viernes, 20 de octubre de 2017

Si tú quieres, yo quiero.

Al doblar la esquina a una amiga ida no le dio tiempo a cambiar sus caderas de acera vaya por Dios. Pero la decisión sin escusas estaba tomada de antemano porque no clavó su mirada en el suelo y sus párpados no tuvieron que ir de urgencia en su ayuda. El amor no entiende a los enamorados que maquillan con reproches sus sentimientos. El amor va por libre y espera el momento idóneo para volver a la santa poesía. Pablo Neruda en la isla de Capri puso en boca de Matilde: "Una pregunta, amor, te ha destrozado". Jamás negaré a un poeta, María, la Magdalena lo sabe pero una pregunta no destroza, destroza la respuesta. Los dos vivimos días remotos y yo no estoy para soñar amores idos. En los años altos no es inteligente mantener los sentimientos del corazón alejados de los días que vivo. A pesar de todo.

Sin ser culpables del todo, culpa hemos tenido, y los dos hemos perdido. Nos servirá de lección, aprenderemos de nuestros errores y seremos mejores, y por aquello de que todo tiene principio y fin, me doy por enterado, y como una novia desquiciada en puro ataque de celos la buscaré y si la encuentro (confirmo que sé dónde buscarla) no la dejaré ir, al menos sin un beso, un abrazo y un te quiero. Gabriel Celaya lo explica sin ambages: "Porque vivimos a golpes, porque a penas si nos dejan decir que somos quien somos, nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno". Nuestros cantares son amores y no volverán a ser sin pecado un adorno. (Si tú quieres, yo quiero). Gracias.

jueves, 19 de octubre de 2017

El rosa es el color de moda hoy y siempre.

Día Mundial Contra el Cáncer de Mama.

El cáncer de mama es una enfermedad común, un trauma, una maldición, una locura. El cáncer de mama, y no hay que darle más vueltas, aparece porque sí y eso es todo. Un día llama a la puerta y sin pedir permiso pasa y se queda como un amigo gorrón. Cada cáncer tiene su propia cualidad maligna. Lo cierto es que el cáncer cambia la vida de la mujer y se ve obligada a hacer un paréntesis en su cotidianidad. El relato tiene dos protagonistas: la mujer y el propio cáncer desde el momento que el cirujano lo confirma luego de infinitas pruebas que atentan contra la capacidad física y síquica de la mujer. Y ahí da comienzo la guerra contra el cáncer. Una guerra a muerte, solo uno puede quedar con vida. Un drama. Hay cielo pero también hay infierno. La noticia es un dolor. El cáncer cambian el carácter, el rostro y el comportamiento que tantas veces va acompañado de ira de la peor. No importa nada ni nadie, a veces ni la propia vida. No existe una mujer que al conocerse enferma de cáncer de mama no se rompa. Y sin saber tiene que redefinir sus prioridades para recomponerse. De repente se le cae el mundo encima. Una nueva vida desea que una mujer se enfrente al maligno con todas sus fuerzas. Y se para el reloj (tac). Para dar paso a la quimioterapia y la radioterapia y parece que se abren las puertas del desahucio, pero una mujer aguanta y aguanta y un día el reloj echa a andar (tic) y el cáncer de mama muere. Una mujer ha ganado la guerra sino la vida, es una verdadera heroína. Solo quedan las secuelas, esos daños colaterales que llevan a una mujer a pensar que todo sigue igual, que el antes y el después es lo mismo. El nunca acabar. Sin embargo, una mujer además de heroína es humana y se da cuenta que el cáncer de mama puede ser una experiencia positiva al procurar sensaciones que nunca había sentido. Después de un trauma se da valor a las cosas insignificantes. Una mujer renace y vuelve al amor en su plenitud. Una mujer, una heroína, se llega a encontrar más cerca que siempre de la felicidad sin matices.

¿Tú me llamas muerte sin saber que mi alma es inmortal?

El cáncer de mama es una enfermedad común, un trauma, una maldición, una locura. El cáncer de mama se vuelve enrevesado al paso del tiempo y no valen consejos ajenos, cada mujer vive su propia experiencia en la intimidad de su alma y su familia. La familia. Entre el diagnóstico y la sanación hay incertidumbres, silencios, incapacidades que ataranta los sentidos. En este periodo de tiempo la Fe es fundamental, pues es sabido que sin Fe no hay Esperanza. Y Santa Poesía en las venas, pues no dejará de haber un poema que explique cómo es posible volver sin haberse ido. A pesar de los pesares, las enfermedades y otros descuidos merece la pena vivir. ¿Verdad que sí, Amor?

miércoles, 18 de octubre de 2017

¿Y si no vuelve?

Una amiga me regaña porque no me entiende... Pues yo ni le cuento. Me regaña o se compadece de mí... Dios mío.

Considero que amar a quien representa algo en mi vida es un acto de fe porque de otra manera no lo entiendo. Creo que amar a Dios es mejor y sobre todo menos arriesgado. A Dios se le puede amar porque nunca te defrauda. Y eso que cuando llega la enfermedad uno mira de soslayo hacia arriba como queriendo decir y Dios y María jugando entre nubes de algodón. Siempre hay un gran amor que es más, a veces creemos que es menos pero al final sigue siendo más. La prueba está en que ese amor nos mira con la misma ternura. Entonces nos damos cuenta que la metedura de pata fue antológica: ese gran amor nunca se fue, esperó sin reproches el momento de volver a ocupar el pedacito de corazón que le pertenece por derecho. Amores tuvo uno que se han ido y entre todos, el más grande, está a punto de volver. Ese gran amor aún no lo sabe, pero no tardará en volver con historias increíbles. Y no descarto que venga acompañado de un chantaje emocional; pero y qué, a fin de cuentas, en el amor, como todo en la vida importa lo que importa. El día llegará y la puerta estará abierta y los brazos abiertos y la palabra sin fingimientos. El amor para quien ama, a veces, por eso de que es cosa de dos, aunque duela, conviene dejarlo ir para que vuelva y cuando vuelva -sí, volverá-, será bienvenido. O bien hallado, pero eso a quién importa. Importa ése gran amor y que vuelva. Gracias.

martes, 17 de octubre de 2017

Les Seniaes y el Telediario.

Vengo de Les Seniaes y, de nuevo me apena informar por este medio, que ha desaparecido la flor de azahar de los naranjos. Si hace días Les Seniaes lucían divinas ahora también, porque la naranja está cojiendo definitivamente su color, pero el azahar se ha ido a tierra. Me cuentan que no es tanto el cambio climático, que esto ocurre cuando no llueve y los naranjos no saben si es otoño o primavera o vaya usted a saber considerando cómo está el país. Es ver el Telediario y echarse a llorar: Arde Galiza, arde Asturias y arde Catalunya, Catalunya arde por dentro y por fuera. El mundo al revés. Tal vez pudiera ser evitable, pero pirómanos unos, y tercos como mulas otros, no sé. Y Les Seniaes que no llueve y los naranjos que, como yo, no sabemos el día que vivimos.

De alguna manera estamos confundiendo los valores humanos. Supongo que cuando nos hayamos dado cuenta del papel que jugamos en la naturaleza y en el país con las normas que nos hemos impuesto, la serenidad y la armonía vuelvan a jugar un papel de comunión que se pueda explicar con palabras y no con inefable misterio. Gracias.

¿Qué día es hoy?

Me llama Patricia por teléfono y me dice qué pasa conmigo si no pienso llevar a Ian a la guardería. ¿Qué día es hoy?

En la tierra de las flores, de la luz y del amor (ay, el amor ni de lejos está cerca de Valencia) llevamos una semana de fiestas y no sé en el día que vivo. Así no se construye un país. En este plan volverán a rescatar a los bancos malos y no tendremos dinero para pagar los intereses. De toda la vida el trabajo fue salud. De ahí que uno vaya de urgencias al hospital y puede morir antes de que una enfermera le ponga el termómetro. Viene el chisme a cuento porque yo de los médicos no me fio, me fío de las enfermeras. El médico te pregunta qué tienes, qué te ocurre, dónde te duele, sin embargo, la enfermera te pone el termómetro y toma nota. Desde luego eso es más que lo que hace el médico. Igual hasta gana más dinero un médico que una enfermera. Según me cuentan, hasta Rajoy se enteró -y ya es decir-, que las mujeres ganan al año 6.000 euros menos que los hombres por desempeñar el mismo trabajo. Qué vergüenza (aj).

La desigualdad la tenemos que corregir como sea, y de raíz oiga, sino las empresas el gobierno. Es una perrería que las mujeres ganen menos dinero que los hombres por hacer lo mismo... Ahora solo falta saber qué medidas tomarán: si bajan el salario a los hombres o lo suben a las mujeres. Me vienen a la memoria (últimamente me viene mucho a la memoria. Ojalá y sea la nueva medicación y no mi mente absurda que le da por recordar mis olvidos) aquellos versos de Pedro Mir: "Este es un país que no merece el nombre de país, sino de tumba, féretro, hueco o sepultura". Gracias.

lunes, 16 de octubre de 2017

Cura de humildad.

Después de un fin de semana independentista un amigo me dice que llame por teléfono a su buen amigo: "no tienes nada que perder". Después de un breve pero concienzudo análisis del asunto valorando los pros y los contras hasta el dolor de cabeza, me decido y llamo. Llamé y una señora me dice que espere y espero; al cabo de unos minutos se pone al teléfono el buen amigo de mi amigo y le explico con todo lujo de detalles mi interés por lo mío, y luego de un largo silencio me dijo gracias pero no. Lo comprendo, le dije, gracias por su tiempo. Evidentemente mi interés no es el suyo. En fin, tenía razón mi amigo: "no tienes nada que perder". Ni qué ganar, añado. Lo que no sabe mi amigo es que mi interés tiene que ver con una deuda que tengo contraída con mi arrogancia y solo el buen amigo de mi amigo me puede ayudar a saldarla porque mi humildad, ay, mi humildad. Ojalá y la María quiera que una cura de humildad me salve. Después de un fin de semana independentista me declaro independiente de mi arrogancia y me anexiono a la humildad, sea lo que sea la humildad. (Intentaré escribir con los humildes en el corazón). Gracias.

domingo, 15 de octubre de 2017

¿Qué te cuesta ser normal?

Me apena comunicar por este medio que en Les Seniaes ha florecido el azahar. Ni esperó que el frío invierno como otros años seleccionara las más bellas. Ha de ser el cambio climático, de otra manera no se explica. Los viejos del pueblo de Patricia aseguran que no es bueno que el azahar florezca a la vez que madura la naranja. Antes la flor y luego su fruto. La naranja es de esta temporada y la flor de azahar de la próxima. Si no es el cambio climático es el mundo al revés. O Puigdemont en su universo paralelo. O tú, amor, al dejarte llevar. ¿Qué te cuesta ser normal?

Es una estampa divina Les Seniaes en flor, pero como a mí el día que una joven me cedió su asiento en el autobús y me echó a perder, ay; la vida lleva su curso natural y negarlo es vivir en El País de Alicia. A la joven que me cedió su asiento la puse de vuelta y media porque vieja será su abuela, sin embargo, a la vez que me echó a perder me abrió los ojos: ser viejo no es malo, malo es no llegar a viejo, y peor llegar a viejo y no poder dar consejos. La edad de los consejos sin opinión crítica es estupenda si alguien te escucha. Una amiga cambia sus caderas de acera cuando va acompañada de quien no le suena autóctono mi acento pueblerino. Yo, como Rajoy: "español y mucho español". Lo dije ayer, el saludo no se niega. ¿Quieres que deje de amar a Asturias para amar solo a Valencia? "Corazón loco". Si se puede amar a dos mujeres a la vez y no estar loco, como el bolero, se puede amar a dos tierras, y dos lunas y dos soles y más si uno está loco de amor, perdón, loco de atar, quise decir. Insisto: ¿Qué te cuesta ser normal? Gracias.

sábado, 14 de octubre de 2017

Ponle voluntad.

Si confiaras en mí, si me leyeras, o simplemente aceptaras tu verdad con todas las consecuencias, ay, pero no es tu estilo contrastar otras verdades. Son influencias ajenas las que te encadenan. Es de conocimiento público que solo la ingratitud merece quien perdona a sus mejores amigos, politicastros incluidos: El saludo no se niega.

Melancolía por la amiga ida, y añado la grandeza de la amistad relegada al plano del interés racional que se atribuye al pensamiento infame. La política, no me canso. La política tiene que ver con la moral y los intereses generales, pero la política para ella es un estado de gracia que tiene concepción de naturaleza egoísta al preocuparle exclusivamente sus asuntos al margen del buen gobierno. Comprendo cuan difícil es aceptar la verdad después de tanto esfuerzo en crear una realidad paralela como si fueras Puigdemont. Para qué tanto esfuerzo si eres incapaz de crear un discurso vehemente. Si confiaras en mí, si me leyeras, insuflarías amor a tu colindancia y gozarías de sus mieles. Te sentirías como esos enamorados en el atardecer que emerge cuando de sus ojos las miradas se cruzan imponentes. Gracias.

viernes, 13 de octubre de 2017

Un hombre casi loco dio en loco.

Ayer me apeé en marcha del recuerdo que me había venido a la memoria al llamar al timbre de mi puerta (qué raro si siempre lo tengo desconectado) una enfermera vestida de paisano para darme la noticia de que un hombre casi loco como nube herida por el rayo se diluyó en orbayu, ni su coraje de gente valerosa lo pudo evitar. Rompió su promesa con la locura sin dar explicaciones y se batió en retirada como algunos enfermos graves que pierden la esperanza de sanar y el desánimo los abandona antes que la salud. El descaecimiento se hace dueño de sus vidas y amén.

Según la enfermera hacía tiempo que ya no era el mismo, quizá pisó la raya, nadie sabe pero acabó buscando cobijo en la barra del bar y en esas pastillitas de colores; le abrazó la confusión, su salud se deterioró considerablemente y así fue como el delirium tremens encontró otra víctima en el sistema nervioso de su frágil cerebro. Su única opción, el manicomio, y la mía: Hasta nunca buen amigo, te estoy realmente agradecido, fue un placer conocerte pero no iré a visitarte, temo que al verme me pongan una camisa de fuerza que me impida escribir de tanto abrazarme. Gracias.

jueves, 12 de octubre de 2017

Un hombre casi loco.

Ayer tuve cita con la dama que no me deja ir (la vi más triste de morir que siempre. Probe) y, mientras esperaba mi turno, me vino a la memoria un hombre casi loco que conocí en su consulta. Apenas conocernos nos caímos bien y nos hicimos amigos. No es difícil hacer amigos en un Centro de Salud Mental, no es como ahí fuera, en el bar o en el mentidero municipal. (Ni se imaginan lo que pierden algunas cuando cambian sus caderas de acera al vernos pasar). Me enseñó a convivir con mis desavenencias mentales en la cabeza. Su voz me llega de la cabeza cuando me grita.

De un hombre casi loco recuerdo que nunca estuvo rematadamente loco, pero se mantuvo cerca, bordeando la raya, ahí, desafiándola. No conocí a nadie que tuviera conciencia de su locura; nadie como él explicaba la locura con tanta cordura. Así, para tomar distancia y ponerse en un plano objetivo, recurría a la ficción para razonar sus controversias.

Sucede a personas que no están rematadamente locas y son de inteligencia superior y se dan perfectamente cuenta que su estado mental no es cabal. A estas personas las ideas les bullen en el cerebro con rapidez inusitada pero de forma confusa, aunque no tanto que les impida comprender su realidad. Viven un mundo aparte poblado de visiones que les llevan desde los tiempos de su infancia hasta los descalabros absurdos del presente. Son visionarios de sus propias fantasías. O quizá de la realidad que vive la sociedad en tiempos presentes sino es lo mismo. Es admirable la lucidez con la que describen sus síntomas y las causas que motiva su locura. -"¿Quién es? Disculpen, mañana sigo.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Todo es mentira.

Al paso que voy apenas tendré tiempo para cumplir mis mejores sueños... Moriré y saldré en procesión con lucifer y nos iremos de copas por el bulevar de los sueños rotos del Sabina. Tal vez sea mejor la muerte que la vida. Al paso que voy acabaré preguntándote: ¿Cómo estás? Y tú me responderás, muy bien, gracias. Como dos desconocidos.

¿Dónde has escondido tu risa y tu mirada? He buscado en páginas de libros, en el rincón de dona, en los entresijos de la escalera que bajabas cada mañana con una esperanza nueva, en las esquinas de tu habitación; por cierto, sigo abriendo cada noche la puerta de tu habitación y huele a ti. A pesar de los años aún huele a ti. Dime tú si no es amor.

Como bien sabes, mi vida se ha complicado en los últimos meses y no quiero esperar por el porvenir que ha de venir: moriré como viví. Perdona que no te haya avisado, quizá ni sepas después de tanto tiempo que he muerto y no estás porque no viniste, siquiera cuando te soñaba entre mis brazos. Como tú, yo, también he valorado las consecuencias y no me apetece volver y sentirme culpable y sin alivio. Lo cierto es que me he acostumbrado a vivir sin ti. Gracias.

martes, 10 de octubre de 2017

Una página de mí.

Corren malos tiempos para la vida y el amor, para la fe. Pero los malos tiempos no son de ahora, vienen de lejos. Los tiempos pasados fueron malos y los presentes y los que han de venir. Por lo tanto, es necesario sobreponerse a toda frustración, componer una canción melódica y desembarazarse de los asuntos inaplazables y el pesimismo: tenemos que escapar de la machacona rutina y volver a lo originalidad. Hablo de desmenuzar la belleza que a veces nos pasa de soslayo. La vida es lo que es y debemos regresar a la santa poesía, a la Carmen bella de cada cual, a la familia, y los niños primero. A la colindancia cercana que nos puede salvar del caos si no la hemos echado de nuestra vida.

A veces me apetece tirarme al monte y no es solo cuando el melonero me ataranta con su mejor oferta: "4 melones 5 euros" o cuando Jesús el Cristo llega y la mejor manera de anunciarlo es pasar por debajo de mi ventana tocando los malditos tambores y las insufribles cornetas. En el pueblo de Patricia el ruido ordena: ¡sí, señor! y altera mi impagable soledad, me impide concentrarme y escribir. ¡Quiero escribir!. Me conozco lo suficiente para no temer el pasado, solo necesito silencio y escribir. Tuve suerte en la vida, siempre lo digo pero no he vivido haciendo lo que más me gusta, y a pesar de los malos tiempos y el porvenir que no viene, no quiero que nada altere mi psique para escribir. Necesito escribir más días porque tengo la sensación que he perdido años de vida y entre ellos un sueño, el más deseado por mí: tener algo contigo. Necesariamente he de vivir más años y no perder la esperanza de tener algo contigo. Gracias.

lunes, 9 de octubre de 2017

Pena de ausencia.

La nostalgia se llena de un leve rumor con tibias formas que alimentaban un pasado que no fue real. La realidad se impregna de palabras que no auguran un futuro de mil colores. Palabras huecas. Espero que comprendas que solo tú me preocupas y que ya no es primavera sino otoño y pronto será invierno y entonces...

Cada madrugada espero recibir la noticia con la que cada noche ensueño porque yo también me he acostumbrado a esperar. No me pidas perdón, yo concedo perdón, además nadie te te daño y si te lo hicieron no merece perdón. No eres culpable porque vives esperando que vuelva hoy y que no pierda el tren mañana. Te miro, maravillosa mujer, y pienso que quien te haga daño no merece perdón, merece la burla de la muerte cuando llame a su puerta.

No te olvidaré porque lo eres todo para mí. Te quiero, ay, amor, pero me cansan tus mentiras, los años altos agotan, además son tercos. Si te duele, si no puedes o quieres decirme la verdad tus mentiras las puedes mecer en su cuna cuando duerma. Si no nos volvemos a ver porque mi alma herida y mi mente absurda y mi ordenador que me ordena recuerda la promesa que juntos echamos a andar el día que descubrí la verdad. Juan Carlos Onetti dijo: "La literatura es mentir bien la verdad". (Como puedes apreciar, tus mentiras han logrado que alcance un alto grado de estupidez).

domingo, 8 de octubre de 2017

Les Seniaes y no yo.

No sabes cómo me gustaría que te dieras cuenta la suerte que tengo al estar en tu corazón, a pesar de los pesares y el desgarrador momento que vivimos.
No sabes cómo me gustaría que te dieras cuenta que pronto tendrás las respuestas a todas las preguntas. Mientras, no sabes cómo me gustaría que te dieras cuenta que solo quiero que me leas y mirarme en tus ojos.
No sabes cómo me gustaría que te dieras cuenta que no estás sola, estoy contigo en la distancia, siempre pegado a ti, y saldremos vivos en cualquier circunstancia porque nosotros no somos lo que somos cuando dudamos, nosotros no dudamos, otros son los que dudan, nosotros no, nosotros somos la historia de amor jamás escrita.

Y no sabes cómo me gustaría que te dieras cuenta que hoy, después de saber que me haces vivir una gran mentira, porque no vives la vida que dices vivir ni el desgarrador momento, donde quiera que vayas, estés o digas estar, ay, amor, ay, dolor, Les Seniaes te acompañarán. Les Seniaes y no yo.

sábado, 7 de octubre de 2017

Mendigando amor.

La sabiduría popular sentencia que no hay mal que por bien no venga. Y no digo no porque el pueblo es sabio, pero mientras viene el bien, duele el alma. Y duele más si hablamos de amor. El amor todo lo cura, el amor todo lo puede, el amor, si es poesía es bendito amor. Pero cómo duele el alma mientras viene el bien (si viene) después del mal. No hay mal que por bien no venga, ni mal que cien años dure (ni cuerpo que lo aguante). Siempre lo digo y no me canso: a este mundo no venimos a sufrir, pero si la vida y un descuido me niego y no se hable más. He sufrido lo mío, ahora solo el amor de mis amores me hará sufrir. Y mal amor será el amor de mis amores si me (nos) hace sufrir.

Mi niña: este existir nos está saliendo muy caro. Algo hemos hecho mal y no es por dejar de querernos. El caprichoso amor nos pide más. Los dos estamos recibiendo bofetadas a dos manos y no sé. Lo que sé, o creo saber es por viejo no es por sabio. Verbigracia: has dejado de ser niña para ser mujer y no sabes siquiera lo suficiente. No sabes que si tú dudas dudo yo al no tener todas las respuestas. Lo siento, mi niña, he de confesarte que sin saber qué hacer para que no sufras, le pedí consejo a María, la Magdalena, y me remitió a Pedro Infante: "Fallaste corazón". Porque sí, "no es lo mismo amar que ser amado". Y porque además te estás acostumbrado a esperar y eso es cruel. Si como dicen Él creó el mundo, incluido al humano ser, no debería haber permitido que el amor fuera invento humano. Hay gentes inhumanas que negocian con él. Y ya me callo. Gracias.

viernes, 6 de octubre de 2017

Por ser como eres.

Por ser cómo eres,
eres inmensa de corazón,
ahora solo dime por qué sufres y te diré que no eres culpable si por amor sufres.

En el amor no hay culpables.
pero eso sí,
el amor no siempre es eterno.

Si la muerte es el fin de una relación, el amor es eterno,
Si la vida es el principio de una relación,
el amor pierde su esencia como la pierde el azahar cuando no es primavera y las mariposa vuelan libres. