miércoles, 24 de mayo de 2017

Malnutrición infantil.

"Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud, el bienestar y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios". Artículo 25.1. Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La pobreza infantil en España es una emergencia social que los políticos ignoran o no saben qué hacer para evitarla o sus asuntos partidistas y sus corruptelas que son crímenes les ocupa el tiempo que les pagamos para hacer lo que hacen: robarnos. Y ahora, por si fuera poca miseria, la evidencia se nos escapa de la realidad: fuentes fidedignas nos confirman que la pobreza infantil a pasado de pobreza social a pobreza sanitaria. Malnutrición infantil

Mi generación se crió con verdaderas necesidades, eran otros tiempos difíciles y vivíamos en los pueblos y gracias al campo, la labranza, la ganadería, y trabajar de luz a luz salimos adelante. Ahora los pueblos están deshabitados y en las grandes ciudades no hay contenedores suficientes de basura para alimentar a tanta familia sin cobertura social. No sé si me explico: Kristel me lo confirma cada día de regreso a casa en el autobús. Valencia es una gran ciudad y no hay campo, ni labranza, ni ganadería, ni posibilidad de trabajar. Hasta Rajoy lo vería si saliera del plasma. 

Somos conscientes que en nuestra sociedad hay un clamor que exige justicia... Son demasiadas las familias que han entregado sus sueños y devuelto sus viviendas a los usureros... Hay familias que viven en la calle mientras nuestros políticos toman café en la terraza de un bar. Y ji, y ja. Lo que importa es tener un gimnasio para mantenerse en forma porque de celebraciones tienen las barrigas llenas. Mucho celebran los políticos, tanto como los enamorados frente a un mar. Falta nos haría saber los motivos. Los políticos viven en la prosperidad y mientras no tengan problemas para llegar a fin de mes, o con sus dueños para poder ocupar un puesto de salida en "las listas" (¿qué listas? no dejará de haber padres y madres rebuscando comida en los contenedores para dar de comer a sus hijos. País quebrado por la corrupción. Más que preocuparse por firmar decretos y aprobar nuevas leyes, bien haría el gobierno en ocuparse de respetar las ya existentes. Gracias.

martes, 23 de mayo de 2017

A Ian le duele la barriga.

A Ian le duele la barriga y Patricia me confirma que es un virus. Patricia sabe mucho. Después me explicó que fue la médica quien se lo dijo y le recetó un jarabe para los dolores de barriga. No cabe duda: Patricia sabe mucho, y yo más, y digo que si a Ian le duele la barriga no es un virus ni nada que se le parezca. Si yo fuera ministra de sanidad, a la médica del pueblo de Patricia le cambiaba el oficio de médica por el de enterradora y en su puesto, de no tener recambio, y no lo tienen como tampoco lo tuvieron para Eugenio, colgaría una bata blanca en un perchero. Y desde luego que seguiríamos yendo por urgencias al hospital, una bata blanca colgada en un perchero es lo que tenemos ahora en esencia pero adorna más, y ahorraríamos el dinero de los jarabes. Eso que ganaríamos. Más sería poco si me diera por "largar" de la médica del pueblo de Patricia, pero yo no soy de esas, y ya hay montones de esas. No miento si digo que es peor que un dolor de muelas. Y más digo: acabaré siendo el único paciente vivo que tenga, la mayoría ha muerto o cambiado de médica en algún dispensario médico con una médica normal.

Un practicante del pueblo de Patricia ahora jubilado me dijo que la médica padecía mal de amores. Le creí, y sigue valiendo su opinión para hoy después de tantos años. Tiene mal de amores y de seguir en ese plan de prescribir un dolor de barriga desde la puerta y no se amontonen que pase el siguiente y si no hay nadie voy a almorzar que me muero de hambre dará en loco de atar. Probe. ¿No habrá un roto en este mundo que la quiera? ¿Y cómo es posible que pudiendo ser normal no lo sea? Lo de esta médica aún no está escrito, y para más y peor, cuando voy por las recetas del mes me pregunta por mi salud. Miedo me da. Si creen que hay cosas inexplicables esta es una.

-¿Vienes por las recetas?
-Sí.
-¿Y no te duele nada?
-Dígamelo usted que es la médica.
-¿Estás enfermo?
-No sé.
-¿Y qué sabes?
-Que no tengo wifi en casa.
-Maleducado.

Me cuesta reconocer que acertó a la primera. Vale como paradoja la fábula del burro que tocó la flauta. Gracias.

lunes, 22 de mayo de 2017

Palabras de amor de eternidad.

Abro la ventana y las mariposas que vuelan libres en primavera traen palabras sueltas y no sé qué decir... Se agitan como alas de mariposas y se dejan caer suavemente sobre el alféizar de mi ventana... Tal vez sean palabras de un poeta enamorado que en un descuido dejó descubierta su alma y las mariposas... Es primavera. Un poeta sufre mal de amores como los hombres corrientes. El amor es un invento humano y creo que solo un poeta sabe qué hacer con palabras de poeta. O no. Los sentimientos son exclusivos. Palabras de poeta. Un verso a punto de nacer no nace.
 
Palabras de poeta. Yo quiero hablar con ellas para pedirles que me den tiempo, que no se vayan. Nunca palabras tan bellas estuvieron cerca de mí. Diría que me saludan como un pretexto en voz baja. Palabras tibias de amor. Palabras encriptadas de un verso se reconocen conmovedoras en su gracia, inteligentes, cautivadoras: saben que son bellas y a la vez, nada tan destructivo como las palabras de poeta sin texto de sentimiento.

Me quedo en un silencio sepulcral con las palabras más bellas. Me quedo maldiciendo las palabras de poeta que el azahar dispuso que las mariposas que vuelan libres en primavera dejaran caer suavemente sobre el alféizar de mi ventana... ¡Qué quieren de mí!. Torpe, me declaro torpe e incapaz de componer un verso con palabras de poeta. 

Ojalá y que María, la Magdalena, quiera que sean palabras de amor de eternidad. Y me salve. Gracias.

domingo, 21 de mayo de 2017

Maldita sea la conciencia tranquila.

Gane quien hoy gane las primarias del PSOE mañana es probable que no haya PSOE. El PSOE ya no es la solución ni es el problema. El problema sin solución es la corrupción y ha venido para quedarse. Pobre PSOE mío, en nada se diferencia a los demás. Conducta impropia. Demasiado el hartazgo de la ciudadanía hacia los políticos de profesión.

Maldita sea la conciencia tranquila a la que aspira la clase dirigente preservando su virtud más allá de la inocencia. Y duermen a pierna suelta sin el insomnio de antes que se dedicaran a mendigar por las calles un voto. ¿Qué tendrá de bueno la política? Su virginal criterio, su graciosa majestuosidad o su prescindir de todo por los demás. Lo cierto que son lo que nunca fueron y es por ello que, en aras de la presunción de inocencia, han cometido las más hirientes por calladas infames fechorías. Todo lo que tenga que ver con la afrenta pública. Sin darnos cuenta o sí, el asunto es que la historia se nos ha llenado de políticos corruptos y de benefactores empresarios amigos de Rajoy y sus aprendices que no sé si estamos muertos o vivos o si merece la pena vivir de no estar muertos para mantener a tanto corrupto.

La conciencia tranquila como otros conceptos de honorable tratamiento hace años que fue secuestrada por quienes se declaran con nuestro voto defensores del pueblo. Harto de ver como dilucidan de manera siniestra sus cometidos que son objetivos apasionados para llenar sus bolsillos en el Erario y cometer crímenes y disimular culpas y justificar abusos y exculpar atropellos y festejar vilezas y denigrar decoros. Cada quien tiene opinión, pero no es opinión, son hechos, y tengo pruebas. Cuanto menos que no duerman en la opulencia mientras les llega la hora de sentarse en el banquillo de los acusados. Ojalá y el remordimiento les engulla la paz del alma. No existe un presunto corrupto que no apele a la maldita conciencia tranquila. Por cierto, las moscas se cazan mejor con miel que con vinagre. Ténganse miedo. Gracias.

sábado, 20 de mayo de 2017

Importa el amor.

La vida no se mide por los asuntos inaplazables que nos hacen ser importantes de fachada en acciones discutibles, sino en momentos de amor compartido. El tiempo y la distancia hace frágil el amor y fuerte el olvido. Sea capricho de niña malcriada o cerrazón, recuerda que solo cuenta el amor cuando amamos. Todo lo tuyo es en sentido figurado.

Jamás conocí una mujer abatida en su promesa que se dejara llevar por su arrogancia antes de declarar su amor. ¿A quién importa una promesa rota por la presión que ejerce la colindancia? ¿Qué importa la colindancia si hablamos de amor? Sí claro, a los políticos, pero hablo de gente normal.

Fue una torpeza cambiar tus caderas de acera y vivir el éxito desde el olvido. Si morir de amor ya no se lleva morir de éxito para la gente normal nunca estuvo de moda. ¿O ya no eres normal porque te has pasado a la política de andar por casa? Pues y ojalá que te vaya bonito. Insisto, a nadie importa una promesa rota por las circunstancias, importa el amor, sino para amar para ser santa poesía y vivir en todos los corazones. Importa el amor. Gracias.