jueves, 14 de diciembre de 2017

Qué día más triste.

Llega un día, y como las cosas malas llega sin avisar. Escaso de imaginación no tengo nada que me interese para escribir. Una amiga ida, el cartero, una confusión, un descuido, o la mejor oferta de una compañía eléctrica en días del otoño más frío me serviría para escribir. Pero no, ay. Días tiene uno que me niegan todo. Hoy es un día de esos.

He buscado en lo más profundo de mi alma y nada. Ni una musa, solo una musaraña para mirarla distraído. Cargado de emociones no sé cómo derrotar la falta de inspiración. Esto es el fin. Me siento abandonado. Me siento pequeño. ¿Quién inventó la inspiración y sus caprichos? Amanece con ganas de escribir pero me falta el talento que no tengo.

En la panadería oigo a una vecina decir a otra que los ERES de Andalucía marcarán tendencia este invierno. Pero ya uno está cansado de tanta corrupción, aún no digerí la Gürtel, ni el tres por ciento, ni la fórmula uno, y las elecciones catalanas ni las nombro. Más corrupción no, y más mentiras tampoco. Antes me tiro al monte. O me tiro a un camión: ¡Mátame camión!. ¿Cuál será el futuro de este país? ¿Cuál será mi futuro si me falta inspiración? Lo dejo y me quedo en la incertidumbre. Si dimite Rajoy regreso con una botella de sidra para celebrarlo. Qué día más triste. Gracias.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Iceta té el que té, com tothom que té.

"Iceta té els esfínters dilatats". Jordi Borrell, professor de la UB i director de l’Institut de Nanociència i Nanotecnología.

En campaña electoral no vale todo pero vale. Es lo que hay. Lamento volver a Catalunya en campaña electoral pero hay quien es homófobo y no lo sabe pero es homófobo. Me cuentan que ya presentó su dimisión como director de las "nanos" pero no de profesor, o sea, podrá seguir educando (o no), en sus ideas homófobas. Lo bueno, que la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona ha abierto de oficio diligencias de investigación contra Jordi Borrell por sus declaraciones homófonas contra el candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta. Declaraciones, según el ministerio público que lesionan la dignidad, humillan, menosprecian o desacreditan a las personas por su orientación sexual. Jordi Borrell se llama la reliquia. Miquel Iceta un señor, un caballero. Y por si fuera poco socialista del PSC.

A Jordi Borrell no le sirve para nada ir por Catalunya dando la nota. Siempre lo digo: pudiendo ser normal por qué ser anormal. Si digo normal, evidentemente, quiero decir natural. Mirar atrás puede ser desastrosamente tentador para alguno, probe, como si siguiera en ninguna parte y nadie lo quisiera. No digo que este señor de pasos como los daría el gato con botas, pero si da pasos, "despacito", como Luís Fonsi, tal vez algún día su odio sea cosa del pasado. La homofobia tiene pasado pero no tiene presente ni futuro, se trata de que quede en el pasado y se acabó. Gracias.

martes, 12 de diciembre de 2017

Si tú me dices ven...

Hay gentes que dicen tal vez, hoy no estoy y mañana... Hay gentes que directamente dicen no. Viene la aclaratoria al caso porque hay quien se ha acostumbrado a la falta de claridad, a dejar que las cosas pendan del azahar. Son esos asuntos inaplazables o las pocas ganas. A quien inseguro no sabe y no contesta o vaya usted a saber, le digo que se moje porque si no se moja no cruza el río. A quien cree que no puede probablemente llegó, y si llegó punto en boca.

Yo, salgo poco de casa, pero si salgo, con Ian y Enol que son un cielo de bebés, con Patricia no que es el pesimismo en estado puro. Quien se deja acompañar por el pesimismo acaba en la más profunda depresión. Las cosas claras: a mí esperar por el porvenir que no llega como la ansiedad me mata. Dudo de todo pero soy optimista. Todo aquel, y si digo aquel digo aquella, que dice no sin valorar los posibles sí, se aleja de la realidad y acabará sí o sí viviendo en un universo paralelo. Basta con querer. Con poco se hace mucho. Eso sí, hay que creer que es posible. Por viejo sé que todo es posible y es mi deber contarlo. Mujer, si se dieran las circunstancias y tú me dices ven, no niego la posibilidad de volver. En casa el cocinero soy yo, y si me pongo a los fogones del típico mesón, mi talento gastronómico, cuanto menos, recibiría una Estrella Michelin. Los más viejos saben de qué hablo y no se ríen. (Quien tuvo retuvo). Gracias.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Aún hay esperanza.

"Shakira vuelve a callar bocas sobre su crisis con Piqué". (La Vanguardia).

Shakira colgó una fotografía en su Instagram donde el único protagonista es el defensa del F.C. Barcelona con un mensaje: "Cosa guapa con botas: Shak". En la fotografía aparece "la cosa guapa", Gerard Piqué, con unas ridículas botas naranjas. No sé tú, Flor de María, pero a mí me suena a ruptura sentimental. Cuando el río suena... Gracias.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Un día en el calendario.

El teléfono.
¿Recuerdan que dije que había perdido mi teléfono de última generación y que se lo iba a decir a mi esposa para que me regalara otro estas navidades y todo lo demás, incluyendo las dos hostias? Pues el miedo a las dos hostias me lo impide y vivo incomunicado. Desde que perdí el teléfono no existo. No se imaginan lo que es vivir incomunicado en los tiempos que vivimos. Si no existo cuanto menos soy apenas. Ni Patricia ni Kristel me enviarán sus mejores fotos por güasá, ni leeré en fadebú si una amiga aún me quiere, en tuiter si Rajoy dimitió, si mi usurero preferido me ofrece un préstamo de hasta 3.000€ al 24% de interés por gemel o si istagran se actualizó y puedo guardar lo que quiera en la nube, ¿Alguien sabe si en la nube se puede guardar personas? Mi esposa me amenaza: "pontepalláqueestorbas". Miedo me da que se entere que existe la nube y le de por guardarme para siempre. Probe de mí. Que no se entere.

La nube.
No imagino un mundo sin redes sociales, sin teléfono. No imagino volver a escribir cartas y pegar sellos y enviarlas a la nube. Joder con la nube. Antes estar en la nube era estar en la inopia. Supongo que ahora será lo mismo dicho de una manera más tierna. Nadie quiere ser estúpido, menos el día de su cumpleaños. Tengo pruebas con argumentos.

Gracias.
Gracias, Juan, gracias por el capazo de naranjas, muchas gracias. Carmen me dijo que de salud te ve bien pero que le gustaría verte mejor. Como yo Juan: vigila esa salud y deja que otros se ocupen del campo. Lamento haber estado en la inopia cuando viniste acompañado de tu hija con su mirada más triste. Dale un beso por acordarse de mí en un día tan señalado, sé que es cosa suya y no del azahar. Un beso. (Por los besos que me sigues negando). Gracias.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Qué tragedia.

"A quienes los dioses quieren destruir, primero enloquecen". (Eurípides). Y yo añado, dándoles poder. (¿Qué puedo hacer para que no sufras? La gente cambia por dos simples razones: o pierde demasiado o sufre lo suficiente. Amén.

Si ayer qué decepción, hoy qué tragedia que es más. Una amiga que lo fue, que lo es, que no sé, porque un día que no cambió sus caderas de acera me dijo que me leía y hoy me dijo que no. (¿A quién importa? Si no hoy fue un día). Como Jesús el Cristo dijo a Pedro que lo negaría tres veces y le negó, ella también me negó pero no me avisó... Yo solo quiero volver al amor y su verdad si aún no ha perdido la capacidad de amar con poesía y renacer en su mirada.

Fui a verla y la vi, le pregunté por la salud y la familia y me contestó con otra pregunta: ¿Quién eres? ¿Es o no una tragedia? Como el bolero de Agustín Lara: "Divina claridad la de tus ojos diáfanos como gotas de cristal, uvas que se humedecen con sollozos, sangre y sonrisas juntas al mirar. Por qué te hizo el destino pecadora si no sabes vender el corazón. Si cada noche tuya es una aurora, si cada nueva lágrima es un sol". (Ojalá y esa palabra que me has dado no sea otra promesa por cumplir. Ojalá y que sea una bendición de Dios para no perderte para siempre). Gracias.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Qué decepción.

Qué decepción. La dama que no me deja ir no murió, está enferma y no trabaja. Qué pena de profesión. Hablo de los médicos en general. Yo creía que los médicos no enfermaban, pero enferman como cualquier bicho viviente. ¿Ahora con qué cara de enfermo va uno al médico? No te puedes fiar. Un médico, para ofrecer credibilidad a su paciente, no puede enfermedad ni estar de baja laboral. Además, quién prescribe la baja laboral a un médico, ¿otro médico quizá? Entonces aparece el corporativismo y tira pa´lante que hay barra libre: paga la Seguridad Social. No sé si me explico. Los médicos pueden morir de viejos pero no de enfermedad. Un médico no puede enfermar por el bien de la sanidad. Esto en otros países no ocurre. Fijo. Eso sí, acerté que era joven, pero hombre no mujer. Para más datos un hombre por hacer. Si lo veo por la calle más allá de la ESO no le sitúo, cuando menos haciendo el MIR. Ya lo decía mi güela: "el mejor médico es uno mismo". Y mi güela no fue a la escuela. Pero trabajó en la mina y parió y crio unce hijos. Por aquel entonces las mujeres eran mujeres y los hombres eran hombres. Y los médicos no enfermaban. Gracias.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Al fin jueves.

Al fin jueves: hoy sabré si la dama que no me deja ir murió, o no, y quién la sustituye. Uno se acostumbra a todo, a lo bueno y a lo malo. Después, cando me pregunte cómo le explico lo que siento... Además, no me entendería. -¿Cómo te encuentras? (Es lo mismo sentir y encontrar para quien no sabe el día que vive y lo tiene que crear) -¿Quién es la psiquiatra? No sé para qué estudian si no aprenden, solo preguntan, y siempre lo mismo. Qué manera de despilfarrar el dinero. Patricia dice que Ian será cirujano porque ganan mucho dinero y yo que electricista que ganan más. Y Enol, si Patricia caprichosa quiere que sea psiquiatra, yo político que ni estudian ni trabajan y se lo llevan envuelto en papel de fino regalo (algunos hasta la cárcel de Estremera). Y ahora, cuatro iluminados dicen que en 2.050 no habrá dinero para pagar las pensiones y la reforma pasa por morirnos antes de jubilarnos. Hay que joderse. Disculpen, las noticias en la primera de los medios me atarantan de manera tal que... Es la ansiedad, siempre lo digo: Me mata la ansiedad.

Ir al psiquiatra para mí es como pasar la tarde con Stephen Hawking hablando de las cosas que más nos interesan a los dos. ¿Comprenden? En fin, lo dejo por hoy que llego tarde. Mañana sigo. Gracias.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Dios dijo.

