domingo, 25 de junio de 2017

San Ian.

Ayer mi esposa puso sus mejores galas...

-¿Y qué celebramos?
-San Juan.
-¿San Juan el santo o Sor Juan el rey emérito?
-Ian, pareces... (disculpen, horario infantil). Ian es Juan.
-¿Ian no es Ian sino Juan?
-Ian es Juan y Juan es Ian, nombre de origen bretón, la Bretaña francesa. Ian es Juan.
-Creí que Ian era nombre de origen Celta.
-Ian es de origen Celta. Léxico bretón. Lengua celta britania de la antigua Britania, la Gran Bretaña de antes, el Reino Unido de ahora y lo que Dios quiera después del Brexit. ¿Comprendes?
-Madre del Amor Hermoso, qué carácter. Tranquila mujer, no lo sabía.

El saber no ocupa lugar, desde luego si se tiene hueco para guardar la información. Y para que sea efectivo, el hueco necesariamente tiene que estar en el cerebro y no en la entrepierna donde se guarda la prepotencia, la ignorancia, la obstinación, los prejuicios, la oscuridad y el machismo que precede a la tempestad. De pequeño el maestro me decía que tenía serrín en la cabeza, cuando fui mayor y tuve uso de razón, a fuerza de voluntad, fui vaciando el serrín de la cabeza al tiempo que la dividía en parcelas para no mezclar alegrías con tristezas y así poco a poco fui guardando en las parcelas la información como poder, consejos para obrar ante cualquier circunstancia, experiencias que llegaron a ser amores; lo que me iba sucediendo en la vida y creí que merecía la pena retener. Todo tiene su aquel y a pesar de haber guardado alguna decepción mereció la pena. Uno va viviendo y aprendiendo hasta que llega el examen final. Y aprobaré el examen que pondrá a prueba mi capacidad mental. Y seguiré reaccionando ante la saña, las injusticias y los desprecios de uno y otra y el desinterés enfermizo de quien lo puede evitar y no sabe no contesta (no doblarás mi renuencia) con la palabra escrita. Disculpen por sacar a pasear un hecho delictivo que me toca de cerca. Quienes me regalaron la vida me amaron y quienes me mantienen vivo aún más. Va para ellos: la familia, y los niños primero, por Ian en el día de su santo. Ian o Juan, lo que diga mi esposa. ¡Señor, sí señora!. Importa quien es, el nombre es lo de menos. Por Ian, un cielo de bebé. Gracias.

sábado, 24 de junio de 2017

"Empobrecimiento de la pobreza".

Cáritas denuncia un "empobrecimiento de la pobreza": el 70% de hogares sigue en crisis.

"Los hogares en los que menos se está percibiendo la recuperación económica son precisamente aquellos que más sufrieron los efectos de la crisis, es decir, hemos empobrecido la pobreza".
"Los hogares que menos están percibiendo los efectos del nuevo ciclo económico son aquellos que más sufrieron los efectos de la crisis".
"Las mejoras se notan en los hogares que más posibilidades tienen" mientras los pobres "parecen invisibilizados". 
"Uno de cada cinco españoles está en riesgo de pobreza pese a la recuperación económica".
"España es el tercer país en pobreza infantil de la Unión Europea". 
"Somos una sociedad que ha bajado los brazos, que ha perdido tensión en la lucha contra la pobreza".

Sebastián Mora, secretario general de Cáritas Español, durante la presentación del informe "Desprotección Social y Estrategias Familiares" de la Fundación FOESSA. Cáritas.

"Los pobres y excluidos no están en el debate público" denuncia el secretario general de Cáritas. Si bien, Sebastián Mora ha precisado que no quieren ser pesimistas, sino hacer un llamamiento a la esperanza porque consideran que si hay voluntad política, se puede cambiar esta situación. EFE.

Duele la realidad que nos toca vivir. La verdad. Duele leer informes de Cáritas y a Sebastián Mora hacer un llamado a la esperanza en base a la voluntad política. Voluntad política. El señor Mora ya no está entre nosotros, en España, ni en la Tierra, quiero decir. Estará en el cielo y le llamarán San Sebastián Mora de Cáritas.

Y mientras, España vuelve a registrar más muertes que nacimientos. De seguir en este plan de extrema pobreza sin viejos a quien escuchar, ¡uf!, y bebés a quien cantar nanas, ¡ay!, debiéramos cambiar las costumbres y no enterrar a los muertos, por ejemplo meterlos en la nevera, eso sí, que no voten, que los viejos son de votar al PP. Y respecto a la natalidad, volver a los 2.500 euros de Zapatero por cada hijo hasta que la muerte nos separe que la vida está muy cara y el Carrefur no fía. Hoy, sábado de fieles solo los difuntos, gritaré y lloraré en casa, en Les Seniaes me moriría de un golpe de calor y mi familia no se puede permitir que yo me muera, como mínimo, hasta que sea contrastada la salida de la crisis por una auditoría contable ajena a los intereses espurios del PP. Mi familia y yo no nos fiamos de Rajoy. "La crisis ya es historia". "¡Viva el vino!". Lo dicho. Gracias.

viernes, 23 de junio de 2017

La zanahoria de Montoro.

En el país sin dinero para dar de comer al hambriento no todo está perdido, aún hay esperanza si llegamos a 2019 y nos gustan las zanahorias (las zanahorias son buenas para la vista. Ojo, no pierdan de vista a Montoro). Tenemos un ministro de Hacienda que no nos lo merecemos. Sí. Montoro, el ministro de la amnistía fiscal, rebajará el IRPF si Dios quiere y la oposición lo permite a final de legislatura a los trabajadores que trabajen. Para que Montoro, el ministro de la amnistía fiscal, beneficie a los votantes, eso persigue, beneficiar a los votantes para que vuelvan a votar al PP, hay que trabajar porque el impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un impuesto personal y directo que grava la renta obtenida en un año. Lo malo, que no todos los votantes trabajan, y lo bueno, que cada vez son más los que creen que Rajoy estaría mejor en Santa Pola de registrador de la propiedad. ¿Qué? Qué vergüenza de ministro y qué falta de respeto pretender comprar la voluntad de los votantes que trabajan con una zanahoria en diferido.

Los trabajadores que no trabajan y no tienen siquiera una zanahoria para dar de comer a su familia, ay, la familia, y los niños primero, es cosa encomendada a la ministra Báñez y a la Virgen del Rocío, por cierto, hace tiempo que no sé nada de Báñez... Andandará. Tal vez esté en un monasterio de clausura amasando mantecadas y rosquillas. Para crear puestos de trabajo digo no, pero para hacer mantecadas y rosquillas no digo no, digo tal vez. Uy, con el perdón, me cuentan que si hubiera leído el de soslayo de ayer sabría que Báñez y la Virgen del Rocío andan gestionando un crédito para pagar la "extra" a los jubilados y pensionistas. ¡Qué carácter!. Un descuido lo tiene cualquiera. Gracias.

jueves, 22 de junio de 2017

La "extra", la ITV, el PP y yo qué sé.

Como esos coches de última generación que si se funde un fusible se paran en la carretera y a esperar que llegue la grúa y a rezar si se paran en la autopista (y la ITV sin pasar. Tengo cita previa pedida y confirmada, pues hasta que llegue el día no soy persona. Me mata pasar la ITV todos los años, cada año sube la cuerda y baja el ataúd), a mí se me estropeó el ordenador y vivo de prestado. Con la "extra" de invierno compré un ordenador de última generación y fue una maravilla hasta que dejó de ser, ahora ni enciende. Me veo con la "extra" de verano comprar otro ordenador. Un ordenador no puede durar seis meses, a no ser que tenga razón Patricia (cómo duele que otros tengan razón y yo no) al decir que un ordenador de última generación en mis manos seis meses es demasiado durar.

Fátima Báñez, acompañada de la Virgen del Rocío, ante la situación estresante que vivimos jubilados y pensionistas confirmó ayer que tenemos garantizada la "extra" de verano. Dicen que pedirán un crédito y solucionado el problema hasta la "extra" de invierno que ya se verá. Si el crédito lo avala la Virgen del Rocío o Fátima Báñez me es indiferente mientras me paguen la "extra". Mal anda el país cuando tienen que pedir un crédito para pagar la "extra" a jubilados y pensionistas. Mal anda el país, la patria, el estado, el estado federal, la nación, la nación de naciones o lo que sea si no es lo mismo cuando tienen que pedir un crédito para pagar la "extra" a jubilados y pensionistas. Vamos a peor.

Después cantar La Internacional y poner fin al congreso del PSOE, en vista del éxito obtenido, me fío entremedias de Pedro Sánchez y menos de Pablo Iglesias y mucho menos de Mariano Rajoy y res de ese señor de Ciudadanos que no me viene su nombre a la cabeza. Yo, como el PP, cuando no me interesa recordar no recuerdo solo confío en las personas. Yo, como el PP, y Javier Arenas y Rodrigo Rato y Ángel Acebes y Jaime Mayor Oreja que cada día somos más tenemos memoria selectiva (no sé, no recuerdo, no me consta) y el disco tan destartalado que no pasaría la ITV. Joder, dona, la ITV. El ordenador ni mencionarlo. Me duraban más las amigas. Dios, mío. Gracias.

miércoles, 21 de junio de 2017

Indiferencia.

A primera vista no engaño, soy lo que cada cual quiera ver en mí. Después de conocerme mejor no miento. Confieso que en los años altos de mi vida no es fácil llegar a conocerme mejor porque no soy agradable al trato: hubo rotos en mi vida que llegaron a ser grandes decepciones. No engaño y no miento, pero tampoco soy persona de decir siempre la verdad: me avergüenza que la mayoría de mi vecindad viva peor que yo. E infinitamente peor que la clase dirigente de este país sin patria ni bandera. La culpa de los votantes no de España. Y a pesar de todo...

Ayer le escribí un correo interno a una persona que no conozco y no recibí respuesta. La persona era una mujer y el tema es lo de menos, lo de más no recibir respuesta. Persistiría en la intención de lograr mis intereses, pero si no me contesta entiendo que mis intereses no son los suyos. Lo cierto es que puedo vivir con un no porque solo me interesa un sí: yo nunca pierdo la esperanza, otra cosa es la indiferencia, el olvido que no encuentra camino. Lo peor del amor es cuando pasa pero algo queda. Pues mire usted, algo queda, pero no es tanto. Y el olvido encontró otro camino. Si algo me puede echar en cara es la nostalgia. Todo lo demás, incluida la indiferencia, corre de su cuenta.

Hoy traigo a de soslayo la indiferencia como uno de los mayores desprecios. En los años altos uno a pasado tantas veces desapercibido por la vida que me he acostumbrado y no me afecta demasiado. Solo lamento que seamos así, que nos comportemos así, que no demos las explicaciones que justifiquen lo injustificable: la indiferencia. A no ser, y lo digo con la cara de ir a misa los domingos, que los asuntos inaplazables se hayan hecho dueños del correo interno y entonces no sería indiferencia sería un problema mayor: Vivir sin haber sentido. Todos somos culpables, unos más que otros, pero culpables al fin. Mañana amanecerá otro día feliz: María, la Magdalena, me ha señalado. Gracias.

martes, 20 de junio de 2017

Un tango miente.

Un tango miente. No hay que mostrar tedio al nuevo día: es un regalo. Si Dios, el anotador o la Carmen bella de cada cual es cosa de cada quien. Lo peor del pasado la nostalgia, lo peor del futuro el porvenir: la enfermedad, la soledad mal llevada. Vivir hoy y disfrutar las cosas bellas de la vida. Qué pasado y qué futuro. Hoy, vivir hoy. Y si es menester propiciar cambios y llegar a acuerdos de vida sana. Aún es primavera y las mariposas vuelan libres. Inanición, dormir, amodorrarse es perder tiempo, soñar es otra cosa, es lo más parecido a vivir la realidad que a veces nos hace dudar si es vida sin perder la esperanza de ver amanecer mañana. ¿Qué sabes tú de la vida? ¿Qué saben los demás de ti?

El certificado de vida es el documento que acredita que una persona está viva: vamos de mal a peor, un juez o lo que sea te mira sin verte y da fe de que estás vivo. Lo digo con la cara más triste de los entierros: no diría lo mismo de mí la dama que no me deja ir. Qué poco sabemos de la vida. Qué poco sabemos de nosotros mismos. Qué sabe nadie.

Cada día escribo el día que me gusta vivir entre otras razones para conocerme mejor, y sí, sin saber de cierto quién soy, quiero ser mejor ahora que sé que soy feliz. Y de salud bien, gracias. Quien va por la vida cantando miserias no ama siquiera a quien lo ama... Y yo más. Los viejos somos mucho de y yo más, como los políticos pero al revés: y tú más. Siempre lo digo y no me canso, hay quien es feliz y no lo sabe. Mayor tristeza imposible. Doy fe que escribo sin contrastar la verdad desde mi impagable soledad. Estoy vivo y soy feliz rodeado de la gente que me quiere y quiero. ¿Quién da más? Pues hay quien da menos. Hay vivos que llevan años cultivando las flores del cementerio. A quien nada le falta nadie le extraña. Ahora bien, hay más culpables que inocentes, como hay quien espera tu fracaso.

Bajo un manto de azahar en Les Seniaes hago un llamado somnoliento a los que no tienen techo, a los repudiados, a los que siempre pierden para que sean fuertes un día más, y otro y otro y, cuando llegue el día, como Él, resucitar por amor. Escaso de fe, yo resucito en el día que escribo, y hoy me encarno en gota de agua mansa como dona, ay. Soy lluvia fina, el orbayu que no moja pero cala. Y mañana María, la Magdalena, que siempre me acompaña dirá. El que quiere, no el que puede. Recuerden. Y no pasen de soslayo ante el dolor de la colindancia. Para el dolor de uno vale un analgésico, un suspiro y nada más. No existe un tango que cante la verdad. Gracias.

lunes, 19 de junio de 2017

Ni una musa me salva.

Un día me apetece escribir y escribo, y otro día no me apetece escribir, y también escribo. Eso no es malo, malo es que me apetezca escribir y escriba en un día mil. Y la cabeza a punto de estallar. Escribo el día me que gusta vivir y a veces una estupidez me inspira un día; un día es un día no mil. Cuando escribo mil días en un día nada me inspira, entonces me ataranto y dejo que mis dedos aporreen el teclado y siempre aparece en la pantalla de mi ordenador un corrupto. En este país escaso de casi todo solo hay corruptos. Yo antes escribía al amor y la santa poesía y era feliz, ahora, comprometido con la realidad que nos toca vivir escribo en un día mil y soy apenas nada: infeliz a todas luces. Un corrupto mete la pata delantera en el erario, no mete la pata trasera. Y la conciencia tranquila.

Si hablo de corrupción un día es igual a otro desde que gobierna Rajoy. La realidad es un mal presagio corroborado. Así es imposible escribir un verso, una historia de amor, solo corrupción. ¿Alguien sabe si existe un político honrado en este país? Quizás en un pueblo lejano una alcaldesa... Una conserje venida a menos. Una conserje despreciada, injuriada. Una conserje quizá me salve. (Y te salve). Escritor prolífico escaso de imaginación no invento corruptos ni corruptelas, pero no se van de mi cabeza. No es de extrañar si en un descuido alguien entra en de soslayo y me lee no vuelva. Moriré sin que nadie me quiera. Sin amigas, ya nombro a las amigas de mi esposa como si fueran mías.

Siempre estaré en deuda con Eugenio. Sabio, era capaz de contar las historias más tristes como una lección de vida. Sin Eugenio no digo que se haya ido la esperanza, pero casi. Atarantado escribo mil días en uno sin que nada bueno me inspire. Y la cabeza me estalla. Vivir en este país es comenzar a morir de tristeza, pobreza y enfermedad mental. Es así desde que gobierna Rajoy. Y sus amigos los grandes empresarios y sus lacayos campan a sus anchas con el Estatuto de los Trabajadores en la mano y los Convenios Colectivos metidos en un cajón. Hay que joderse: se creen intocables y no lo son. Todo lo que me contaba Eugenio ya lo sabía, lo que no sabía era que iba a vivir esta tragedia como él la vivió hace más de una vida. Si una amiga ida volviera y quisiera... Ni una musa me salva. Gracias.

domingo, 18 de junio de 2017

Tú no eres tú.

Si alguien me dijera que le pusiera cara y nombre a una persona sabia, admirable por su entrega desinteresada, su estar pegado a los desfavorecidos, su humanidad sin dejar pasar de soslayo el pedacito de cielo que Dios nos presta entre los naranjos de Les Seniaes, diría Eugenio. Muerto Eugenio y sin recambio: Eugenio elevado a los altares. 

Mujer: Qué pena que todo acabe sin haber sentido, presentido, conocido. Y qué pena que no hayas aprendido nada.

Tú conociste a Eugenio, le llamabas Tío Eugenio: No has aprendido nada. Tu desinterés por las cosas de palacio no van despacio, simplemente no van. Me cuentan que de enterarse Montoro, ay. Suerte tienes que a Montoro le sobra con no enterarse de lo suyo. Tú no eres tú, te lo dije a la cara, ¿recuerdas? No lo eres aunque no lo reconozcas. No. Llevo más de dos años siguiendo tu caminar, transitando el recorrido de tus quehaceres y ni de lejos eres tú. Tú no eres tú. La mujer que ven mis ojos no eres tú, dime: ¿qué escondes detrás de tu mirada? Triste de morir no tienes un ambiente alegre que cantar ni unos ojos de mirada clara para confiar. Has perdido la escasa credibilidad que tenías. Actitud pusilánime, te disfrazas con harapos para que no te reconozcan, te escondes, no das la cara. ¿Qué ha sido de ti? Mientes y siquiera engañas. El éxito que proclaman tus aduladoras será tu perdición. Y, para llegar a colmo, no deja de ser ironía que solo se enteran que lloras cuando te ven llorar. Gracias.

sábado, 17 de junio de 2017

Yo, muerto.

Ella lo sabe, claro que lo sabe, y también lo sabe más gente, se podría decir que es el secreto peor guardado. Desde hace tiempo, no sabría ponerle fecha, o simplemente diré desde que murió Eugenio apenas salgo de casa y cuando salgo la gente no me ve, ni me mira de soslayo: qué le vamos a hacer, la gente sabe quien soy pero no me ve. Traigo a de soslayo el chisme de vecindad porque anoche mi esposa me dijo que una ilustre persona del pueblo de Patricia le preguntó que si había muerto. Yo, muerto (y mi esposa viuda). Si muerto, mi cadáver aún no está enterrado.

En el pueblo de Patricia no viven gentes ilustres. Un empleo de elevada responsabilidad no da abolengo a la persona que lo ostenta sin contrato de permanencia. Por mi parte, puedo decir que nadie muere sin que doblen las campanas por él desde el campanario aunque esté pasado de moda ir misa. Hay modas o tradiciones que no se pierden, y la de tocar el badajo desde el campanario es una, de todas la más prosaica en el pueblo de Patricia.

Lamento no ser persona de agradable trato. Yo no soy descortés ni niego el saludo y siempre doy las gracias (no se merecen). El caso es que soy viejo y me acuesto cuando los jóvenes se levantan y me levanto cuando los jóvenes se acuestan. Para los entremediaros que tienen esa edad que en el ascensor nunca se sabe si suben o bajan, frente al ordenador y dueño de mi teclado, como un comandante que suspende el vuelo sin dar explicaciones. ¿Será el motor, será el amor, será, será? Y Mercedes Sosa canta: "No permanecer y transcurrir no es perdurar, no es existir ni honrar la vida". (Para quien acepta halagos todo acaba antes. Viene oportuno al chisme de vecindad). Gracias.

viernes, 16 de junio de 2017

39 Congreso Federal del PSOE (el estriptis que se avecina).

Una amiga de mi esposa me dice que escriba de política y que deje a los corruptos en paz. A los corruptos los dejaré en paz cuando el origen de sus corruptelas no esté en la política y dejen de robar y devuelvan el dinero y cogidos de la mano los metan en prisión. Entonces dejaré de escribir de corrupción y volveré a escribir al amor y la santa poesía. Pero una amiga de mi esposa me dice que escriba de política y qué le vamos a hacer... Mientras unas y otros andan detrás de un candidato sin currículo corrupto, yo me apeo en Les Seniaes de mis derrotas en busca de la esperanza. Ya amanecerá un día feliz. Disculpen: Democráticamente somos el resultado de nuestras negligencias ciudadanas.

A horas que de comienzo el 39 Congreso Federal del PSOE anda Pedro Sánchez comprando voluntades. Al parecer las cosas no están claras y Patxi López formará parte de la nueva ejecutiva y un extremeño arrepentido cuyo nombre no me viene a la cabeza anda en ello. Directamente yo le aconsejaría comprar la voluntad de Susana Díaz, qué pena de mujer. Suenan tambores de guerra: así no se gana el PSOE ni se construye un país. Y menos se echa a Rajoy del Palacio de la Moncloa. Preocupado anda uno a la espera de lo que ocurra en el 39 Congreso Federal del PSOE. Aún quedan militantes ilusionados a la espera que éste sea un congreso ético en el cual Susana Díaz se pliegue al poder de la mayoría. Ganará Pedro Sánchez, pero no cerrará las heridas o coserá el parido. Hay que joderse, ahora nadie dijo lo de coser el partido: pues que siga descosido, total, Rajoy no tiene prisa y se le ve bien de salud. (Que la salud no le falte). Ojalá ellos y ellas delegados del PSOE que son la suma de sus propias irresponsabilidades quieran dejar sus miseria a un lado y se ciñan al criterio de la mayoría y con Pedro Sánchez elegido secretario general (recuerden, apelar a la moral son lamentos de perdedores que solo sirven para frenar la esperanza), vayan unidos en busca del PSOE. Por precepto de sus militantes no lo dejen ir. Quizá los votantes no les den otra oportunidad. Quizá ya ocurrió.

Que el 39 Congreso Federal del PSOE no sea un estriptis presentando la peor imagen posible de los dirigentes a sus afiliados. Se trataría de la desoladora confirmación de que esta clase dirigente está muerta y enterrada. Gracias.

jueves, 15 de junio de 2017

Se me olvidó rezar.

No llevo que para la edad que tengo estoy bien de salud. Pero es lo que me dicen las damas que controlan mi salud en base a las pruebas, análisis y su sabiduría. Me lo dicen y yo lo creo. Eso sí, pasito a pasito, como Luís Fonsi, de lo contrario, lo niego todo, incluso la verdad, como el Sabina. Este enfermo que para la edad que tiene está bien (o muy bien) de enfermedad no quiere morir. Así la salud y el querer. Lo que parece no tener arreglo es lo otro, y me explico:

Uno no entiende por qué pudiendo repartir no se reparte para vivir mejor de lo que vivimos. Niego todo lo que sucede porque son injusticias y no estamos acostumbrando a ellas; eso se ve hasta en el plasma de Rajoy. Yo sería trovador de no ser pensionista. No me gusta bailar con la que me toca sabiendo que no sé bailar y si no sé no sé. Tampoco sé vivir sin tomar partida y asumo riesgos con miedo, pero no soy de arrepentirme cuando tomo una decisión. No soy de aquí, pero tampoco de otro lugar, soy feliz si son felices los demás. Y si no puedo porque es imposible sueño. Sueño que ser feliz es un derecho y no pienso pasar la vida aprendiendo a vivir. Se pudiera decir que lo mío es una locura al pensar que se puede sobrevivir a la pobreza y la enfermedad ¿pero qué otra cosa puede hacer un soñador obstinado cuando la noche se desvela? La María siempre me acompaña y no es poco, porque es poesía de vida, lo difícil será la manera de extender esa poesía de vida por el mundo; eso para mí pensar tendrá que ser cosa de Dios y María.

Seguirán aumentando sus cuentas de resultado los corruptos y los amigos grandes empresarios de Rajoy y llevando a los extremos la riqueza y la pobreza en este país. Recuerdo de niño ir mudo de fe a rezar a Dios y María, pero las cosas y los tiempos han cambiado. Ahora estoy mudo de todo y se me olvidó rezar, sin embargo, de enfermedad no quiero morir, y por mi cuenta tampoco. Moriré de viejo y de salud bien, para la edad que tengo y tendré. Gracias.

miércoles, 14 de junio de 2017

Moción de censura.

El titular general en los medios tradicionales de hoy acerca del debate de ayer: "Rajoy descalifica el nivel de Iglesias para ser presidente: Sería un castigo para España". Vergüenza mediática. ¿Qué periodismo? Yo, para no ir más allá que los medios tradicionales, tampoco quiero a Pablo Iglesias de presidente porque solo me gusta su nombre, si es un castigo o no, se vería. 5 millones de votantes no lo ven como castigo. Y de Mariano Rajoy ni su nombre. Mariano Rajoy se tiene que ir, pero si la oposición no quiere que se vaya que se quede. Ayer, Pablo iglesias y Mariano Rajoy aburrieron a las piedras y cada cual fue a lo suyo. Si quieren saber más lean los diarios, perdón, lean un solo diario, no gasten más dinero. Lo que los diarios no cuentan, o no le dan importancia y yo creo que la tiene, es que Esquerra Republicana de Catalunya votará a favor de la moción de censura a pesar de que Podemos no considera el procés sí y sí. Eso está bien (ojalá y todos entren en razón), desde luego, al entrenador del Manchester City no le preguntaron qué le parecía votar sí en el Parlamento del Estado Español Autoritario. El entrenador del Manchester City votaría sí en Qatar, un "país abierto" gobernado por un hombre y una mujer. Gracias.

Esa otra gente peor.

