalla hubiera creído que aquello que vieron mis ojos en un contenedor de basura era un padre de familia. Urge dignificar la vida, poner en valor los valores humanos y volver a la verdad. Si un periodista parlamentario se olvidara por un día de los políticos y escuchara a las personas de escaso juicio en un Centro de Salud Mental, esta pobre patria mía se salvaría. Sé lo que digo, y no lo sé de oídas. Gracias.  

martes, 13 de septiembre de 2016

Deshaciendo engaños.

Hoy traigo a de soslayo una pregunta: ¿en el amor y en la guerra vale todo? La sabiduría popular dice sí como sentencia definitiva. La guerra, si es lo más parecido a la mili, la pasé en el manicomio: nada que opinar. Y eso que siempre se salvan los poderosos y mueren los desfavorecidos, entonces va a ser que no. Y en el amor rotundamenta no. En el amor no vale todo a no ser que sea ese amor maltratador que no contempla el no como respuesta; que la justicia obre en consecuencia. Si un maltratador llama a tu puerta, por más amor que te haya clavado en el corazón di no. En cualquier circunstancia di no. Y di sí a la Guardia Civil. Por una sociedad libre de Violencia de Género. 016, teléfono de Maltrato a la Mujer.

De cuando en vez, en los asuntos que nos ocupan diariamente, conviene tomar una pausa y sin prisas, bajar de las nubes y echarse en cara las verdades y las mentiras. Y valen todas como lamentos, lloros, o rabietas infantiles, pero no valen los decorados: como cada cual lo entienda a riesgo de equivocarse. Qué bueno es equivocarse y aprender de los horrores. Las apariencias engañan, y no conviene dejarse embaucar por profesionales del engaño.

No a la guerra, no. Y sí al amor sin ataduras, sin promesas por cumplir, sin correveidiles defensores del amor a su manera. No hay maneras que valgan: el amor es bendito y si al menos no queda probada su poesía es amistad de bajo consumo, y cuanto más bajo consumo mejor que la electricidad está por las nubes y el cesto de las decepciones desbordado. Quien diga lo contrario miente. (En los años altos no se validan frases hechas, sean "copia y pega" del Calendario Zaragozano o del horóscopo). No se fíen, hay mucho profesional del engaño con intenciones malévolas. Lo cantó Cabral: "Solamente lo barato se compra con el dinero: pobrecito mi patrón piensa que el pobre soy yo. Gracias. Sean muy felices.

Justo Sierra.

Funeral Bucólico.

Su esfera de cristal la luna apaga
en la pálida niebla de la aurora
y la brisa del mar fresca y sonora
entre los pinos de la costa vaga.

Aquí murió de amor en hora aciaga
mirtilo, y bala su rebaño; llora
la primavera y le tributa flora
rústico incienso cuyo olor embriaga.

Allí la pira está; doliente y grave
danza emprenden en torno los pastores
coronados de cipo y de verbena;

la selva plañe con murmurio suave
y yace de mirtilo entre las flores
oliendo a mil aún la dulce avena.

Justo Sierra, poeta, falleció el 13 de septiembre de 1912.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Mancuerda.

¿Y qué dice, mujer, tu corazón que fue mi grumete y timonel?
Orientando tu mirada hacia el horizonte,
contra vientos, mareas y tempestades
con las velas siempre izadas por el mástil del amor.
Entonces el tiempo pasaba rápido,
como una bandada de delfines
sorteando los escollos de corales.
No supe evitar el descalabro al transitado desastre al que empujabas.
Pero he sobrevivido a la magia de tu sonrisa que alimentaba mi corazón.
Hoy escribo intentando anudar palabras para conjurar una cita
para que puedas volver a la mujer sencilla que conocí,
a la circunstancia de aquel tiempo y la memoria.
Si aún me quieres como yo a ti.
Mujer, nada es lo mismo sin ti.
Aún escucho los gemidos que brillaron un día sobre nuestros corazones.
Ahora navego sin rumbo bajo las estrellas y no sé qué será de ti ni de mí.
Te echo de menos mientras oigo tu voz a la deriva.
¿Y qué dices, mujer, acerca de tu voz a la deriba?

Te llamo con el hilo de voz que aún me queda para decirte que la trama que sustentaban tus mentiras se ha desecho.
Seguiré navegando con tu recuerdo adónde el viento de levante me lleve.
Amarrada al timón que fue tuyo y al dolor que me infligió tu engaño.

Eugenio Montale.

Dolor de vivir.

Frecuentemente hallé el dolor: vivir
era el riochuelo estertoroso, agónico;
la llama retorciéndose en la pira;
el cabello en la ruta, inútil, roto.

Placer no conocí. Solo el milagro
que obra la divina indiferencia:
la estatua erguida entre la somnolencia
tórrida, con la nube y el milano.

Eugenio Montale, poeta, falleció el 12 de septiembre de 1981.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Decisión creativa.

Un domingo de ir a misa lo voy a dedicar a la reflexión. Uno tiene que pensar en su futuro y en el de su familia. Me hago más viejo y con los años aparecen otras dudas mayores. A veces creo que si la María me abandonara volvería a las malas compañías del Serrat. Mi santa madre me decía: "cuídate mucho, Juanito, de las malas compañías". Solo Ian y una dama con su propia poesía. Hoy solo estaré para mí. Se acerca el día de conocer una decisión ya tomada que cambiará de soslayo mi vida. Las decisiones siempre tienen su mejor opción, se trata de saber elegir (a veces la suerte influye). La próxima semana, uno de sus días por confirmar, me trae una noticia atrasada. Los asuntos conviene llevarlos al día para evitar males mayores. Alguien imagino soporta un despiadado asedio. La noticia si no es una decisión creativa no vale. Y si no vale no vale. Entonces, y solo entonces, seré yo quien tome otra decisión, y no puede ser creativa. Será una decisión retroactiva conforme a ley. "A la ley y al testimonio. Si no hablan conforme a esta palabra es porque no hay para ellos amanecer". Versos paralelos. Isaías 8:20. Lo dejo, cada palabra que escribo me hace daño. En un domingo dedicado a la reflexión no caben los amores inconclusos que dedican su tiempo a vituperar. Disculpen que saque a pasear el tercio flaco de mí.

Concepción de Estevarena.

Siempre igual.

Si algo existe en el mundo que me halague,
es mi mundo ideal;
más va el transcurrir de cada día
apagando su hermosa claridad.

Esclava de la vida, apenas puede
mi mente ni aún soñar,
que para dar la muerte a cada sueño
hay una realidad.

Concepción de Estevarena, poetisa, falleció el 11 de septiembre de 1876.

sábado, 10 de septiembre de 2016

El dueño de mi silencio.

La vecina chismosa hoy barriendo la acera me asegura convencida que se le quebró el amor (la lengua no). Le dije que me acompañase a Les Seniaes y respirara el olor que expele el azahar y el jazmín, que llenara los pulmones de aire fresco para que la sangre riegue su cabeza, (más que el amor se le quebró la cabeza). Su imaginación ha dicho no, y en el pueblo de Patricia apenas hay chismes que cantar si no son de audiencia eclesiástica. Cada cual con sus miserias internas.

De cuando en vez me las ingenio para salir de casa indemne, y, dueño de mi silencio, intento acallar la lengua de los miserables validada por Víctor Hugo pero no. Quiero encontrar los conceptos más allá de las palabras de sus miserias y me encuentro con que más allá de sus miserias hay más miserias... son sus propias palabras los miserables. No aprenden los miserables, a pesar de saber como saben que el dueño de mi silencio soy yo.

Como la cuerda que salta de una guitarra demasiado usada, fatigada, la palabra que es el lazo que me une a lo que más quiero -mi instrumento, mi escudo, mi arma, mi entusiasmo-, me abandona, se regaza en la marcha que sincronizadamente simultanea con mi pensamiento y me confunde y pierdo el juicio, pero las ideas siguen fluyendo de manera constante de mi mente sin cobrar sentido al no encontrar el soporte necesario: daría lo que no tengo para que mi mente rota volviera a reconstruir sus pedazos y ser de nuevo aquella mente psíquicamente consciente capaz de escribir al amor y la santa poesía y no tanto a las míseras palabras de los miserables.

Me apasiona escribir, y hasta que el poeta Ángel González me convoque y me ofrezca en sacrificio, a pesar de los chismes y las miserias en secreta confesión, seguiré escribiendo. Sean felices y gracias.

Ugo Foscolo.

Los sepulcros.

¡Del ciprés a la sombra, en rica urna
bañada por el llanto, es menos duro
el sueño de la muerte!. Cuando yazga
yo de la tumba en el helado seno,
y no contemple más del sol la lumbre
dorar las mieses, fecundar la tierra,
y de yerbas cubrirla y de animales,
y cuando bellas, de ilusión henchidas
no pasen ya mis fugitivas horas,
ni dulce amigo tu cantar escuche,
que en armonía lúgubre resuena;
ni en mi pecho el amor, ni arda en mi mente
el puro aliento de las sacras musas.
¿Bastará a consolarme yerto mármol
que mis huesos distinga entre infinitos
que en la tierra y el mar siembra la muerte?

Ugo Foscolo, poeta, falleció el 10 de septiembre de 1827.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Incredulidad febril.

Inevitable la pregunta: ¿alguien sabe por qué se llega a querer y se de deja querer y se llega al olvido de la noche a la mañana como quien va al camposanto y entierra al amigo con lente de objetivo? Respeto al amor, al pensar y al sentir diferente. Desprecio y mala correspondencia. Vendedores y compradores de amor al cuánto tienes tanto vales y etcétera. Corruptores de sentimientos, viven de las apariencias. Desangrada la fe y sin esperanza, el tiempo que tarde en aparecer el enterrador que está enterrando el último idilio y baje los cuerpos y suba la cuerda. Me bajo aquí, estoy agotado y me tiro al monte con mi ideología, y mis principios y mis besos y mis caricias al encuentro del amor: a tu encuentro, amor. Una pregunta lleva a otra: ¿cómo se explica el amor sin poesía? En este enredo anda uno metido un viernes de fiar sin ironía antes de romper con quien no se respeta a sí misma ni respeta... Esa gota de descaro ha desbordado las mejores expectativas que tenía depositadas en ti. Quedan confirmadas las dudas y el peor de los presagios: muerta dona y muerto Eugenio asoma la melancolía que nace del desamor, y llega para quedarse. Disculpen la incredulidad febril. Gracias y sean muy felices.

Stéphane Mallarmé.

Angustia.

Hoy no vengo a vencer tu cuerpo, oh bestia llena
de todos los pecados de un pueblo que te ama,
ni a alzar tormentas tristes en tu impura melena
bajo el tedio incurable que mi labio derrama.

Pido a tu lecho el sueño sin sueños ni tormentos
con que duermes después de tu engaño, extenuada,
tras el telón ignoto de los remordimientos,
tú que, más que los muertos, sabes lo que es la nada.

Porque el vicio, royendo mi majestad innata,
con su esterilidad como a ti me ha marcado;
pero mientras tu seno sin compasión recata

un corazón que nada turba, yo huyo, deshecho,
pálido, por el lúgubre sudario obsesionado,
¡con terror de morir cuando voy solo al lecho!.

Stéphane Mallarmé, poeta, falleció el 9 de septiembre de 1898.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Yo a ti.

Merecerte,
retornar a la verdad,
escucharte entre sollozos,
y sin darte cuenta ser tu propia esperanza.

Merecerte,
sentirte y mirarte,
asomarte por dentro,
y desenmascarada quererte.

Merecerte ardiente y llena de pasión. O escuchar el lloro de las plañideras en tu propio funeral.

Domingo Rivero.

Yo, a mi cuerpo.

¿Por qué no te he de amar, cuerpo en que vivo?
¿Por qué con humildad no he de quererte,
si en ti fui niño, y joven, y en ti arribo,
viejo, a las tristes playas de la muerte?

Tu pecho ha sollozado compasivo
por mí, en los rudos golpes de mi suerte;
ha jadeado con mi sed, y altivo
con mi ambición latió cuando era fuerte.

Y hoy te rindes al fin, pobre materia,
extenuada de angustia y de miseria.
¿Por qué no te he de amar? ¿Qué seré el día

que tú dejes de ser? ¡Profundo arcano!.
Solo sé que en tus hombros hice mía
mi cruz, mi parte en el dolor humano.

Domingo Rivero, poeta, falleció el 8 de septiembre de 1929.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Día de los milagros.

Hoy, he decidido, porque sí, celebrar el día de los milagros en facebook y ser otra persona guay; quiero conocerme y también que me reconozcan por la calle, y cambiar de oficio, el de ahora no me convence, sea el que sea; a partir de hoy seré santa, héroe, poeta, cantante de tangos tristes, ¡Alto!. Decidido: Seré cantante de tangos tristes y me llamaré Carlos Gardel. ¡Mátame camión!.

"Nada hay tan difícil como conocerse a sí mismo". Tales de Mileto. No es por llevar la contraria a Tales de Mileno, filósofo y matemático, en la intención de explicar el conocimiento que cada cual tiene de sí mismo por medio de la evidencia observable, pero es más difícil sobrevivir a sí mismo.

Un paripé ideado para las ocasiones me obliga a escribir. Desde luego yo con poco me arreglo; no digo que la sociedad a la que pertenezco está escasa de sucesos extraordinarios que me inspiren, "ailos", y si no me queda el horóscopo que siempre me clava el día, digo, o quiero decir, que una mosca volando ya me vale para escribir que es un avión impulsado con energía nuclear y no una mosca cojonera. ¡Qué o quién me obliga a escribir barbaridades!. Lo mío raya la locura (y lo tuyo el homenaje póstumo).

Me niego, he elegido el día de los milagros sin valorar las consecuencias que conlleva ser otra persona guay, seré yo mismo hasta que un día se deje querer, se mastica el calor: no me atrevo a ir a facebook, además, quiero que otra amiga ida también pueda elegir el milagro que mejor combine con su color de piel. Hay que joderse, tanto criticar el mes agosto y resulta ser que septiembre nos sorprende con días insoportables de calor. Los meteorólogos hablan de récord histórico... A veces dudo si enchufar el aire acondicionado o comer y hoy no tengo duda: aire acondicionado. Si no como hoy comeré mañana. A la fuerza ahorcan. Duele la melancolía. No hablo de amor, sino de política y un prevalimiento criminal. De la omisión como primer elemento de un delito. ¡Duele la melancolía y duele el amor y no tengo más que decir!. Con el perdón.

martes, 6 de septiembre de 2016

El sueldo de las señorias.

A una señora indignada un periodista le pregunta en la calle: "¿Sabe usted por qué los políticos no se ponen de acuerdo para formar gobierno? Y le contesta: "Quíteles el sueldo y en una semana tendremos gobierno". Reflexionando (entre tu risa y tu inapelable mirada de soslayo. Gracias por asomarte) sobre la contestación de la señora, he llegado a la conclusión que tiene razón y motivos para estar indignada le sobran. Las señorías no se ponen de acuerdo en formar gobierno no por virtudes democráticas, sino por vilezas salariales. Un día, a no mucho tardar, volverán las señorías a echar sus cuentas salariales y quiera Dios y María que les salgan más o menos para formar gobierno. Si logran pactar sus sueldos el gobierno es cosa hecha, a falta de un presidente y una vicepresidenta, o viceversa, pero que ya eso son temas a tratar en amena tertulia. En adelante solo España y los españoles desvelarán a las señorías. Y a los españoles, como siempre, España y llegar a fin de mes. Como se puede apreciar, a las señorías y a los españoles solo les preocupa el sueldo. Y no llevar las urnas a Cataluña.

Si alguien opina diferente que lo diga, y si sabe la solución que no se calle. Que por dinero no sea, pero urge abaratar la política. A menos dinero menos señorías, y menos de todo para lo mismo (por respeto a mis canas, ruego que nadie ponga en mi boca palabras que no dije, aunque las piense). De seguir los mismos candidatos, y las mismas señorías, y los mismos asesores, y los mismos etcéteras que ya son demasiados, incluidos otros amigos y otras amigas: "Houston, tenemos un problema". Sean felices.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Amigo, y si digo amigo digo amiga.

Lo de Rajoy y Soria ayer: "De profesión: amigo", me hace pensar que sí, vale ser amigo de tus amigos, y que yo, de ser tan estupendo como Rajoy, me gustaría tener un millón de amigos como Roberto Carlos. Para esa egolatría, Ángel González, pregunta: ¿Qué sería tu nombre sin ti? Un amigo solo se quiere a sí mismo y luego pasa lo que pasa. Ni Rajoy y Soria y Wert juntos, que ya es decir.

Un amigo es la persona con la que se mantiene "una relación de amistad" y no "una relación criminal".

La RAE, porque "una relación criminal" suena fuerte y debe aclararse, considera "crimen": Delito grave. Acción indebida o reprensible. Acción voluntaria de matar o herir gravemente a alguien. El cuento llega al caso porque mi esposa solo considera crimen la tercera acepción, para ella las otras son descuidos susceptibles de perdón. Sin embargo, robar, que es adonde quiero ir, es crimen, porque es delito grave, y si a robar añades "dolo": Voluntad maliciosa de engañar a alguien, de causar un daño o de incumplir una obligación contraída, es crimen con alevosía y premeditación. Hago hincapié que vengo de la RAE, no de un bar con una copa de más. Esa clase de crímenes están penados por la justicia cuanto menos con el olvido que no encuentra camino. ¡Qué amigo, qué amigo, y qué cantar asechanzas en facebook!. ¿Cuándo fue que las frases de Paulo Coelho dejaron de inspirar en facebook?

¿Alguien sabe si un amigo es para siempre? Un amor ya sé que no, pero un amigo es más, y a pesar de estar probado un hecho criminal el adiós a un "amigo" es motivo de crítica en facebook. La vida se va y un amigo va y viene. Es información contrastada que más allá de Ian se encuentra el abismo de Rajoy. Ser amigo para las ocasiones no interesa, quien diga lo contrario es un trepa que aspira a la santidad o a la Moncloa. Y esto no da para más: Lamento comunicar a quien me quiera de amigo que he decidido desconectar del desconcierto. En los años altos se va la tontería de los amigos para siempre, por más que quien me conoce sabe que nunca dejaré de querer a quien me quiso. (Gracias por la cortesía).

domingo, 4 de septiembre de 2016

De profesión: Amigo.

Ayer no estuve y hoy, al leer los diarios, no estoy seguro de haber vuelto. Este país no es el que soñé.

Al parecer Rajoy "colocó" a su amigo José Manuel Soria (ese libro que cualquier muerto llevaría a una isla desierta en medio de un mar), justo al acabar la segunda votación para su investidura que volvió a perder, de director ejecutivo del Banco Mundial con un salario "base" de 226.000 Euros al año libres de impuestos. 226.000 Euros en 2.015, en 2.016 más, o mucho más, pero no menos.

Vale que ser amigo de tus amigos es estupendo, lo que ya no es tan estupendo es que Rajoy coloque a sus amigos en puestos de relevancia mundial mientras está de prestado en la presidencia de gobierno (de no estar de prestado igual de mal). Mal y peor, pero no me apetece investigar: me duele la cabeza a morir. Y bueno, porque no tendrá que dimitir por mentir al aparecer su firma en empresas con negocios en paraísos fiscales: el Banco Mundial es el mejor negocio y no merece la pena ser emprendedor si se es director ejecutivo del propio banco. José Manuel Soria tuvo que dimitir de ministro en el gobierno de Rajoy porque España será lo que sea pero no es un paraíso fiscal. Supuestamente.

Qué indigna la clase dirigente de este país que dejó de meter la pata en asuntos de Estado para meter directamente la mano en el Erario y colocar a los amigos y amigas en puestos de libre designación con salarios que ofende la inconsciencia de los trabajadores y trabajadoras. A los asalariados de este país no les alcanza el dinero para pagar el sustento básico familiar. Y para llegar a colmo, las izquierdas no se ponen de acuerdo con la izquierda ni las derechas con la derecha. Ni entremedias. (Cuanto menos, siempre les quedarán puertas giratorias en empresas eléctricas, de telefonía, o de vaya usted a saber).

sábado, 3 de septiembre de 2016

De vuelta al paro.

No sé si alguien, pero yo, me he dado cuenta que en los años altos pocas cosas importan de no ser los sentimientos de amor... Amor del bueno. Ian aprendió a decir "amoto" y quiere una moto. Pero yo para qué quiero una moto, ¿para estrellarme en la primera curva? Yo quiero a Ian... Y digo que pocas cosas importan en los años altos si hablamos de amor y rectifico para decir que ninguna. Ian, inocente bebé. (En septiembre de vuelta al paro).

Un sentimiento de amor demostrable: ilegal sin papeles o legal con papeles. El amor es lego en todo lo que no tiene que ver con sus intereses. El amor como sentimiento no entiende de amores comunes. El amor es exclusivo. Si grandes amores (tan escasos, por demás) son humanos. Para mí lo que no sean amores humanos o amores exclusivos me importan nada. Estoy para ir al carajo de promesas de amor incumplidas, de besos que no se dan, de los te quiero ausentes, de esos y aquella que viven a costa del amor aparente (chantaje emocional de la peor ralea), y de las amigas del alma con trato indecente. 

De seguir utilizando el amor bastardo para extorsionar al amor sentimental seremos más pobres de lo que somos; incluso más si los amigos empresarios de Rajoy siguen desarrollando los derechos de los trabajadores. (En agosto de vuelta al paro).

Rosa Wernicke.

Cuando me miro no me veo.

Cuando me miro no veo
lo que ven los otro de mí,
la seriedad no tiene arrugas.

Hay en mi abdomen un nido de víboras
lo que el otro mira son mis límites
las membranas que me acunan.

No se pueden describir las mentiras
ni las certezas
somos fragmentos insuficientes
luces pequeñas como hormigueros en un campo.

Si al menos pudiéramos vernos
prescindiendo del reflejo,
si confiscáramos la belleza del lenguaje
para hablar,
no dependeríamos de la biblioteca
ni de los besos que nuestro padre nos dio
a través de la piel del vientre de mamá
cuando éramos hoyuelos,
impotencias.

Por eso miro al resto cuando camino o cuando viajo,
tal vez en ellos está
la fórmula para encogerme
y encender el fósforo de lo propio.

Rosa Wernicke, poetisa, falleció el 3 de septiembre.

viernes, 2 de septiembre de 2016

La mujer más bella que soñé.

Una amiga me habla de soñar un sueño que tuvo y no entiendo. ¿Soñar un sueño que tuvo quiere decir volver a soñar el mismo sueño? Lo único malo que tiene una amiga es ser mujer. Se la puede querer, y la quiero, pero soy incapaz de entenderla, y sé de fijo, que si intentara entenderla o comprenderla si no es lo mismo sencillamente daría en loco.

Soñar, dormir, o solo soñar. Soy soñador obstinado, sueño más que duermo. Sueño lo que me interesa para escribir... (A falta de musa vale soñar). Si digo sueño lo que me interesa para escribir es porque puedo decidir lo que sueño antes de acostarme. Ejemplo: si se me antoja soñar que soy Gloria Bendita, solo apoyar la cabeza sobre la almohada y sueño con la Gloria y soy Bendita. Decidir qué puedo soñar no es de ahora, es de siempre, y no se me ocurre sacar a pasear este don, porque no me cabe la menor duda de que es un don, y sobrenatural que es más, para no dar de qué hablar; ni siquiera se lo comenté a la dama que no me deja ir... Esta noche, por decir, al acostarme y decidir qué soñaba, se me ocurrió acercarme a una amiga que vive allende su discreta belleza, a la vez que saldar, porque a México no le temo, su invitación a tequila y chile; además de un taco de riquísimo guacamole, y un pico de gallo con chicharrón, y la salsa molcajeteada con carne asada que no falte, así soñé que era una nube y cruzaba el Océano Atlántico, pero al llegar a Bahía de Campeche me perdí y rompí a llorar. "Los sueños sueños son". Lo dijo el poeta y un poeta nunca se equivoca. 

A una amiga que su Dios le decretó para vivir lo más parecido al infierno le prometo, aquí y ahora, que lo volveré a intentar. Flor de María: una amiga que nunca imaginé soñar; la mujer más bella por dentro (y me asegura que también por fuera) de entre todas las mujeres. Te quiero.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Menos mal que existe el bien.

En el peor de los escenarios posibles, en confrontación directa con la verdad, mi esposa me pregunta: "¿y qué quieres que haga? Lo cierto es que la investidura de Rajoy me tiene atarantado. Cariño, solo se me ocurre que mañana en el mercado preguntes por el puesto de las disculpas para las decisiones ya tomadas. La vecina chismosa me dijo que las hay de todos lo colores y condición; no son caras, valen lo mismo para un roto que para un descosido. Hay una, que la vecina chismosa compra cada viernes para salir de sus sempiternas meteduras de pata, que convence con una sonrisa: ni te ruborizas. Es la más socorrida. La disculpa va acompañada del Santo Silencio para después del acto de conciliación. 

En fin, porque sabes que no hablo de mi esposa sino de ti: decir te quise, decir te quiero. Volverán las mariposas a volar libres en primavera, pero los besos que no se dieron no volverán jamas. "El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error". Pablo Neruda.