Dios dijo que gozara del buen amor. De la santa poesía. De Ian y Enol. De la familia en la salud y en la enfermedad. De las amigas que son la sal de la vida. Aclaro que antes nombraba amigos pero todos me dieron mal resultado. La amistad, si lo es, tenía que venir de origen con un contrato de permanencia. El que espera desespera, sentencia la sabiduría popular, y a más si esperas que un teléfono suene. Por cierto, perdí el teléfono de última generación que me regaló mi esposa las pasadas navidades. No se lo dije, pero se lo diré para que me regale otro. -Mi amor, fue un descuido, no sé, me lo robaron. Eso le diré y si no me da dos hostias porque más sordo para qué quiero un teléfono. Perdón, quise decir dos bofetadas. ¡Vaya!. En misa te dan una hostia y vas con Dios y tu esposa te da dos hostias y eres un malhablado por contarlo, ay. En la iglesia nada malo se aprende, decía mi madre. Para que el cura te de una hostia tienes que confesar tus pecados, o sea, tienes que mentir o ser mala persona. Dios nos libre de mentir. Y Dios nos libre de Rajoy. Yo, para todo lo malo, incluido llegar a fin de mes, confío en Dios. Yo nunca confié en Rajoy ni en los votantes que le siguen dando ventaja en las urnas según el CIS. Y ya me apeo, que cuando aparece Rajoy doy en loco y solo quiero enloquecer por amor o en presencia de mi psiquiatra. Ojalá y sea joven y hermosa. En fin, que pasen un buen día. Y recuerden que Dios dijo que gozara del buen amor, y eso vale para todos y todas. Gracias.

martes, 5 de diciembre de 2017

Realidad estéril.

Es posible que la dama que no me deja ir haya muerto. Un pájaro de mal agüero me llamó por teléfono para retrasar hasta el jueves la cita sin dar explicaciones. Mal me huele este asunto. La dama que no me deja ir es, o era, un fluir continuo con la palabra. Ella me hubiera dado todo tipo de explicaciones: es, o era, una dama muy abierta. El pájaro de mal agüero que me llamó era mujer. (¿Qué importa si hombre o mujer? Disculpen, es la ansiedad que me genera cambiar de psiquiatra. Si la dama que no me deja ir murió es un drama, pero qué le vamos a hacer, acaba de nacer Enol y lo que siempre digo: si alguien nace alguien muere. Me cae, o me caía bien. Y en décadas de relación ninguno de los dos pasó por debajo de la raya pintada en el suelo: ella quería saber y yo nunca supe qué decir. Ahora vuelta a empezar: Dale y dale a la rueda que rueda. Al menos que sea puntual. Que no me haga esperar. Me mata esperar.

-Buenos días. Me llamo "fulanitadetalital" y a partir de ahora seré tu psiquiatra.
-Vale.
-He leído tu historial y... ¿Cómo te encuentras?
-¿Perdón?
-¿Te encuentras bien o mal?
-¡Ah!.
-¿Te sienta bien la medicación? ¿Tienes algo que decirme, alguna pregunta. Parece que eres de pocas palabras?
-Ya.
-Te mantendré la medicación. De acuerdo, te vuelvo a ver... a ver, veamos... En verano. ¿Qué te parece?
-Vale.
-Pues hasta el verano, no obstante, si te encuentras mal ven enseguida y hablamos.

Cuando voy al psiquiatra lo llevo todo hablado. Pero es más joven, eso que gano si me tira los tejos. En fin, cualquier relación es arriesgada, lo bueno que a mí no me despierta ninguna inquietud. Como a ella, supongo. O no, quizá sea de esas que luego de saber van largando por ahí. Aunque yo no soy de otras que le preocupa el qué dirán. No soy de ninguno. El jueves será el día de la cita. El martes, hoy, es el día de la ansiedad. Mañana Dios dirá. Amén. Gracias.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Tú, mi credibilidad.

A veces pienso que todo está perdido y no merece la pena seguir luchando por el alto riesgo que conlleva sobrevivir. Me debo a mi propia responsabilidad. La familia. Y otras gentes que quizá me conozcan y me lleguen a querer algún día. La confusión es grande y no sé definir con claridad qué debo hacer con mi propia responsabilidad. Supongo que me debo a lo que otras personas esperan de mí. Dolor de alma y corazón. El amor y la cobardía van de la mano.

Si me sigo mintiendo acabaré metiéndome a monja de clausura. Para lo que me queda, si es verdad que vivir es una trampa mortal... ¿sí? Morir no quiero y vivir sin ella no sé o no quiero. Entender que un hombre y una mujer. Entender una relación de amistad con carácter recatado sin querer que aparezca en público una mujer. Una dama con poesía.

Tú, mi credibilidad, cuida de ella, recuerda que entender es antes que pretender, no te apresures, las cosas cambian, podremos transcender hasta el mismo sentimiento que nos une. Mientras me sueñes. La posibilidad de que regreses a mí me mantiene alerta. Me he amordazado a ti, a tu risa y tu alegría. Vivo enloquecido en tu lecho de mar. Gracias.

Catalunya me cansa.

Patricia me puso en el ordenador una aplicación para escuchar música. Yo se lo mandé. Por favor, le dije. Y cursa petición de baja a todos los periódicos. Estoy harto del monotema: Catalunya. Catalunya me cansa. Con el perdón.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Y seré feliz.

Cuando tenía buenas relaciones con la vecina chismosa hacíamos coincidir la hora de barrer la acera y entrábamos en amena conversación, digo amena conversación y quiero decir despellejar a la vecindad. Qué mujer. ¡Vaya!. ¿Qué personaje con tal de tener algo interesante -interese o no- para escribir vende su alma al diablo? Me encanta escribir y le pongo voluntad pero me falta el talento necesario, sin embargo, de tanto escribir me estoy dando cuenta que me conozco mejor. Yo soy ella, otra, la que cambió sus caderas de acera, la que no tiene nombre. De Jacinto Benavente: "El que quiera a la del Soto, tié pena de la vida. Por quererla quien la quiere le dicen la Malquerida". Yo soy ésa.

La vecina chismosa tantas veces mi inspiración, ¿y ahora qué? Después de tanto despellejar a la vecindad, de tanto tienes azúcar para despistar, sin saber por qué me aplica el silencio. No volveré a entablar una amena conversación con ella, no volveré a deleitarme en su palabra. Escaso de inspiración me quedo en el recuerdo por si decide volver.

Estar solo, pasar de soslayo por la vida es duro a veces. A veces uno quisiera tener amigas. ¿Alguien sabe cómo se hacen amigas? Si solo ofrezco mal carácter con todos sus agravantes nadie se acercará mí. Tendré que ser amable. Tendré que ser persona de horizonte abierto y corazón caliente. Seré la titiritera cuando alguien se acerque a menos de 37 grados. Seré menos aburrido y haré amigas. Entonces, la vecina chismosa volverá del silencio y barreremos la calle. Y despellejaremos a la vecindad. Y clavaremos puñales por la espalda. Y prejuzgaremos. Y seré feliz. Gracias.

sábado, 2 de diciembre de 2017

En el entretanto.

De una amiga que, a pesar de la aclaratoria, sigue cambiando sus caderas de acera recuerdo: "Abre una cuenta en facebook y sabrás de mí". (Yo no quiero abrir una cuenta en facebook, yo solo quiero verme reflejado en tu mirada).

Porque hoy y no ayer no cambiara sus caderas de acera abriría una cuenta en facebook. Y en twitter y en whatsapp y en messenger. Incluso estaría dispuesto a comprar un libro de Paulo Coelho para "copiar y pegar" sus frases hechas por esos muros de Dios. Y una traductora anglicista para explicarme. (Lo sé, es tarde, pero no me parece mala idea después de saber que reconoces que no todo está escrito. Ni exagerado decir que el día se escribe al alba). Gracias.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Haciendo camino.

Miro a Enol (del constipado mucho mejor, gracias) en su cuna y como bebé que es reacciona a estímulos naturales. La sonrisa alegre del bebé que a veces digo es la prueba irrefutable, pero no me explico y lo sé. Anda uno de aquella manera porque aún huele a hospital. Asomar a la vida debiera ser un hecho explicable sin miedo al que enfrentarse.

Para Enol la vida no es complicada, será complicada cuando crezca si no forja una armadura de buen amor. Patricia sabrá educar a Ian y Enol en los valores familiares para que tengan amparo y no les cueste la vida vivir. La familia.

Ojalá y no dependan de un tal vez, de un vuelva usted mañana, o de esa politiquearía de pasarela que siempre está de moda. En fin, mis ojos no lo verán, pero confío que su generación sepa inspirar y construir una patria para todos respetando la idiosincrasia de cada cual sin sainetes de gente que olvida quién es y para qué los elegimos. Gracias.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Un sueño maravilloso y las ganas de mear.

Duermo mal, como un político con la conciencia tranquila cuando lo investiga un juez, pero ayer dormí a pierna suelta y hoy no quería que amaneciera. Las noticias serán parecidas y, constipado, Patricia no me deja visitar a Ian y Enol. ¿En qué libro leería esta hija mía que un güelu no puede visitar a sus nietos por estar constipado? Sí, claro, pregunto por si un acaso, pero no, además, dije dormir y soñé. Duermo mal pero soy un soñador obstinado. Soñé un sueño tan maravilloso que no quería que amaneciera, la verdad es esa y no las noticias serán parecidas ni el constipado.

Y soñé que vivía en un país con políticos honrados que me recordaba al verlos que un día cualquiera el ambiente fue transparente, sin ruidos ni poluciones y estaba habitado por ciudadanos comprometidos que caminaban por calles sin prisa ni aglomeraciones, eran ciudadanos que no temían abrir un periódico y leer que Cáritas había echado cuentas y somos más pobres que ayer. Uy, pero qué digo, yo nunca sueño verdades, en realidad soñé que vivía en un sitio tibio bañado por el Mediterráneo: Les Seniaes, donde no se echa en falta el pasado ni interesa el futuro, solo el presente, donde un abrazo va acompañado de un beso y un sentimiento de afecto, unos ojos decidores y un verso. Una amiga. Un te quiero y un sí rotundo. Pero en todo momento, para que el diablo no se ría de la mentira, fui consciente que era un sueño que debía cancelar para mear. ¿Alguien sabe cómo soñar un sueño maravilloso sin que te entren las ganas de mear? O si tiene que ser porque sí: ¿Cómo se puede volver a un sueño maravilloso después de mear? Gracias.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

En consecuencia.

De vuelta a la verdad del viernes negro, de todo eso tan necesario según mi esposa, lo superfluo, me encuentro con la casa abarrotada de trapos. ¿Ahora qué? Lo que compró para mí (necesario por si las moscas), ¿dónde lo meto si no me coge una percha ni otro estante en el armario? Como Víctor Manuel: "Cuando nadie nos vea sube al desván".

Lo superfluo nos convierte en mendigos de la pobreza, nunca fuimos tan pobres; la verdad es esa, pero existen otras verdades, y entre todas, una raya la ignorancia supina al endeudarnos para aparentar... Nada hemos aprendido. Pero en la vida no todo es malo, por lo tanto, si algo bueno tiene este desenfreno, que atarantada Kristel de vender trapos mucho, pero de comisiones 300€ (Kristel trabaja a porcientos). ¡Viva el viernes negro!. Eso sí, pasadas las navidades le devolverán la mitad de los trapos. Ustedes dirán si no es para calar Les Seniaes con lágrimas de sangre. Gracias.

martes, 28 de noviembre de 2017

De vuelta al pueblo de Patricia.

Unos días en el hospital y de vuelta al pueblo de Patricia todo está manga por hombro. (Mujer, así no se hacen las cosas). Si acabo el año, por María, la Magdalena, que no vuelvo a luchar por ninguna causa perdida. Ya me explico:

A la entrada del pueblo de Patricia se está reformando un jardín y antes de irme al hospital (Patricia bien, gracias, y Enol otro cielo de bebé. Se me amontonan los quereres) estaba la obra patas arriba, quiero decir que era un montón de piedras (sin proyecto de ejecución a pie de obra) pero ahora el jardín, parque, terraza o matadero cogió forma con tres salidas: dos lateras y una central. Las laterales desembocan a una calle por un paso de peatones, pero la central ay, la central es otra historia: tiene salida a la carretera de entrada al pueblo y tres calles adyacentes que van a parar al que se conoce como entronque más peligroso del pueblo. ¿A quién se le ocurrió? Los viejos caminamos lento y los niños no ven el peligro acercarse. Y por si fuera poco el despropósito la salida está situada en una curva, con lo cual, para mirar si viene un coche tienes que salir al medio de la carretera. (-Sí, claro, pero esa salida viene de siempre. -Y la cabra que tiraban desde el campanario de la iglesia y ahora no también viene de siempre). Gracias.

lunes, 27 de noviembre de 2017

De todo y de nada.

Y dale con la Navidad. Estas fiesta me superan. Y mi suegra que llamó para interesarse por Enol. Nos tenemos que querer sí y sí y sentar a la mesa a quien no vemos en todo el año. Y recordar tiempos peores. ¿Qué tiempos fueron peores? Las navidades son tiempos de poner a prueba nuestra capacidad de aguante, de morder la legua, de beber para olvidar. Como si uno pasara un desierto sin cantimplora ni sombrilla. La Navidad gusta a los niños y a quien le guste si no es niño a mí no. Vivimos tiempos individuales y, sobre todo, tiempos de inseguridad e incertidumbre.

Otros años no recuerdo, pero miro el calendario y aún quedan semanas, no muchas pero semanas, y creo, ay, no sé. Cedería, me rendiría, me tiraría al monte o a un camión. ¡Mátame camión!, pero mi familia me necesita vivo. Además, tengo que querer a Enol (por cierto, eché en falta tu presencia en el hospital) y luego verlo crecer como veo crecer a Ian. Se trata de vivir el presente y hacer lo posible para que el futuro no se me vaya de las manos, o alguien que me haya querido me diga que el futuro fue ayer. El futuro no fue ayer. A pasar de las malas compañías. "Mi santa madre me lo decía: Cuídate mucho, Juanito, de las malas compañías". (Joan Manuel Serrat). Gracias.

domingo, 26 de noviembre de 2017

El desahogo.

Los viejos y no tan viejos en el pueblo de Patricia cantan por la calle: "Que viva España" de Manolo Escobar y sacan banderas de España al balcón. Como en Catalunya antes de que la politiquería se hiciera dueña de todos sus días.

Viene lo de arriba al caso porque a mi suegra también le gusta Manolo Escobar. Y a mí no me gusta mi suegra ni las navidades. Alguien pensará qué pinta mi suegra en este entierro. Disculpen, pero para mí decir Navidad es decir mi suegra, rendir el albedrío, politiquería y Asturias patria querida. Mi suegra como garante de la legalidad vigente.

La política como fórmula mágica para solucionar todos mis problemas, vaya por Dios (tú sí que sabes). Solo Asturias patria querida se salva, y se salva porque acaba mandando España. Y España manda cuando se acaba el vino. ¡Viva el vino!. Estaba feliz y aparece mi esposa anunciando la Navidad. Y con la Navidad vendrá mi suegra y las angustias y los dolores y la muerte aunque nadie la quiera ver. Terrible el atarantamiento. Lamento el desahogo. Gracias.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Día Mundial contra la Violencia de Género 2017.

"La Delegación para la Violencia de Género confirma 44 casos desde enero; otros están aún en estudio".

Son 44 casos de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas entre enero y el 10 de noviembre de 2017. Las muertes representadas son las confirmadas por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género en ese mismo periodo de tiempo. Otros asesinatos, ocurridos en circunstancias más dudosas, siguen en estudio por parte de este organismo público. (Gobierno de España).

Una mujer asesinada la llevan al cementerio mientras su asesino aparece con cara de circunstancia atenuante. Hoy llorarán a una mujer asesinada sus seres más queridos y mañana saldremos de manifestación contra la Violencia de Género. De manifestación en manifestación con el alma rota vamos unos y otras esperando el día que las leyes y los jueces y los policías y los recursos económicos necesarios estén a la altura de las necesidades para luchar contra el maltrato a la mujer. Sociedad machista. Bueno sería mientras se solventan dudas, se aclaren los hechos y el tribunal dicte sentencia que los asesinos se pudrieran con su odio en la cárcel y no en la calle. Mal anda una patria.

Siempre lo digo y no me canso: La mujer, recuerden, la mujer es siempre la que muere. Yo no quiero manifestarme, yo solo quiero que dejen de morir mujeres en nombre del amor. Hay que volver a la escuela, a la familia y los niños primero, al amor de caricias y otros versos. Las mujeres no quieren homenajes póstumos, las mujeres solo quieren respeto, acuerdo mutuo, amor del bueno. Por un poema que se explique con rayos de esperanza. Gracias.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Enol.

Dios, quiso que hoy naciera Enol
para enseñar al amor otra manera de amar.

Una madre, un padre, no dejarán de extasiarse en el amor de un hijo.
Un bebé, Enol, nació tan deseado como el sol lo es al alba.
Decir hijo.
Decir felicidad.
Decir vida.
Decir Enol.

Cuando el amor difunde vida la felicidad se toca con las manos,
con lo cual, unos padres lo ven todo como futuro maravilloso:
Lo imposible como posible,
lo insignificante como especial,
lo simple como excepcional.
El Amor como Santa Poesía.

Para seguir creyendo en el amor,
fruto del amor de dos,
en noviembre nació Enol.
Hijo del amor. 

Enol.

jueves, 23 de noviembre de 2017

El día se escribe al alba.

De cuando en vez traigo de soslayo pensamientos que le pudieran interesar pero no me lee por mucho que diga que me lee sin venir a cuento, o no se entera, y quizá por eso cuando la veo doblando esquinas con la misma gente que la consume pienso que ha dado en loco y que todo está perdido por más que le haya dado mi corazón. Y mi palabra.

No todos tenemos la oportunidad de elegir o que nos elijan, no todos nos damos cuenta que es un privilegio trabajar por un cometido superior y hacer el bien a la colindancia más cercana. (Nobleza baturra obliga). ¿Solo dime por qué ni sufriendo aprendes? ¿En verdad no te enteras? La respuesta la veo en tu mirada. Creí que un pensamiento en de soslayo rayaba tu alma hasta que una palabra descuidada de ti me explicó que tu alma estaba rayada antes de que me leyeras. Lástima que no sea para ti la luz de la esperanza; que no sea la respuesta a la pregunta que te mueve al llanto. Lástima que no me hayas querido como yo te quise. Y a pesar de todo, tu saludo (qué curioso cuando ayer tus amigas de siempre se dieron la vuelta cuando me saludaste. Quedaron a cuadros. Les tendrás que cantar la cara "B" del disco) me deja sin voz cuando te veo cambiar tus caderas de acera. Va a ser verdad que aún te quiero.

Los problemas que te aquejan son un desafío a superar. Algunos problemas aparecen con la peor cara justo cuando parecía que todo estaba escrito. ¿Verdad? No todo está escrito. El día se escribe al alba y hay que echarle ganas, de lo contrario, un poema de amor no se dejará naufragar en tu corazón. (Te veo triste. Cuídate, vigila tu salud). Gracias.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Una amante despistada.

En mi vida una mujer me dijo lo que me dijo ayer la dama que vela mis sueños. "Los análisis perfectos, has bajado el colesterol que tenías un poco alto y todo lo demás muy bien. Además, no tienes sobrepeso, ¿verdad? (yo ni mu). Te veo muy, pero que muy bien". Y no dijo como otras veces para la edad que tienes. (Aquí alguien fuma tabaco de liar).

Antes era la dama que no me deja ir la que me tiraba los tejos y ahora, también, la dama que vela mis sueños ¡vaya!. Lástima que entre las dos -y tirando por abajo-, sumen 140 años. Hasta que no se jubilen no tendré manera de saber si realmente estoy bien, muy bien, o para moja pan y come. ¿Alguien sabe si cerraron las facultades de medicina en este país? ¿Alguien sabe por qué los más viejos no se jubilan a la edad que por ley les corresponde y dan paso a los más jóvenes? ¿Alguien sabe por qué hay trabajadores que no se quieren jubilar? ¿No tendrán a nadie que les quiera en casa? ¿Para qué se inventó el INSERSO? ¿No les gustará Benidorm? ¿Y el hogar del jubilado para jugar a cartas y dormir la siesta? Por el intransigente amor a las nuevas generaciones tomen la decisión de irse y váyanse. Gracias.

martes, 21 de noviembre de 2017

Como un amor que nunca fue.

Como un amor que nunca fue andan los dueños de los partidos políticos maquinando sus estrategias para ganar las próximas elecciones. El cometido de los dueños de los partidos políticos no es ése, o solo ése, tampoco pavonearse como quinceañeros enamorados con sus abre puertas por plazas de abastos repartiendo propaganda. El cometido de los dueños de los partidos políticos y sus serviles es solucionar lo nuestro. ¿Qué hay de lo nuestro?

Apenas salimos del tinglado que nos tenían montado los independentistas en Catalunya y andan los supervivientes por las televisiones con más barbaridades. "Muertos en las calles". ¡Esto es la guerra!. ¿Y qué hay de lo nuestro? ("Barcelona eliminada en la elección para la sede de la Agencia Europea del Medicamento"). Y el Sabina canta: "Y morirme contigo si te matas. Y matarme contigo si te mueres. Porque el amor cuando no muere mata. Porque...".

¿Cuándo trabajan por las necesidades del pueblo sus señorías? Dos dueños de partidos políticos, por decir: entre tú y yo, fusionamos nuestros programas electorales (qué importan nuestros programas electorales si no los cumplimos) porque dos somos más y así todo queda a nuestra merced. Entonces aparece la pregunta: ¿Antes o después de las elecciones? Se trata de gobernar o seguir gobernando y luego cada cual a sus negocios: Llenarse la buchaca y morir de amor. Cada vez que nos llaman a votar la lían parda, mienten como bellacos y más de lo mismo. Pero hoy no es un día cualquiera y me pregunto: ¿Adónde irá una democracia sin partidos políticos? ¿Adónde irá el buey si no ara? ¿Adónde irá un país con el corazón partido? Por una ciudadanía comprometida y votantes con memoria. Gracias.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Black friday.

Kristel me avisa que los trapos que vende en el black friday los regala. Y que vaya. ¡Vaya!, aún no me he repuesto de halloween, perdón, quise decir qué es halloween y ahora black friday. Y luego vendrá Christmas. Y vendrá mi suegra. España ya no es lo que era (la María sabe que no lo digo porque hoy es 20-N). Ni su Lengua Castellana. Gracias.

Una semana para el olvido.

La pasada semana no se la deseo ni a mi mejor amigo. No sé en el día que vivo: si voy o vengo, si esto o aquello, si uno u otro. Dizque de ir al hospital no sé si rompí aguas por Patricia. Sudo en frío. Estoy calado. Me muero, ay. De no ser Pedro Almodóvar, nadie, y si digo nadie es nadie, sabe como yo lo que es vivir al borde de un ataque de nervios.

En la vida de cada persona un día baja y otro sube, un día coge el tren y otro lo pierde, y en ese plan. Si una persona llega a donde se propone, en el mejor de los casos, se puede dar con un canto en los dientes. Y qué pocas personas nos acompañan por el camino en los momentos difíciles. Digo personas no digo amigas. Un amor para toda la vida ni lo nombro. Un amor y no un desamor. Y no hablo si en un descuido aparece el odio y la venganza como sentimiento para la devastación, entonces te puedes tirar al mar más profundo. Silvio Rodríguez canta: "Debes amar el tiempo de los intentos". Un intento cada día para ser mejor persona, sin olvidar que el querer pasa por ser mejor que el poder. A no ser que se confunda el querer con la vorágine perversa del poder que todo lo corrompe. ¿Comprendes? En serio: Otra semana entre la ansiedad y la desesperación no la tolero. (Como tú, mujer, yo, solo aprendo sufriendo). Gracias.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Control de presencia.

Porque tengo que cambiar el coche de acera una vez al mes lo arranco, pues eso, este mes no arrancó y tuve que llamar a la grúa que llevó el coche a un taller mecánico y cambió la batería y eso fue. Supongo que tener coche para arrancarlo una vez al mes y cambiarlo de acera es un lujo inaceptable por sí solo. Y una patata con todo lo que tengo que hacer. Bueno, no tengo mucho que hacer pero sí el mecánico. Le pregunté y fue un no callar. Que si uno, que si lo otro y patatán. En mal momento le pregunté. Para acabar diciéndome que a él nadie le engaña, no pensaba en mí, que no le pagara la batería, calle por Dios, pensaba en sus trabajadores que cuando tenía que salir con la grúa -me puso ese por ejemplo- sus trabajadores no daban pie con bola. Se escaqueaban de sus obligaciones. Pero se acabó, me dijo, y me enseñó un reloj para fichar y una cámara de vigilancia en el techo. Enseguida me di cuenta que estaba peor que yo. Parece que la vida laboral de un mecánico es más estresante que la de un funcionario público: "Vuelva usted mañana que después de almorzar voy al carrefur que tengo la nevera vacía". (En esta casa no hay control).

No es que me vaya la vida en ello, pero jode ir a una administración pública a hacer una gestión y encontrarte hoy y mañana la ventanilla cerrada y una becaria lamentando no poder hacer lo que no puede ni debe ni tan siquiera sabe.

Escucha: No digo que te obsesiones como el mecánico, pero cuando una persona entra y sale sin hacer su gestión se va pensando en ti. ¿Verdad que sabes que son culpables de algunos de tus males? San Pablo dijo: "Todo me es lícito, pero no todo me conviene". Si puedes elegir, y puedes, cuando menos que no se rían en tu cara. Gracias.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Reza y ya me contarás.

Si no sabes dónde te has metido tal vez no entiendas lo que hay ni si has llegado a algún lugar de los soñados por ti cuando tenías ganas de vivir y hacer cosas. Presumo que vas hacia atrás como los cangrejos. Compañera de fatigas, qué poco sabes de esa vida que has decidido llevar. Más de una y dos y siete se sentirían felices si fracasaras en tu empeño. Lástima que no seas capaz de llamar a la puerta de la experiencia. Después de Eugenio, todo ha muerto: la solidaridad, el compañerismo, el saber qué hacer en los peores momentos. Después de Eugenio y sin recambio solo desaliento. Más de lo mismo y menos oportunidades de ver en tu cara alegrías. Solo palabras huecas versus hechos consumados. Rezaría por ti, pero la creyente eres tú, yo solo te quiero. Y para ti eso ya es lo de menos, lo de más es desafiar la rigurosa severidad del tiempo. El tiempo no perdona, pero eso ya lo sabes, lo que parece que no sabes es que llegará desafiante. Dicen que quien en Dios confía al mal desafía. Pues eso: Reza y ya me contarás. Gracias.

viernes, 17 de noviembre de 2017

De paseo con Ian por Les Seniaes.

De paseo con Ian por Les Seniaes (Patricia no está para paseos. Otro milagro de la creación espera el día señalado) le pregunto si le gusta los naranjos a punto de recoger su fruto (la recolecta de la naranja apenas dura una semana y su belleza es comparable a la floración del azahar) y él a lo suyo, a tirar piedras a la acequia. El futuro de Ian pasará por la cirugía, el lanzamiento de piedras a la acequia o etcétera, pero no pasará por Historia del Arte como su madre.

"Ian, deja ya de tirar piedras a la acequia, ay, cuando crearás juicio y refinarás tus modales". Se lo explico y le suena a misa de domingo. Hablando de misa, hago público por este medio, y es una puñalada por la espalda que se parece a otra puñalada que, según me contaron, una amiga clavó a otra y esperó sentada a que se desangrara (venga esas risas): Ian va a una guardería de monjas. Si la Pasionaria levantara la cabeza me desheredaba. Dios y María quieran que en un descuido hoy nadie entre en de soslayo y me lea. Un nietu monaguillo, hay que joderse. Y luego hay quien piensa que hay que morir matando por sus ideas. Patricia y Kristel ni siquiera el bautismo y resulta que Ian lo lleva de libro. Ojalá y como a mí no le obliguen además de rezar cantar Cara al Sol. Y sin embargo... Te quiero. No hay nada como respetarse y llevarse bien. Allá cada cual con sus ideas, se quiera o no, el futuro si no lo compartimos acabará de cualquier manera con nuestros huesos en el osario y allí lo de polvo eres y amén. Las circunstancias pasan, y las personas, solo las obras quedan sin ideas ni religión. Pero cómo duele que no se entienda que el porvenir pasa por la palabra y la santa poesía, no por lo que cada cual quiera ver en casa (antes Casa del Pueblo). Pablo Milanés canta a Yolanda: "Te amo, te amo. Si he de morir quiero que sea contigo. Tu mano, eternamente tu mano. Te amo". Gracias.

jueves, 16 de noviembre de 2017

El miedo es libre.

Llevo años escribiendo el día que me gusta vivir y no me va mal. A veces creo que podía escribir días aciagos, serían días muy parecidos a los que vivo y no a los que escribo. Pero sería injusto. O escribo a la buena suerte y a la mejor gente o al porvenir que llegará sin duda con un amor en bandolera. Me gusta escribir positivo y cuando no lo consigo no lo publico. Y si lo publico, pongo en conocimiento a quien pueda interesar que es mentira. Aunque a veces escribo tristezas para que no se olvide que las cosas van mal y pueden ir a peor. Que sería como pagar a un electricista para que cambie la bombilla fundida del pasillo. ¿Recuerdan la bombilla fundida del pasillo? Si no llego a pagar un pastizal a un electricista hubiera acabado viviendo de la caridad porque las damas de buen amor no existen. Y sin embargo... (la reforma de la cocina ni la menciono. Mi esposa delegó en mí y yo en El Corte Inglés: que sea lo que Dios quiera). 

Patricia dice que Ian quiere que sea cirujano porque ganan mucho dinero. Pues no, para ganar dinero, mucho dinero, ninguna profesión como la de electricista. Los ahorros del mes para una chapuza. Lo bueno que hice las paces con mi esposa y ahora pecamos más que siempre. Le pedí perdón, yo no soy de mucho pedir perdón, pero sino el miedo la espada de Damocles que viene a ser lo mismo pero en frío, como la venganza. Y eso es todo. Una vez más ganó el amor. También el electricista. Vale el decir popular: "Lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana". Gracias.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Los amigos de Rajoy.

Precisamente ahora estoy en el pueblo lejano quizás en otra ignota galaxia que nombré días atrás, y como no tengo ganas de escribir leo, y un artículo me confirma que, como país, somos apenas y con Rajoy y sus amigos no vamos a parte alguna, y menos saldremos de esta. "Copio y pego" el artículo para que sepan de qué "pasta" están hechos los millonarios de este país. Los que tienen su dinero en paraísos fiscales y no pagan impuestos, y los que lo tienen aquí, en España, y pagan el popular 3%. O los que se acogen a la amnistía fiscal de Montoro si no son los mismos.

"400 millonarios piden a Trump que no les recorte los impuestos. Los más ricos alertan en una carta al Congreso de que la rebaja fiscal solo favorecerá la desigualdad y aumentará la deuda".

El dinero a veces no lo es todo. El gran proyecto fiscal del presidente Donald Trump ha topado con un inesperado adversario: 400 millonarios y multimillonarios han firmado una carta en la que piden al Congreso que no recorte sus impuestos. La misiva, suscrita por nombres como George Soros y Steven Rockefeller, considera que la rebaja de impuestos solo favorecerá la desigualdad y aumentará la deuda. "Creemos firmemente que la forma de crear más trabajos de calidad y fortalecer la economía no es mediante reducciones de impuestos para los que más tenemos, sino invirtiendo en el pueblo americano", afirma el escrito. (El País).

Sean sinceros: ¿No les dan ganas de llorar? Pues las encuestas siguen dando al PP una holgada ventaja. Tenemos Rajoy para Rato. Las culpas de los votantes son y no de los españoles. Lamento amargarles el día. Con el perdón.


martes, 14 de noviembre de 2017

El acabose.

Alguien pudiera pensar que el acabose es la inquisición, el oscurantismo, la represión brutal y luego, todos y todas a la hoguera. Alguien pudiera pensar que hablo de la independencia de Catalunya. Pues no. El acabose es cambiar los muebles de cocina. Mi esposa delega en mí la reforma, y no es porque me considere capaz de reformar la cocina a la moda de sus benditos caprichos, no, quiere echarme de casa porque ahora trabaja en una multinacional catalana con sede en Valencia y considera que es el momento oportuno para cambiar las cosas que funcionan por otras que vaya usted a saber. No sé si ustedes cambiaron una cocina nueva por otra más nueva, pero de viejo, como Rajoy, si algo funciona no merece la pena cambiarlo. Reformar la cocina de casa para mí será una revolución o un golpe de estado o los de la acera a la carretera y más leña esto es la guerra. (Y también dos huevos duros). O la muerte si es más.

En serio, abrazaría a una amiga del mundo porque para mí no existen las fronteras, pero reformar la cocina de casa me siento incapaz, tan siquiera buscar un carpintero, aún no me he repuesto de la bombilla fundida del pasillo y otra que tal baila. Reformar una cocina incluso cuesta más dinero y sin embargo: ¿Alguien sabe dónde vive un carpintero en este país? No digan Ikea que para mí una llave es de casa y no es de allen. Busco en el listín telefónico lo más moderno en cocinas pida presupuesto sin compromiso y la medida la ponen ellos, tú tienes que adaptar la casa a su medida. Así no se reforma una cocina. Me declaro en rebeldía y eso es todo. Ojalá y mi esposa no acuerde echarme de casa ahora que llega el invierno más frío. Cuando menos tendría que emigrar a Bélgica y no sé holandés. Gracias.

lunes, 13 de noviembre de 2017

¡Hágase la luz!.