A veces pienso que sería estupendo poder anticiparme a los hechos que hacen daño a la buena gente que pasa por una coyuntura descorazonadora en grado inmerecido y no saben de dónde les viene el viento ni qué camino tomar, y otras veces pienso que debo esperar a que rediman sus pecados. Por una vida mejor, por un puesto de trabajo y un salario vendemos nuestra alma al diablo, y ahí es donde aparece la mala gente. La mala gente ha olvidado que todo lo que sube baja. La mala gente en su arrogancia va largando falsedades que no vienen sino a ensuciar la dignidad de la buena gente. Me duele que sufran los que siempre pierden. Los políticos y los empresarios amigos de Rajoy y sus aprendices de oficio culpables de la tragedia que nos toca vivir.

"A río revuelto ganancia de pescadores". La mala gente se transforma en adversaria de la buena gente y, sin darse cuenta, se empujan al abismo. Cuando los adversarios se empujan al abismo bueno es recordar que para llegar al abismo hay un trecho que se camina por acontecimientos que fueron imprevistos subsanables pero de estupendos no anda escaso el país y mañana será otro día y, vaya por Dios, se volvieron en contra y las consecuencias fueron las que fueron. Entre unos y otros, el tiempo juega en contra de la buena gente. Si la mala gente como adversaria ve flaquear a la buena gente espera llegar al abismo para darles el empujón de gracia. Lástima que la mala gente no se de cuenta que por encima hay otra gente peor que quiere que se vayan todos al abismo para quedar libres de culpas y volver a pescar en el río revuelto. Esa otra gente peor son los corruptos.

Corren malos tiempos y esa otra gente peor, los corruptos, son los dueños de nuestra escasez y no creo que a corto plazo nos vaya mejor. O sea, se avecinan nuevas tormentas. Así las cosas cuando los corruptos campan a su antojo. Yo vivo los años altos y me entrego, no me rindo pero me entrego, tú no sé. Los dos fuimos incapaces de reaccionar. Ahora me cuenta que van a por ti (te avisé: no abras la puerta, te usarán y cuando no les intereses te dejarán caer), esperan que des otro paso en falso, lo siguiente será la inerte estancia que han ideado para ti en el INEM. Gracias.

martes, 13 de junio de 2017

Y en eso aparece Baltasar Garzón.

Entre mociones de censara de Podemos contra el PP, y por si fueran pocos los insultos, aparece Baltasar Garzón exigiendo quitar al PP con un "pacto a la portuguesa". Como el arroz a la portuguesa que más parece arroz blanco a la cubana. Al arroz, si no se le echan tropiezos no tiene sabor. Malos los que están y miedo dan los que por la cara quieren estar. En martes y trece peores todos.

No digo que no se vaya el PP, se tienen que ir, pero a cambio queremos garantía de que las cosas irán mejor con los partidos políticos que vengan. Los votantes ya no nos fiamos. El Estado de bienestar. La ley mordaza. El estatuto de los trabajadores. La dependencia. La sanidad. La educación. Las pensiones. Y etcétera. Nada cambia, siempre igual, falta voluntad política. Queremos saber lo que harán unos antes de que se vayan otros. Alternativa programática, de lo contrario sería más de lo mismo con el Erario vacío. No nos vale el "pacto a la portuguesa" ni otras ocurrencias si no vienen por escrito en un programa electoral y con sus respectivas partidas económicas.

Si a los políticos no los soportan los escaños del Congreso, cómo los vamos a soportar los votantes. A los políticos no los soportamos porque no ofrecen la confianza necesaria, y la poca esperanza que nos queda la dejamos para ir al Carrefur a llenar la nevera. Queremos soluciones para el país de la corrupción. Queremos soluciones para el país de las autonomías, regiones o como cada cual las quiera llamar en presencia de su abogado. Queremos soluciones para el país de los que siempre pierden. Queremos trabajar por un salario que llegue a fin de mes. Pensiones dignas para ayudar a nuestros hijos mientras las nuevas señorías se suben el sueldo. Perdón, mezclo churras con merinas, creo que sus señorías ganan mucho más de lo que merecen, tengo pruebas. Bueno sería que ningún cargo electo o nombrado por un cargo electo ganara más que el presidente del gobierno. Bueno sería para empezar y continuar con una renta mínima para que las familias coman, y los niños primero. Y bueno sería acabar con la etílica Violencia de Género, aunque sea la mujer la que siempre muere. ¡Hay que joderse!. Discriminación positiva, ya. Y puestos, ver la manera de convencer a la ciudadanía para que vuelva a creer en el democrático ejercicio de la política. Me apeo por hoy, disculpen, voy de urgencias a gritar a Les Seniaes. Mañana sigo. Gracias.

lunes, 12 de junio de 2017

Mezcolanza.

Ser o no ser.

En campaña de la renta pensé, ¿y por qué no, si no tengo nada que ocultar? Como a políticos y empresarios amigos de Rajoy que Hacienda les saca los colores y las cuentas bancarias en Panamá, Andorra y etcétera, yo quiero hacer la declaración de la renta y declarar lo que no tengo para que inspectores de Hacienda me investiguen y encuentren al menos una herencia de un tío en América para pagar una multa con intereses y perder la poca credibilidad que me queda y me dejen unos millones de euros sueltos para ir al cine. Y pedí cita a Hacienda pero no llego al mínimo ni al máximo exigible para declarar, además de estar exento por ser normal en un mundo anormal.¡Santísima!, mi casilla aparece en blanco en la Agencia Tributaria. Y para mayor agravio, la simpática señora me dice: "una de dos, o estás muerto o eres del PP. Tú elije, pero rápido que tengo que poner la cruz en la casilla del sistema y la fila llega hasta donde llega". Ser o no ser, ésa es la cuestión, que diría Shakespeare por boca de Hamlet.

A la luna de Valencia.

Nada nuevo bajo la luna de Valencia. Ni escritor como antes que publicaban mis textos, ni talante para mantener una relación duradera en el tiempo, ni siquiera algo interesante para escribir en de soslayo aunque sea verdad. Qué triste. En lo que resta de año tengo fecha reservada para las citas anuales con las damas que velan mis sueños y las que no me dejan ir (empleo el plural porque temo que las damas de las SS hayan traspasado mis informes médicos a la Sareb que se queda con lo que nadie quiere), pasar la ITV al coche y ya está. No, no está, no, hay más y peor, sigo cerrando el ciclo de facturación de la compañía telefónica con cero llamadas a cero euros, ni un miserable minuto al mes. Ni la competencia me llama desde el otro hemisferio para ofrecerme la mejor oferta de mi vida solo por cambiar de compañía. Ni siquiera el cartero con recibos del usurero hasta que los árboles vuelvan a crecer en el Amazonas.

Y se acabó.

Cuando uno nace y crece entre la pobreza y el miedo, ya la enfermedad en los años altos no le asusta. Los viejos, como Liberbank por el efecto contagio del Banco Popular o porque sus gestores se lo llevaron envuelto en papel de fino regalo, cotizamos a la baja. Ojalá y que la existencia de otras y otros sea más interesante. Gracias.

domingo, 11 de junio de 2017

Insisto: No digas no.

No hay mayor placer que ver en la terraza del bar, al doblar la esquina, unos ojos negro azabache clavar su mirada en el suelo, ay. El gusto fue mío. De no estar al cuidado de Ian, hubiera quedado extasiado en el buzón de correos hasta que me echara el cartero, que sería tanto como morir en sus brazos. Como si el mundo me mirase, reconozco que lo pasé peor que ella, si en realidad ella lo pasó mal. El gusto no fue mío. Mía es la pena de sentirla ausente.

Desde luego fue una mala experiencia. No hay problema, pero algo pasa que no debiera pasar. Me gustaría volver a ser lo que fuimos. Me gustaría crecer socialmente en el mismo pueblo que intenta encontrar su camino y andar juntos de nuevo como si aquel tiempo no hubiera pasado. Jamás pasó. Cada cual defendió sus propios intereses que nunca fueron los nuestros. Tal vez alguien quería saber de la pasta que estábamos hechos y nos puso a prueba. Me alegró verte de nuevo en tu ambiente. Sin negar que más me hubiera gustado darte un abrazo y un beso y ya nos veremos en mi ambiente que sigue siendo el ambiente de antes con menos polución, y vernos, y tomar café y unas pastas de té y hablar de la familia, los hijos, el amor, y qué sé yo. ¿Crees que algún día podremos volver y al volver empezar de nuevo, empezar cantando y acabar soñando un país para todos y todas más justo? Ojalá y que así sea. A veces Dios nos pone a prueba, por lo tanto, bueno sería que dejáramos de jugar a no mirarnos de soslayo y volver al aliento que alimenta el presente y no el pasado. En el amor nadie es culpable. Insisto: No digas no. Gracias.

sábado, 10 de junio de 2017

Mira pa iquí.

La incertidumbre.

Se presenta un fin de semana complicado, no hablo de amor, ya me gustaría, hablo del mundo laboral cuando toca de cerca. El mundo laboral es como la bolsa de valores, voluble, y la incertidumbre de futuro que provoca aterradora. Un fin de semana no se explica y un trabajador no sabe qué hacer: ¿me quedo o me voy? Los cambios son buenos si no son malos. Amaneció. "Quien no se arriesga no cruza el río". Es necesario arriesgar algo para conseguir lo que se desea, en particular los sueños. El mundo laboral tiene de onírico lo que yo de monseñor. Pero hay que arriesgar. O no. "Otro vendrá que bueno me hará". Y dale. Si me fío del Calendario Zaragozano no llegaré a atar cabos. El caso no va de saber, va de acertar, azahar, el porvenir que no llega. Un trabajador está siendo tentado por una vida laboral mientras crece la incertidumbre en su alma indefensa. Es natural sentirse vulnerable cuando se sabe más bien poco del caso: indispensable saber hasta dónde estamos dispuestos a llegar por un puesto de trabajo en un mundo laboral que no ofrece garantía de futuro. O sí. ¿Merece la pena correr riesgos? La pregunta es esa. Y la respuesta solo Dios la sabe. Pero hay que decidir sin la ayuda de Dios. La pena nunca podrá ser dolor de ausencia, de ser, será el dinero que compense la incertidumbre. Conviene echar cuentas luego de saber si hay agua en la piscina y socorrista. Nadie da duros a cuatros pesetas, que alguien se lo diga al Banco Popular que en paz descanse.

El ejemplo.

Una burra vale lo que vale. De acuerdo, pero si tengo una burra y la quiero vender no vale lo mismo que si tengo una burra y me la quieren comprar. Una burra vale su precio en oro si alguien la quiere comprar y el dueño no la vende. Y más si la burra es fecunda. Un profesional no se vende, se compra, y hay que pagar lo que cuesta. Y a más y más.

La certeza.

¿Manda la impunidad sin nombre o manda la realidad? Soy viejo y sé más por viejo que por diablo, si algo sé. Estoy en condiciones de afirmar que el protagonista es un caballo blanco, de lejos se ve el caballero y el estandarte de mil colores al viento... En fin, si se trata de tomar una decisión aquí y ahora digo no. Y vuelvo al Calendario Zaragozano para decir que "más vale malo conocido que bueno por conocer". ¿Conformismo? ¿Cobardía? ¿Resignación? En los años altos de la vida uno se vuelve conservador y decide no arriesgar lo que tiene por algo en apariencia mejor. Son tiempos volubles: la verdad no engaña, la fe no desengaña y la esperanza no daña. El mayor riesgo es arriesgar todo lo que se tiene en un proyecto que no entraña riesgo. Gracias.

viernes, 9 de junio de 2017

Anfibología.

Si quieres te puedo enseñar a llegar al corazón de la gente. ¿Qué me dices? Al corazón de la gente no se llega con la mentira, la mentira seduce a quien seduce, nunca seduce al llanto en la noche desvelada. En la noche desvelada solo el amor la seduce cuando llora el alma. (Llora el alma. ¿Qué has hecho con tu vida y la de otros? Al corazón de la gente se llega con la verdad. Imaginas que lo nuestro fue un desamor y no, fue un ensueño, una ilusión, ironías de la vida. Temes salir sola de tu agonía: la dama que no me deja ir pagaría por conocerte. Alma de cántaro, aprecia las cosas buenas de la vida que tienes a tu alcance y en ese ánimo mira hacia tus adentros, haz inventario y lo mejor de ti compártelo con la buena gente y acabarás siendo lo que has querido ser. Tus desavenencias deben fusionarse en un sitio cercano a la felicidad donde no estarás sola. ¡Cuidado, una celda con sabor a manicomio te acosa!.. Siembra los corazones de tu entorno con tu mejor versión y da carta bajo protesta de decir la verdad a quien te quiso y quiere. Mira de soslayo un tiempo cercano y encontrarás tus valores, los que te enseñaron tus padres y los que aprendiste, y no permitas que te ciegue la soberbia que brota espontáneamente cuando estás rodeada de esas tus aduladoras.

Me cuenta de aquél que sembraste la cizaña en su corazón enamorado que ahora te avergüenza su comportamiento exacerbado, háblale, dile la verdad. Y recuerda que no valen las muecas, si no la saludas con tu mejor sonrisa no me saludas. Mientras, seguiré al lado pegado a tu historia: te aseguro que no me olvidarás tan fácilmente. Gracias.

jueves, 8 de junio de 2017

El porvenir que nos espera.

Las entidades financieras siguen despidiendo trabajadores a mayor ritmo que crece su cuenta de resultados. No soy capaz de entender que a menos personal laboral más beneficio porque formo parte de una generación en la que el mayor activo de una empresa era sus trabajadores. Entonces, a menos trabajadores menos cosa producida y menos de todo incluido los beneficios. Vamos a peor de lo que estuvimos. Un partido político tiene un dueño y un secretario de organización. Un pastor tiene un rebaño y un perro, ay. Un banco tiene un usurero y un cajero automático. Y todo empezó con un cliente en una gasolinera: "no te preocupes, Manolo, tú almuerza, yo me sirvo". Antes conocíamos a Manolo el de la gasolinera, a Gloria la panadera y etcétera. Ahora, y hablo por mí, no sé qué paso seguir después de "teclee o diga su número pin". ¿Qué número pin? Mi alma resignada vive exclusivamente para el olvido.

Las noticias en los medios no son alentadoras. Salir saldremos de la crisis tal vez para entrar en otra porque esta ya dura la intemerata, lo que no saldremos es igual que entramos, con esperanza quiero decir. Me vale si es verdad que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, pero si no es verdad, que alguien me lo diga porque llevo diez años sintiéndome culpable y no sé por qué. ¡Qué pena más grande!. Saldremos de una crisis y entraremos en otra mayor. Será una crisis humana y económica, porque la cosa productiva no estará en manos de trabajadores sino de robots inteligentes. Y no digo que será malo para los trabajadores porque los trabajadores ya serán historia, tampoco para los corruptos que también, a no ser que los robots roben aceite de engrasar: será única y exclusivamente malo para el amor. De siempre creí que sería el asexuado Cupido el que acabaría con el amor y será un amasijo de chatarra y cables y vaya usted a saber. Un robot de inteligencia superior mi siente ni padece. Así que el de soslayo de hoy es un ruego a las autoridades para que, de momento, en la inesperada locura que se nos presenta, dejen de acosar la prostitución porque el futuro pasa, sin ningún género de dudas, por el amor de apariencia ilícita. ¡Dios mío!, ni amigas del alma ni amigos de pandereta, solo amigas con derecho a roce y amigos cachas para la ocasión, viernes de "aquí te pillo y aquí te mato", turismo de prostitución y bancos de parques solitarios en la noche desvelada. Temblarán los pilares de las iglesias y volveremos a las cavernas. ¡Qué tragedia!.

Leo y leo, releo, y pienso que debo dejar la prostitución tranquila y todo lo demás, sin olvidar las pastillitas de colores que me recetó "la suplente". Desvarío: he dado en loco. Hasta que mi mente absurda vuelva a confluir en un mismo ente de razón me apeo. (Si le ruegas a Dios y te oye no hay problema, porque Él tiene respuesta y soluciones, de lo contrario, vuelve y recuerda que la dama que no te deja ir es insustituible, como el buen trabajador). Gracias.

miércoles, 7 de junio de 2017

Un padre espeso.

Un padre lo es para toda la vida y siempre estará dispuesto para sus hijas. Eso vale para mí y para todos los padres. Supongo. Como supongo que llega el día que los padres nos volvemos espesos y, no digo que nos dejen de querer, eso no, nuestras hijas no, pero no nos soportan: ¡Calla, ya!. Si no abrí la boca, santísima.

Traigo a de soslayo el caso de los padres que lo somos para siempre y las hijas que lo son de cuando en vez, según y cómo, en fin, para entendernos: tiene más influencia Internet en las hijas, que los besos y los abrazos de un padre. Por no hablar de la WII. ¿Alguien sabe qué es la WII?

Soy sincero cuando escribo que me siento huérfano de mis hijas y descreído de mi esposa, y si digo mi esposa digo Dios y María. Soy sincero y huérfano, y honesto, también honesto, soy todo lo verdadero que un padre y esposo a la vez puede ser con las personas que más quiere. Ése soy yo, sin doblez, lo que se puede ver a simple vista.

Vale morir de pobreza y enfermedad, por amor aunque ya no se lleve, pero morir por dejar de ser ése y tener menos influencia en mis hijas que Internet y la WII, sea lo que sea la WII, es una pena que no tiene nombre. Cuando menos que no me falte la Magdalena, cuya poesía excede al amor recibido. Un hombre bueno se muere desahuciado. Paz a los restos. Qué triste la vida de un padre cuando es viejo, pero no tan viejo como para dar consejos, y sin embargo...

Amor: no me considero un padre espeso pero tú sabes más de mí que yo. Desde luego, hoy solo quería abrazarte y darte un beso. Otro día no sé. Te quiero. Gracias.

martes, 6 de junio de 2017

Las mordazas.

"Sé como un iceberg, cuando la mayor parte de ti esté hundida, otra parte de ti está a flote". Aférrate a la vida y vive.

Las mordazas son objetos que se ponen en la boca para impedir hablar. Se hacen de gasa, lona, esparadrapo, cuero repujado o hierro forjado. Son lo suficientemente anchas para sellar perfectamente los labios y la barbilla y se anudan por atrás con un nudo imposible de desatar. Hay mordazas sutiles, abstractas, etéreas. Ante una mordaza se impone los más variados métodos de distracción: señales discretas, miradas de soslayo, visitas casuales, chantajes, favores. A veces las mordazas son silencios compartidos y sirven exclusivamente para evitar las palabras que solo expresan sentimientos, ideas, pensamientos, reclamos, ¿comprendes? Tú has decidido entregar tu vida a la teoría del iceberg para salir a flote sin considerar tu mordaza, sin darte cuenta que estás anclada al fondo de un mar. No te imagino de nuevo enamorada, sin embargo, sería sencillamente maravilloso verte reír de nuevo. Gracias.

lunes, 5 de junio de 2017

Gracias a la vida.

Llueve, llovía, hablo de ayer domingo. Llovía, no hacía frío, estamos en junio, pero llovía y, triste de morir, escuchaba a "La Negra Parra" cantar "Gracias a la vida". Creo que yo también estoy en deuda con la vida. "Gracias a la vida" es una hermosa canción de agradecimiento a la vida que me ha dado tanto. Violeta Parra no tuvo un final feliz, la jodida depresión acabó con su vida. La depresión es una broma que no tiene la mínima gracia. Vivir cuesta y sí y sí hay que pagar lo que cuesta. Cada día viene con su ánimo y tiene un precio diferente que hay que pagar y no hay rebajas de temporada, lo que hay, y lo sé de fijo, son oportunidades que no debemos dejar escapar, especialmente aquellas que vienen con la palabra amor en la etiqueta. Agradecimiento al bendito amor, a la santa poesía que es la vida. Que los asuntos inaplazables no impidan dejar escapar las oportunidades que se presentan en su estado de gracia original.

A la vida merece la pena dedicarle tiempo sin agobios. El tan preciado tiempo de vida que nos queda por vivir. Y así, en este plan estaba ayer domingo escribiendo y escuchando a Violeta Parra y en eso llegó Fidel y mandó a parar. O dicho de otra manera llegó Ian y mandó a parar. El sacrificio de ser güelu. Gracias.

domingo, 4 de junio de 2017

Para que quede claro.

Para que quede claro, no soy enemigo de nadie como alguna va diciendo por ahí. No miro al cielo y desde que murió Eugenio no he vuelto a tertuliar ni salir de casa a no ser con Ian y Patricia a pasear o a recados. Se pudiera decir que soy un hombre útil para en casa, aunque eso se lo habría que preguntar a mi esposa. No soy ejemplo para nada y no descarto los placeres de la vida. Solo ruego amor, y de regalar amor, más bien poco. Doy abrigo al que lo precisa sin olvidar que así nació. Creo en el derecho al olvido, pero no olvido, y no sé caminar para llegar a ningún lugar. No me siento humillado y nunca humillé. Morderme la lengua siempre, con razón como sin ella, y he perdido la fe: que Dios reparta suerte. Soy buena gente dicen algunas, pero no es mérito: no sé ser malo, además, a mi edad no aprendería. Eso no quiere decir que si me pisan no grite y si no levantan el pie la líe parda. Me apasiona escribir y escribo el día que vivo y miento más que escribo para que sirva de algo lo que escribo. Y por si alguna me lee, quiero decir que es fácil mirar desde arriba cuando se está arriba. Ser sumiso no merece la pena y el odio es mal consejero. Ser humilde no es ser cobarde. Es todo, mañana vuelvo porque hoy viví, y pasado y etcétera. La vida es una esperanza. Gracias.

sábado, 3 de junio de 2017

El camino que me alejó.

-Hola, ¿cómo estás?
-Hoy me apetece recordar, ¿puedo?
-Claro, quiero saber algo más de ti. Al fin.
-Pues no me interrumpa.

Comenzaré diciendo que estoy harto y que ya le vale de recetarme pastillitas de colores. Yo no le agradezco que no me haya dejado ir: nunca me hubiera ido sin las personas que me quieren y quiero. Si no he vuelto antes fue porque no encontré el camino que me alejó. Sin las pastillitas de colores puedo asegurar que hay otros caminos. Emprender otros caminos es necesario si alguien o algo te espera: la esperanza, la libertad, lo obvio. A mí además me esperaba un beso tibio de luna llena en Les Seniaes. Es fundamental emprender otros caminos. No quedarse en la orfandad.

Otros caminos conllevan cambios, y los cambios para que sean realmente trasformadores han de tener su origen en el hipocentro del alma. Un trauma pesa toneladas de decisiones erróneas y no siempre hay segundas oportunidades y uno tiene que arreglárselas con pastillitas de colores. Es jodido. Ahora, he vuelto, no sé cuándo pero he vuelto, y en Les Seniaes canto mi libertad y siembro palabras y a veces florecen versos. La naranja cae del naranjo a tierra si no se recoge a tiempo, cerca, cae cerca del naranjo y espera que alguien la recoja antes de echarse a perder. No quiero que me pregunte quién soy, ya no, confórmese con saber que soy el que recoge esa naranja en tierra porque si no la recojo muero. Usted me ha hecho más viejo que la edad que tengo, pero ya no tanto, ahora soy más joven que viejo porque sueño: soy un soñador obstinado. Es todo, pero si aún quiere saber algo más de mí, pregunte a unas y otros, a mí se me agotó la paciencia. Y si a pesar de todo me quiere encontrar, no me busque en la farmacia ni me busque en el cementerio: a la farmacia no he vuelto y en el cementerio encontrará la maldita depresión que alimentó con sus pastillitas de colores. Las gracias a María, la Magdalena, con su poesía ahora soy un hombre feliz escribiendo el día que me gusta vivir. ¡A la mierda las pastillitas de colores!. Yo quería volver y no encontré el camino que me alejó.

-¿Te estoy interrumpiendo?
-¿Quién es usted?
-¿No te han llamado para decirte que tu psiquiatra está de vacaciones?
-A mí no me ha llamado nadie.

viernes, 2 de junio de 2017

Cuando la depresión es un negocio.

Hoy tengo cita con la dama que no me deja ir y quizá le hable; hoy me apetece recordar y cantarle mis verdades. Una vida vive triste de morir sin pasión de ánimo. Una vida no vive vegeta. Una vida no es vida ni nada que se le parezca. ¿Esa es mi vida? Harto de pastillitas de colores deambulo por la vida incapaz de idear un escenario feliz y un hombre que lo habite. No soy yo ni mi sombra. Pienso que Dios y María están determinando darme la extremaunción y amén. Con pastillitas de colores que maquillan la realidad no se combate la depresión, con pastillitas de colores se gana un salario. Y un mes de vacaciones (me acaban de llamar del Centro de Salud Mental para decirme que la dama que no me deja ir está de vacaciones y que no hace falta que vaya. No me conoce: otra vendrá que buena la hará). Gracias.

jueves, 1 de junio de 2017

Quizá mañana sea otro día.

En la panadería me dijeron que sí, que hoy estaba, y emocionado fui a verla, quería ganarle las albricias, pero estaba ocupada, ocupada como siempre que está y no está ocupada. Esperé, quería volver a verla, recordarla, contemplar su mirada. Yo esperé mientras la escuchaba reír: y jiji y jaja. Esperé lo que puede esperar una persona que tiene que hacer lo que tiene que hacer. Entonces me fui. Volveré mañana y tal vez la vea. Tengo interés en verla y decirle, ay. Lástima que siendo tan joven tenga los mismos comportamientos que la gente vieja. Si alguien la ve antes que yo, por favor, no le digan que la busco pero avíseme: se gratificará. Gracias.

Una historia de amor inconclusa.

De una historia de amor inconclusa,
él decidió no llevarle flores,
no quiere que se marchiten y se de cuenta que no puede darle un beso
en la somnolienta noche de los sueños eternos.

El sabor de un beso sobrevive a un amor inconcluso y llega más allá de la ausencia.

Un beso eterno.
Una flor inmarcesible.
Una historia de amor inconclusa.

De una historia de amor inconclusa tengo escrito por ahí que nunca morirá mientras él la recuerde. Gracias.