Me cuentan que en un lejano pueblo, quizás en otra ignota galaxia, se entierran las miserias cuando se dan cuenta que no merece la pena desear mal ajeno para dormir con la conciencia tranquila. Ni puñales por la espalda ni injurias en el lavadero municipal. En un lejano pueblo, según me cuentan, los besos y los abrazos son sinceros y no existen desprecios. El amor es para siempre si lo es pero no el odio. Si muere el amor no nace el odio ni muere la amistad. Ni se pierden los saludos por la boca de alcantarilla. En el pueblo de Patricia eso no ocurre, mandan las apariencias que devoran sentimientos. La educación es mala educación si niega el saludo y vitupera la dignidad de las personas. En un lejano pueblo, quizás en otra ignota galaxia, según me cuentan, enviaron un mensajero al pueblo de Patricia y estupefaciente comprobó que al doblar la esquina, con la cara de los domingos, le desearon buen día sin conocerlo. De lo que se deduce que en el pueblo de Patricia si te conocen solo puedes vivir si sobrevives a los medios días. Y qué pena conformarse con medios días habiendo días enteros. (Mujer de triste mirada, al doblar la esquina, en un descuido tal vez, saludaste a quien nunca debiste retirar el saludo. Eso es bueno, cuando menos buen comienzo. Y quien te acompañaba hizo lo mismo, eso es mejor todavía. Al fin comprendiste que solo a mí me puedes despreciar porque nunca dejaré de quererte). Gracias.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Yo dibujé a Kristel antes de nacer.

Con voluntad de escribir pero sin una idea interesante que me convenza pienso que siendo domingo si Dios por boca de San Juan, San Lucas, San Pablo, en fin, un Santo que además fuese Apóstol me daría la inspiración que no tengo y abro la Biblia en verso y al azahar aparece San Pablo Apóstol y me deslumbra con un enunciado divino: "Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; más cuando venga lo que es perfecto, entonces lo que es en parte será quitado". Divino e inspirador enunciado, pero torpe de entendederas me deja entre las hojas de laureles marchitas.

Cuando la inspiración se niega me adentro en Les Seniaes, el paraíso donde todo comenzó, y entre naranjos se deja ver un poema que se explica atizando la memoria y todo cobra sentido: "Porque en parte conocemos (antes de nacer dibujé un boceto con tu cara de hermosura, tu boca y tu risa, tus ojos y tu mirada, tus manos, tus piernas, tu inmenso corazón y lo acomodé en un cuerpo de ángel prestado del cielo con todos los sentidos) y en parte profetizamos (y te quise), más cuando venga lo que es perfecto (viniste primorosa al mundo), entonces lo que es en parte será quitado (para ser por siempre la niña de mis ojos)". Sucedido inexplicable a la ley natural: Yo dibujé a Kristel antes de nacer.

Y qué cabeza la mía no darme cuenta que hoy es el cumpleaños de Kristel y que está a punto de amanecer y aún no la he felicitado. Está durmiendo en el jardín de sus sueños y no quiero despertarla por más que sea el aniversario de venir al mundo entre mis brazos. El día que nació Kristel, y es un lejano día, nacieron todas las alegrías en mi vida. Y fui feliz. Y nunca jamás dejaré de ser feliz porque nace dentro de mí cada 12 de noviembre. Un milagro para creer.

Kristel: nada es eterno, y menos el paso silente de los años. Una cana, una arruga, un aquel, un adiós en primavera. Importa lo que importa: la salud, el amor (que tu memoria no me guarde en un cajón). Y que cumplas muchos más.

Feliz cumpleaños, Kristel. Te quiero (y yo más) como siempre, mi vida, nada ha cambiado. Como siempre. Te quiero.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Mucho antes de morir.

Debe ser triste de morir ver a una persona con la salud mental desordenada y no saber qué hacer. Uno se encuentra más allá del dolor de alma como en casa. Si alguien quiere saber si existe dolor más allá del dolor de alma, si, existe. Uno no puede desenvolverse, valerse por sí mismo. Ser quien fue. Uno no puede enfrentarse a la realidad y hubiera preferido morir de joven que ser viejo en el manicomio y no estar loco. (No es lo mismo ser viejo en el manicomio que estar loco). En el manicomio no existe el buen amor; dan de comer, dejan ser quien quieras, pero el buen amor no.

Amor: hace tiempo ha empezado a levantarse un muro entre nosotros. Hace tiempo que el manicomio ha perdido el sabor que desparrama por el suelo amor. Amor sexual. Antes de saber quien soy quiero darme un homenaje con tu cuerpo. Ni tú ni yo somos culpables. Mientras podamos... Cuando todavía se puede... Mucho antes de morir. Gracias.

viernes, 10 de noviembre de 2017

Con ella.

En mi cotidianidad, como un quinceañero ante su primer beso, vivo subordinado a lo que tuve y perdí. Sobrevivo sin ella. Si me siguiera leyendo... Si me leyera... Con ella. Porque no pierdo la esperanza de morir sin tener algo con ella.

Llegado los años altos alimento carencias, algunos descuidos, y reflexiono comportamientos poco afortunados. Vivo sin ella aferrado a un recuerdo. Facilitaría las cosas si fuera capaz de hacer introspecciones en mi estado ánimo que gira un día y otro y siempre en torno a una paranoia que perturba mi voluntad. Sobreviviría a mi debilidad mental si apareciera. Recuerdo una promesa que corrigió su rumbo y volvió a echar a andar. Los dos vivimos desamparados. (Quieras o no, mujer de ojos negro azabache, musa, dama de la poesía, acabarás cediendo por amor). Gracias.

jueves, 9 de noviembre de 2017

A ella.

Inducido por la nostalgia echo la vista atrás y aparece ella, la mujer que prendió en mí el sentimiento que desborda la capacidad de amar al amor de otra manera. A ella, la mujer situada en todos los altares de la poesía. Ella también me enseñó a amar la poesía. Yo aprendí a extasiarme con su pelo seducido por el viento. Y sus manos emparedando su cara de niña. Y sus ojos negro azabache, y de ellos su mirada de soslayo (de su mirada nació de soslayo). Y su risa. Y las cinco de la tarde y un café. A ella, por haberse hecho dueña de mi locura. Y por si tanta poesía fuera poca, me acortó los días y me alargó las noches y me enseñó a soñar. Soledad dichosa de la poesía. Musa de mi inspiración. (Ella me enseñó a amar al amor de otra manera, la poesía y todo lo demás; yo le enseñé la vida que perdió). Gracias.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

No estés triste, papi.

Kristel me envía un correo electrónico urgente: "No estés triste, papi. Te quiero muchísimo".

Pues va a ser verdad que estoy triste... y que me siento triste... y que no tengo motivos que es peor. Dolor de alma y luego aparece la desesperanza. En fin, para no alargarme en lamentos: soy viejo y cualquier estupidez me duele. La estupidez de uno es la desesperanza de otro. Lo sé porque antes de viejo fui joven y las estupideces de algunos no me dolían. Ahora me duele todo. Si llueve me duele la rodilla. Si no llueve... Perdón, escribí que ahora me duele todo y se me olvidó escribir que, también, me duele más que a toda la colindancia. No me llames Dolores llámame Lola.

A Kristel, la niña de mis ojos, la tengo preocupada y ella a mí porque soy viejo. Ella pena por mí porque estoy triste y yo por ella: no me fio que tanta felicidad sea verdadera. Los viejos somos desconfiados. Los viejos somos lo peor en todo. Y eso que a mí hace años me tocó la lotería. Increíble pero cierto. Ingresé el dinero en el banco y no quedó un alma en pena que no le contara que me había tocado la lotería. Con el tiempo llegué a ser mejor persona. Eso creo.

Kristel, no penes, mi amor, cierto que a veces estoy triste, pero vivo los años altos y sino una dama otra me atiborran a pastillas de colores y así es imposible ser feliz. O aparentar que lo soy. No te preocupes, vive tu vida y deja que yo viva la mía en mi impagable soledad. Te aseguro que no me va mal, al contrario, me va estupendo, confía en mí, eso sí, mientras te perciba cerca. Además, jamás llegaré a la conclusión de que algo malo me ocurre. Y, por si fuera poco esta certeza, la Magdalena siempre me acompaña. Pero eso ya lo sabes. Yo también te quiero muchísimo. Gracias.

martes, 7 de noviembre de 2017

Hoy hay que vivir.

Una amiga allende los mares me dice que me presiente triste. Y yo, como una amiga ida: "tú como siempre haciendo amigos", le contesté: toma un tequila a mi salud y yo te cantaré una canción de Shakira. Lo cierto es que estoy triste. No quiero estar triste y estoy triste. Pero hay más y peor: me siento triste y no tengo otra opción. Mi mente absurda intenta convencerme para que me vaya al carajo. ¿Dónde está el carajo? ¿Qué gana si me voy? ¿No sabe que si yo me voy ella se va? Morir matando, imagino que la cuestión es esa. Como la vida que si no vives mueres. La verdad es que no siempre tenemos la posibilidad de decidir sobre nosotros mismos y por un motivo u otro tiramos por la calle del medio. Siempre hay una razón o una sensación de tristeza que se instala en el alma y nos hace vulnerables. Es cuando la tristeza se apodera de nuestra voluntad y salir a la calle no apetece, por apetecer solo apetece morir, que diría una amiga allende los mares (allende ser discreta es hermosa, pero no se lo puedo decir porque se viene arriba y entonces no sería la misma). Ay, está una amiga para dar consejos a nadie. A los dos nos diferencia dos cosas en una: el miedo y la muerte. Una amiga quiere morir pero le tiene miedo a la muerte, y yo no quiero morir por miedo a sobrevivir. Lo bueno, porque es sabido que si existe lo malo existe lo bueno, que vamos sobreviviendo. Y qué bueno, aunque no es precisamente el día que nos gusta vivir. Yo me conformo y una amiga también pero no lo sabe. Un día le explicaré en un poema que es feliz y si me cree dará en loco. O, cuando menos, acabará con una vida de tristezas.

Si una amiga allende los mares fuera cantante sería el indio Vicente Fernández. Y si yo fuera Shakira me divorciaba de Piqué y me casaba con Cantinflas. Cantinflas sabía reírse y hacer feliz a la gente. No queremos estar tristes. Una amiga allende los mares, y yo mismo, sabemos de tristezas, pero ya amanecerá mañana: Hoy hay que vivir. Gracias.

lunes, 6 de noviembre de 2017

No me guardes rencor.

Tu corazón no podrá hablar por ti mientras vivas sin pensar con influencias negativas aunque intentes lo contrario.

Niégame pero no me guardes rencor. Si te hice daño, si traumaticé inconsciente tu alma, si desacredité tu futuro, si lo que hice salió mal, si no di pie con bola, niégame, pero no me guardes rencor. Uno aprende en la escuela y en la vida lo que aprende pero hacer todo lo que nos exigen las personas que más queremos... Perdóname si puedes. Niégame si quieres pero no me guardes rencor. Quise hacer las cosas bien, como cualquiera, y ahora -no antes- dices que me salieron mal y vaya torpeza. Pues vaya torpeza. Pareces nueva en el oficio de vivir. Lo que proponemos en la vida a veces se alcanza y a veces... No me pidas la luna. ¿Y a santo de qué vienes exigiendo responsabilidades? No dudes que hice lo correcto en cada momento según mi criterio. Y lo hice pensando en tu bienestar y por amor. Así que no me vengas con esas. Pues con esas y lo que callo, porque eres tierra y eres trigo y eres aire y eres lluvia eres vida.

Ojalá y te salgan las cosas que hagas por amor mejor que a mí. O al menos que nadie te las reproche cuando vivas en el fondo de un mar entre las algas de un poema que no se quiere explicar. Me tienes desconcertado con palabras de consecuencias impredecibles. Libérame de mis horrores o calla tu voz ahora que descansas en la excelencia. La decisión que te subió a lo más alto quizás algún día te baje... Te quiero, pero hoy me alejo de todos tus días. Gracias.

domingo, 5 de noviembre de 2017

La buena panadera.

¿Verdad que recuerdan un día en la panadería que Ian de buena mañana con la cara de pillo rompió dos huevos de gallina? Bendita panadera y su sonrisa de tranquilo señor no tiene importancia. Indudablemente en la vida basta con estar atento y aprender, poner voluntad y querer, sobre todo querer, ay, querer aprender, quise decir. Pues la buena panadera (desde hoy la rebajo de bendita a buena), en el mismo lugar donde tenía expuestos los huevos de gallina y a la misma altura, puso otros huevos pero de chocolate con una sorpresa dentro. No me pregunten sobre los huevos de chocolate a no ser lo que cuestan 1,20€. Más o menos lo que cuesta una docena de huevos de gallina. Aprende rápido la buena panadera. En el pueblo de Patricia, como el refrán: "El más tonto hace relojes". Con perdón. Gracias.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Esto no tiene fin.

A Patricia le sienta bien el embarazo, está más guapa que siempre. Ian también está más guapo que siempre pero le sienta mal el resfriado, no puede ir a la guardería y en casa es un espanto. Estoy de la Patrulla Canica que la vomito. ¿Alguien sabe si Catalunya es española o francesa? La Virgen del Pilar no quiso ser francesa pero Catalunya no sé. ¿O Catalunya Catalunya como Suiza? Estoy descolgado del mundo real. Y atarantado de la cabeza. El ginecólogo a Patricia le dice que más o menos una semana, o dos, o vaya usted a saber: no le pone fecha al parto. Lo peor Ian. Es mucho más complicado ser güelu de lo que pensaba, si lo llegué a pensar un día. Mucha risa, mucho amor, y mucho tiempo que regalarle. Antes me dedicaba todos los días, ahora siempre tengo barcos por su mar. Esto no es vida. En mi interior al menos fluye un certeza, que de noviembre no pasa... y si pasa no paso yo. Con Ian no valen decisiones, solo incertidumbres, cansancio, desánimo. Ni cantarle una nana, ni leerle un cuento chino. (¿Qué hice mal para tanto padecer? ¡Oh, Santísima!). Y mi esposa que sería mi salvación la han llamado a trabajar para una empresa catalana en Valencia. Una de tantas. Y dicen que como los amigos gorrones que siempre nombro han venido para quedarse. No comprenden que en toda circunstancia necesito de mi impagable soledad para solventar mis carencias psíquicas. Se trataba de sobrevivir a octubre luego a noviembre. ¿Y ahora qué? Como en Catalunya. Esto no tiene fin. Gracias.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Si vas con él como si no.

Me viste, te vi y fui en tu busca, pero estabas acompañada y tu mirada se perdió en la baraúnda. Lo cierto es que creí que no teníamos asignaturas pendientes, pero aún te persigue el rencor que has creado en él con tus mentiras. ¿Qué te incitó a hablarme aquel día? No te imaginas lo feliz que me hiciste cuando te acercaste a mí y me abrazaste y nos besamos y recordamos tiempos mejores. Sin reproches, solo amor. Confieso que me sedujiste como un adolescente enamorado. Y qué bueno cuando cambiabas tus caderas de acera o mirabas al cielo si llovía. A veces llueve y sabes qué dice la lluvia, que para salir el sol primero tiene que dejar de llover. Me duele aceptar que has muerto después de quererte tanto. Ciego de mirarte, si me vuelves a ver, medita tus palabras al aire. Si vas con él como si no. Gracias.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Enterrando sollozos.

La dependencia que tengo del amor es total, sin embargo, soy incapaz de encauzar mis sentimientos por el camino que lleva a ti. ¿Qué escondes? El amor no se impone. El amor es libre. El amor todo lo puede. El amor no entiende de porcientos. El amor no obliga. El amor es fe ciega. Supongo que algo parecido al amor debe ser Dios y María.

Vuelves como te fuiste sin saber qué te hice para que te fueras ni por qué vuelves ahora como si no hubiera pasado nada. Qué te hice para que te fueras, qué te hice, amor. Y vuelves para decirme que todo lo que te pedí me lo diste. Yo nada te pedí, amor, otros serán los que te pidieron, yo no. Yo te hubiera pedido que no te fueras de saber que ya te habías ido. Sin saber por qué te fuiste ni por qué has vuelto, si aún permanece algo de mí dentro de ti, porque yo nunca te dejé de querer, no vuelvas si no estás segura de quedarte. No vuelvas ahora que sale el sol en mi vida. No vuelvas si tus intereses son hacerme daño hasta que no aparezca en la lista de los nuevos amanecidos. No vuelvas, aléjate de mí, regresa donde te has ido, donde nunca luce el sol. Lo veo en tus ojos y tu mirada chivata me confirma que vives de espaldas al amor. A veces uno pagaría por equivocarse, pero tú, como yo, somos carne de psiquiatra.

Un día, te quedes o no, me dirás qué te pedí y qué me diste, y te diré que ése no soy yo. Yo nada te pedí. Pero si de pedir se trata, pues me temo que a pedir has venido, pídeme lo que quieres y a cambio yo te pediré para compensar la balanza. Lo que te pida, como puedes imaginar, no será para mí. Al contrario, tú me pedirás para ti (me cuentan que en el circo que has montado te crecen los enanos). El caso es grave y va para tragedia. Te animo que no hagas lo que me hiciste a mí, ahora puedes ganar, además por el mismo precio a perder le puedes llamar ganar. Recuerda a Carlas Puigdemont. Y sí, entierra esos sollozos de plañidera que no cuelan, tu mirada chivata te delata. Gracias.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

En algún otro lugar.

En algún otro lugar llueve chuzos de punta,
llueve en algún otro lugar y los chuzos de punta se clavan en el alma.
Llueve y no te siento tan cerca como siempre, por sentir ya ni te siento.

En algún otro lugar llueve chuzos de punta.
Llueve en algún otro lugar y tengo inundado el corazón.
Lágrimas de corazón.

¿Alguien escucha tu voz
cuando me llamas para decirme que me quieres?
Desaliento taciturno y abismal.

Te imagino en el jardín de tus sueños abrazada a mí.
Extorsión...
Chantaje emocional...

Nunca dejaré de estar a tu lado.
En algún otro lugar.

martes, 31 de octubre de 2017

Al fin se va octubre.

Octubre.

Estaba echado yo en la tierra, enfrente
del infinito campo de Castilla,
que el otoño envolvía en la amarilla
dulzura de su claro sol poniente.

Lento, el arado, paralelamente,
abría el haza oscura y la sencilla
mano abierta dejaba la semilla
en su entraña partida honradamente.

Pensé arrancarme el corazón y echarlo,
pleno de su sentir alto y profundo,
al ancho surco del terruño tierno,

a ver si con partirlo y con sembrarlo
la primavera le mostraba al mundo
el árbol puro del amor eterno.

Autor: Juan Ramón Jiménez.

La tristeza se masca en el ambiente y mantiene alejada la alegría de gentes de buen corazón. La depresión se hace dueña del cotarro y deteriora los sentimientos del alma como esos teléfonos que pierden la cobertura, desconectan la amena conversación y entonces aparecen las dudas y las falsedades. La realidad hace memoria en la distancia y sin dar explicaciones se aleja camino del olvido. El amor eterno agoniza y muere. Todo lo que nace muere. Cuando algo muere necesariamente algo nace. Lo que no nace, necesariamente, es cerca de donde muere. Pero quién advierte esa pequeñez, y si la advierte qué importa. Importa el día de cada cual, esos asuntos, otros amores, y eso es todo.

Por mi parte, espero que octubre se vaya y no vuelva. Espero la transformación del ser. Espero un milagro sin fecha. Por los desprecios, por las calamidades, porque hoy no ¿y mañana? Tal vez espero demasiado. ("Mejor te aviso, no te preocupes: ya amanecerá algún día"). El tiempo pasa, amor, y tú no estás, y no estás porque no viniste, te esperé en la estación del tren y no viniste ¿y mañana? Que seas feliz, inmensamente feliz, el día de tu cumpleaños rodeada de quien más te quiere. No volveremos a ser arrieros. (Ojalá y noviembre sea el mes deseado en el calendario para el amor y la santa poesía. Y te salve. Y me salve. Y nos salve). De otra manera, la salud bien, gracias. Gracias.  

lunes, 30 de octubre de 2017

Se busca una amiga en un país escabroso.

Se busca una mujer joven y bella que le guste el café y las pastas de té. Me siento solo y me vendría bien una amiga, pero ya digo, ha de ser joven y bella, al menos como Shakira (por favor, absténganse las mujeres que no reúnan ese perfil maravilloso). El café y las pastas de té corren de mi cuenta. Mi propósito es sano. En realidad busco una amiga, y ya digo que Shakira sin Piqué sería ideal, pero con que no sea otra decepción me conformo. Puesto que la amistad es selectiva, y va en serio, me gustaría que fuera una mujer que no apareciera en mi vida por motivos tristes, ay, para triste me sobro. Un día, y qué cosa curiosa, me obligaron a hacer la primera comunión y el cura me dijo que tenía que confesar mis pecados. ¿Qué pecados puede haber cometido un niño con siete u ocho años? Entonces le pregunté a otro cura y pasé la prueba con nota. La primera vez que mentí en mi vida me obligó un cura. Otro cura me enseñó a mentir y creo que fue el día de mi primera comunión cuando perdí la inocencia. Suponiendo que un día llegue a tener una amiga no le mentiría. Por eso y lo que me callo, qué difícil es vivir en un país escabroso si no estás muerto. Por cierto, en casa, no volvimos a hablar de la amiga muerta de mi esposa, supongo que la máxima autoridad del pueblo de Patricia haya ordenado su entierro. Amén. Si algo tengo que agradecerle a la vida, además de seguir vivo, bueno, lo de seguir vivo se lo agradezco a mi esposa, pero ese no será tema a debatir en de soslayo, es haber encontrado Les Seniaes. Aunque el resabio de mentir lo mantengo desde el día que hice la primera comunión. Es darse cuenta cuando la fe desata el potencial de una semilla y extrae lo mejor y lo convierte en lo peor... tú haz siempre lo correcto, le digo a Ian. Pues eso, como si se lo dijera al cura de mi primera comunión. Quien se mira el ombligo es esclavo de sus miedos. Hablando del miedo, allí donde el miedo campa a sus anchas es precisamente donde lo posible se hace imposible. Verbigracia: una patria a quien amar, una bandera a quien besar, un héroe a quien honrar, y en ese plan. La esperanza, no me canso. Mientras llega el día, yo a lo mío: Se busca una amiga en un país escabroso. Gracias.

domingo, 29 de octubre de 2017

Esperanza.

He perdido a quien cuidaba mi credibilidad y los medios de comunicación que la tuvieron la dejaron de tener cuando no les quedó más remedio que ampliar capital y cambiar al director y su línea editorial por una más cercana al poder. Pero qué director y qué línea editorial cercana al poder si la realidad que sufrimos emana del poder. Hasta Dios en su omnisciencia nos aconseja no acercarnos al árbol del saber. Las noticias en este país son un dolor y no hay manera de llegar a final de mes. Y ya me cayo, porque acabo de oír a Patricia responder a Ian que pedía pipi que ya no tenía. En todas partes cuecen habas. Hay rescatar el país de la vanidad de los políticos y volver a los valores democráticos. Hay que poner las cosas en su sitio y volver a confiar en la vecindad. Porque siempre hay un poema que se explica. Porque hay esperanza. Siempre hay esperanza. Esperanza de que las cosas vayan a mejor. Esperanza. Gracias.

sábado, 28 de octubre de 2017

Por favor, sean felices.

Cuando yo nací el país estaba tranquilo y vivíamos intranquilos. Ahora el país no está tranquilo y seguimos viviendo intranquilos. Cuando yo nací había trabajo y pasábamos hambre, ahora no hay trabajo y seguimos pasando hambre. Y no excluyo la libertad de expresión que ni antes ni ahora. Vamos a peor. No es nostalgia, tampoco un tango tristón, es una depresión como un tren de mercancías. Si la dama que no me deja ir supiera que soy capaz de echar cuentas desde que nací, ella que daría lo que no tiene por saber algo de mí -probe-, se metía a chamán o a pitonisa de feria.

En este país nos falta fe. Por la María sé que en el cielo no dejan entrar a quien no vaya acompañado y enamorado. Como no descarto que en un descuido alguien entre en de soslayo y me lea y crea en Dios y con el tiempo me llegue a querer entraré en el cielo por la puerta de los monseñores. En serio, cuando llegue el día que tengo señalado en el calendario me gustaría que todos y todas nos lleváramos mejor. Son un dolor las noticias que me llegan. Gracias.

viernes, 27 de octubre de 2017

Lamento con causa.

No es habitual en mí, pero hoy me dio por pensar en la noche desvelada, otras noches me da por llorar. Joder, dona, me estoy yendo. No puedo crear un paraíso y usarlo para huir de la realidad. Siempre hay un descuido, otra aquella, o un aquel, sino un grito vehemente que necesita ser oído por mí. No puedo vivir al margen de la realidad desde que imaginé Les Seniaes y soñé los mejores amores. Hay una realidad que necesito vivir. Soy un soñador terco pero no puedo seguir mintiendo. Pienso en ti, amor, y escucho a Chavela, la Vargas y me siento reflejado "En el último trago".

"Esta noche no voy a rogarte.
Esta noche te vas que de veras, qué difícil tratar de olvidarte.
Y que sienta que ya no me quieras.
Nada me han enseñado los años, siempre caigo en los mismos errores".

Por mucho que quiera negarlo pertenezco a este mundo, a esta realidad, y vivir en busca del olvido no me reconforta. No puedo deambular por ahí con viento escaso para librarme de ti, amor se llama el sentimiento y en Les Seniaes me siento como en casa cuando tenía casa. Otra vez tú, otra yo, no hay manera de ponernos de acuerdo. Cada vez más lentos, cada vez menos sinceros. Me hago viejo prematuramente y la nostalgia me está matando. Me siento como un títere de feria en el que nadie se fija. Nada me han enseñado los años, pero sí, esta noche no voy a rogarte. Gracias.

jueves, 26 de octubre de 2017

A Enol, por nacer.

Quiera Dios,
no se muera mi memoria
antes de que nazca Enol.

Quiera Dios,
me permita contarle de mis guardados recuerdos
algunas vivencias sobresalientes de su madre.

Quiera Dios,
tomar con él libre algunas tardes:
quiero sentir su corazón latir entre mis brazos..

Quiera Dios,
guardar su mirada de inocente bebé
en mi retina antes de que ocurra nada.

Quiera Dios,
porque si su madre es mi hija y Enol es su hijo...
¡Quiero vida y quiero tiempo!. Tiempo para amar a Enol.

                                                                  Cuando más hermosa es la vida...
Quiera Dios,
sino por mí por Patricia,
cuando menos conocernos.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Asumo la neutralidad.

La vi, me vio, y nos hablamos. Había más gente, tal vez por eso la conversación por su parte se limitó a preguntarme con media sonrisa después de pronunciar mi nombre: "¿Dónde vas? Y mi respuesta, como si fuera más gallego que Rajoy otra pregunta que tan siquiera recuerdo. Ni un hasta luego, ni ya nos veremos. Así no se compone una canción de amor. Supongo que quien acepta la verdad vive le realidad y eso es todo. A no ser que uno quiera más y entonces debe añadir respuestas a las preguntas de buena mañana... A más viejo más huraño y más porfiado. Me duele andar el camino incierto de la amistad que fue. Si fue y es, si se fue y volvió, si nunca se fue del todo, si me vio y no cambió sus caderas de acera y me habló: ¿Qué me ocurre si es lo que más deseo? Quiero que vuelva, yo quiero que vuelva. Me falta determinación, lealtad al amor. No sé quién soy. Mi carácter insufrible de viejo eremita me priva del amor en versión amiga: ni que tuviera un frenillo en la legua o mi corazón fuera un témpano de hielo. "Soy un caso perdido". Lo explica mejor Mario Benedetti, poeta de la vida y el amor: "Por fin un crítico sagaz reveló (ya sabía yo que iban a descubrirlo) que en mis cuentos soy parcial y tangencialmente me exhorta a que asuma la neutralidad". Gracias.

martes, 24 de octubre de 2017

Y la maleta a la puerta.

El de siempre desde dentro me pregunta cómo me va. Como si no supiera cómo me va. La pregunta está cargada de incertidumbre y mala intención. Me deja como me deja y con el mayor cinismo me pregunta cómo me va. Me va mal.

Creo que es un ultimátum. Alguien pudiera pensar que sí, y no es para menos con Catalunya. Ya claro, sí, es verdad, Catalunya, pero lo mío es peor. Mejor me explico. Ojalá lo consiga al menos como desahogo, estoy que me muerdo.

Empezó por San Juan cuando los días son largos, me avisó cuando mengua la noche y crece el día que cambiara la bombilla fundida del pasillo. Entonces pensé que se veía bastante con la luz del sol y para qué gastar dinero en otra bombilla. El caso es que me olvidé y estamos en otoño y no se ve ni para cantar. Me avisó, dice, con tiempo. Perdón, hablo de mi esposa. Como los empresarios catalanes no creyeron a los secesionistas, yo no creí a mi esposa. En fin, tengo la maleta a la puerta y el plazo vence a las diez de la noche cuando cierra el carrefur. Mi vida pende de un hilo.

Con el miedo en el cuerpo vengo del carrefur y vaya si se nota que estamos a fin de mes. Apenas había clientes. La última semana de mes en este país se hace dieta o se pasa hambre. Digo con el miedo en el cuerpo -ay, se me va la pinza-, porque pregunté en atención al cliente por la bombilla y estaban agotadas. ¿Y ahora? Se lo conté a Patricia y nada. Entonces recordé el seguro del hogar, llamé y me dijeron que una bombilla no, pero un grifo sí. ¿Qué broma es esa? ¡Necesito una bombilla!. Otras veces mi esposa me amenazó, no la creí y no pasó nada, pero esta vez creo que yo también tendré que cambiar mi domicilio fiscal. Quizá ya ocurrió y una bella dama me acojió en adopción. Gracias.

lunes, 23 de octubre de 2017

La estamos liando parda.

Aung San Suu Kyi sentenció: "No es el poder el que corrompe sino el miedo. El miedo de perder el poder corrompe a los que lo tienen, y el miedo del abuso del poder corrompe a los que viven bajo su yugo". ¿Qué quieren que les diga?

Pues si es verdadero que no es el poder el que corrompe sino el miedo, en este país tenemos políticos más valientes que el Príncipe Valiente de las galletas de chocolate. Anda que no. Es cuestión de ir a Carabanchel Alto y preguntarle a Manolito gafotas. Pero qué importa si en la cárcel hacen negocios y cambian cromos y venden tarjetas de teléfono para encargar, como el anuncio de la televisión, pizzas y compartirlas con los carceleros. Este país es democrático y sin memoria. Este país además es de chiste. Democrático porque votamos de cuando en vez y sin memoria porque votamos a los mismos. ¿No habrá otros? (El chiste es la pregunta). Supongo que sí pero no quieren, desde luego me niego a creer que no se presentan a las elecciones porque el erario está vació y no saben cómo robar a porcientos, o que el cuatro porciento les parece poco. No tengo ni idea cómo podemos entre todos y todas lograr que este país sea referente mundial en algo digno de admiración. A veces me dan ganas de morir por amor aunque ya no se lleve ni en Teruel al recordar la frase con la que Abraham Lincoln definió la democracia: "El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo". Involucrados de lleno en el secesionismo catalán nos olvidamos de los traficantes del erario y mucho me temo que, de seguir en este maquiavélico plan, los que nos vamos a ir seremos nosotros de Catalunya, o sea, los que nunca nos quisimos ir por aquello de que más vale lo malo conocido... Señores políticos, dejen de robar, no digo que sí, tampoco que no, pero tal vez a los catalanes secesionistas les valdría si dejaran de robar. Y volviéramos a ser lo que fuimos. Sea lo que sea lo que hayamos sido. Desde luego yo no sé por qué la estamos liando parda. Gracias. 

domingo, 22 de octubre de 2017

Esa "amiga" de mi esposa.

Si bueno o malo, tuvo un principio y tuvo un final. Quizá por el hecho de crecer como quien no quiere la cosa pudiera haber tenido sentido su vida, pero no supo ni le explicaron qué hacer con ella -qué pena de mujer-, y vivió siendo esa mujer insignificante. De esa mujer, "amiga" de mi esposa no tengo nada escrito porque en su vida no hizo nada digno de mención. Lástima. Hay vivos que no saben que están muertos y es una tristeza inmensa verlos deambular por los días más aciagos. De esa mujer, como digo, no tengo nada escrito pero hoy, por eso de que mi esposa me contó que ayer tomando café en la terraza de un bar, y en un aparte, esa "amiga" (es "amiga" porque mi esposa dice "amiga" a la primera que pasa a su lado) le recriminó estar sentada con un esquizofrénico "peligroso". Si a mi esposa la hubiera recriminado una mujer viva y no muerta la demandaría ante los tribunales de justicia al no esforzarse en ser "normal", pero esa mujer está muerta y solo puedo urgir a la máxima autoridad del pueblo de Patricia que ordene el entierro de esa "amiga" de mi esposa con prontitud. Y a mi esposa le tengo que explicar el significado del palabro "amiga" (valen todas las comillas). Firmado: un esquizofrénico normal (sin comillas). Gracias.

sábado, 21 de octubre de 2017

Queja con llanto.

Cuando la vecindad es una se hace pueblo. Cuando una es la vecindad no se hace pueblo ni nada que se le antoje. Se confirma pues una de mis mayores sospechas a veces compartidas y nunca debatida. Así no se hace pueblo ni se crea vecindad. Me salva mi impagable soledad, de lo contrario, le pediría exclusividad a la dama que no me deja ir. Mal anda el pueblo y mal anda la vecindad, y mucho peor la amistad. La confianza. La credibilidad. La fe.

Acerca de una amiga que cambió sus caderas de acera tengo escrito por ahí que no se fie de los que se fía porque la arrastran al abismo. Hablo de política y digo que si hay que delegar funciones siempre al enemigo, al amigo nunca. A la amiga que cambió sus caderas de acera la veo mal y la Magdalena sabe que la miro con buenos ojos. La veo mal porque está mal y no solo por fuera, también por dentro. Culpables sus asuntos inaplazables a la trágala. A la trágala no porque antes está la salud. ¿Y quién la obliga a aceptar sus asuntos inaplazables a la trágala? Es buena pregunta para ella si sabe la respuesta. Pero ya digo que hace mal en fiarse de los amigos. Recuerden que hablo de política y no de amor. Hubo un tiempo y otra vida que se nos podía ver en amena tertulia tomando café en la terraza de un bar. Eran otros tiempos. Ahora los tiempos han cambiado como ha cambiado su risa y su mirada. A su favor tiene lo que siempre tuvo: me tiene a mí, pero eso ya lo sabe. De todo lo demás no sé. Perdón, tenerme a mí tampoco, a no ser que al verme no cambie sus caderas de acera y me hable y le hable y nos hablemos. (Lamento verte mal cuando te miro con buenos ojos: Culpables tus asuntos inaplazables a la trágala. Y sin saber qué hacer para más inri). Gracias.

viernes, 20 de octubre de 2017

Si tú quieres, yo quiero.

Al doblar la esquina a una amiga ida no le dio tiempo a cambiar sus caderas de acera vaya por Dios. Pero la decisión sin escusas estaba tomada de antemano porque no clavó su mirada en el suelo y sus párpados no tuvieron que ir de urgencia en su ayuda. El amor no entiende a los enamorados que maquillan con reproches sus sentimientos. El amor va por libre y espera el momento idóneo para volver a la santa poesía. Pablo Neruda en la isla de Capri puso en boca de Matilde: "Una pregunta, amor, te ha destrozado". Jamás negaré a un poeta, María, la Magdalena lo sabe pero una pregunta no destroza, destroza la respuesta. Los dos vivimos días remotos y yo no estoy para soñar amores idos. En los años altos no es inteligente mantener los sentimientos del corazón alejados de los días que vivo. A pesar de todo.

Sin ser culpables del todo, culpa hemos tenido, y los dos hemos perdido. Nos servirá de lección, aprenderemos de nuestros errores y seremos mejores, y por aquello de que todo tiene principio y fin, me doy por enterado, y como una novia desquiciada en puro ataque de celos la buscaré y si la encuentro (confirmo que sé dónde buscarla) no la dejaré ir, al menos sin un beso, un abrazo y un te quiero. Gabriel Celaya lo explica sin ambages: "Porque vivimos a golpes, porque a penas si nos dejan decir que somos quien somos, nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno". Nuestros cantares son amores y no volverán a ser sin pecado un adorno. (Si tú quieres, yo quiero). Gracias.

jueves, 19 de octubre de 2017

El rosa es el color de moda hoy y siempre.

Día Mundial Contra el Cáncer de Mama.

El cáncer de mama es una enfermedad común, un trauma, una maldición, una locura. El cáncer de mama, y no hay que darle más vueltas, aparece porque sí y eso es todo. Un día llama a la puerta y sin pedir permiso pasa y se queda como un amigo gorrón. Cada cáncer tiene su propia cualidad maligna. Lo cierto es que el cáncer cambia la vida de la mujer y se ve obligada a hacer un paréntesis en su cotidianidad. El relato tiene dos protagonistas: la mujer y el propio cáncer desde el momento que el cirujano lo confirma luego de infinitas pruebas que atentan contra la capacidad física y síquica de la mujer. Y ahí da comienzo la guerra contra el cáncer. Una guerra a muerte, solo uno puede quedar con vida. Un drama. Hay cielo pero también hay infierno. La noticia es un dolor. El cáncer cambian el carácter, el rostro y el comportamiento que tantas veces va acompañado de ira de la peor. No importa nada ni nadie, a veces ni la propia vida. No existe una mujer que al conocerse enferma de cáncer de mama no se rompa. Y sin saber tiene que redefinir sus prioridades para recomponerse. De repente se le cae el mundo encima. Una nueva vida desea que una mujer se enfrente al maligno con todas sus fuerzas. Y se para el reloj (tac). Para dar paso a la quimioterapia y la radioterapia y parece que se abren las puertas del desahucio, pero una mujer aguanta y aguanta y un día el reloj echa a andar (tic) y el cáncer de mama muere. Una mujer ha ganado la guerra sino la vida, es una verdadera heroína. Solo quedan las secuelas, esos daños colaterales que llevan a una mujer a pensar que todo sigue igual, que el antes y el después es lo mismo. El nunca acabar. Sin embargo, una mujer además de heroína es humana y se da cuenta que el cáncer de mama puede ser una experiencia positiva al procurar sensaciones que nunca había sentido. Después de un trauma se da valor a las cosas insignificantes. Una mujer renace y vuelve al amor en su plenitud. Una mujer, una heroína, se llega a encontrar más cerca que siempre de la felicidad sin matices.

¿Tú me llamas muerte sin saber que mi alma es inmortal?

El cáncer de mama es una enfermedad común, un trauma, una maldición, una locura. El cáncer de mama se vuelve enrevesado al paso del tiempo y no valen consejos ajenos, cada mujer vive su propia experiencia en la intimidad de su alma y su familia. La familia. Entre el diagnóstico y la sanación hay incertidumbres, silencios, incapacidades que ataranta los sentidos. En este periodo de tiempo la Fe es fundamental, pues es sabido que sin Fe no hay Esperanza. Y Santa Poesía en las venas, pues no dejará de haber un poema que explique cómo es posible volver sin haberse ido. A pesar de los pesares, las enfermedades y otros descuidos merece la pena vivir. ¿Verdad que sí, Amor?

miércoles, 18 de octubre de 2017

¿Y si no vuelve?

Una amiga me regaña porque no me entiende... Pues yo ni le cuento. Me regaña o se compadece de mí... Dios mío.

Considero que amar a quien representa algo en mi vida es un acto de fe porque de otra manera no lo entiendo. Creo que amar a Dios es mejor y sobre todo menos arriesgado. A Dios se le puede amar porque nunca te defrauda. Y eso que cuando llega la enfermedad uno mira de soslayo hacia arriba como queriendo decir y Dios y María jugando entre nubes de algodón. Siempre hay un gran amor que es más, a veces creemos que es menos pero al final sigue siendo más. La prueba está en que ese amor nos mira con la misma ternura. Entonces nos damos cuenta que la metedura de pata fue antológica: ese gran amor nunca se fue, esperó sin reproches el momento de volver a ocupar el pedacito de corazón que le pertenece por derecho. Amores tuvo uno que se han ido y entre todos, el más grande, está a punto de volver. Ese gran amor aún no lo sabe, pero no tardará en volver con historias increíbles. Y no descarto que venga acompañado de un chantaje emocional; pero y qué, a fin de cuentas, en el amor, como todo en la vida importa lo que importa. El día llegará y la puerta estará abierta y los brazos abiertos y la palabra sin fingimientos. El amor para quien ama, a veces, por eso de que es cosa de dos, aunque duela, conviene dejarlo ir para que vuelva y cuando vuelva -sí, volverá-, será bienvenido. O bien hallado, pero eso a quién importa. Importa ése gran amor y que vuelva. Gracias.

martes, 17 de octubre de 2017

Les Seniaes y el Telediario.

Vengo de Les Seniaes y, de nuevo me apena informar por este medio, que ha desaparecido la flor de azahar de los naranjos. Si hace días Les Seniaes lucían divinas ahora también, porque la naranja está cojiendo definitivamente su color, pero el azahar se ha ido a tierra. Me cuentan que no es tanto el cambio climático, que esto ocurre cuando no llueve y los naranjos no saben si es otoño o primavera o vaya usted a saber considerando cómo está el país. Es ver el Telediario y echarse a llorar: Arde Galiza, arde Asturias y arde Catalunya, Catalunya arde por dentro y por fuera. El mundo al revés. Tal vez pudiera ser evitable, pero pirómanos unos, y tercos como mulas otros, no sé. Y Les Seniaes que no llueve y los naranjos que, como yo, no sabemos el día que vivimos.

De alguna manera estamos confundiendo los valores humanos. Supongo que cuando nos hayamos dado cuenta del papel que jugamos en la naturaleza y en el país con las normas que nos hemos impuesto, la serenidad y la armonía vuelvan a jugar un papel de comunión que se pueda explicar con palabras y no con inefable misterio. Gracias.

¿Qué día es hoy?

Me llama Patricia por teléfono y me dice qué pasa conmigo si no pienso llevar a Ian a la guardería. ¿Qué día es hoy?

En la tierra de las flores, de la luz y del amor (ay, el amor ni de lejos está cerca de Valencia) llevamos una semana de fiestas y no sé en el día que vivo. Así no se construye un país. En este plan volverán a rescatar a los bancos malos y no tendremos dinero para pagar los intereses. De toda la vida el trabajo fue salud. De ahí que uno vaya de urgencias al hospital y puede morir antes de que una enfermera le ponga el termómetro. Viene el chisme a cuento porque yo de los médicos no me fio, me fío de las enfermeras. El médico te pregunta qué tienes, qué te ocurre, dónde te duele, sin embargo, la enfermera te pone el termómetro y toma nota. Desde luego eso es más que lo que hace el médico. Igual hasta gana más dinero un médico que una enfermera. Según me cuentan, hasta Rajoy se enteró -y ya es decir-, que las mujeres ganan al año 6.000 euros menos que los hombres por desempeñar el mismo trabajo. Qué vergüenza (aj).

La desigualdad la tenemos que corregir como sea, y de raíz oiga, sino las empresas el gobierno. Es una perrería que las mujeres ganen menos dinero que los hombres por hacer lo mismo... Ahora solo falta saber qué medidas tomarán: si bajan el salario a los hombres o lo suben a las mujeres. Me vienen a la memoria (últimamente me viene mucho a la memoria. Ojalá y sea la nueva medicación y no mi mente absurda que le da por recordar mis olvidos) aquellos versos de Pedro Mir: "Este es un país que no merece el nombre de país, sino de tumba, féretro, hueco o sepultura". Gracias.

lunes, 16 de octubre de 2017

Cura de humildad.

Después de un fin de semana independentista un amigo me dice que llame por teléfono a su buen amigo: "no tienes nada que perder". Después de un breve pero concienzudo análisis del asunto valorando los pros y los contras hasta el dolor de cabeza, me decido y llamo. Llamé y una señora me dice que espere y espero; al cabo de unos minutos se pone al teléfono el buen amigo de mi amigo y le explico con todo lujo de detalles mi interés por lo mío, y luego de un largo silencio me dijo gracias pero no. Lo comprendo, le dije, gracias por su tiempo. Evidentemente mi interés no es el suyo. En fin, tenía razón mi amigo: "no tienes nada que perder". Ni qué ganar, añado. Lo que no sabe mi amigo es que mi interés tiene que ver con una deuda que tengo contraída con mi arrogancia y solo el buen amigo de mi amigo me puede ayudar a saldarla porque mi humildad, ay, mi humildad. Ojalá y la María quiera que una cura de humildad me salve. Después de un fin de semana independentista me declaro independiente de mi arrogancia y me anexiono a la humildad, sea lo que sea la humildad. (Intentaré escribir con los humildes en el corazón). Gracias.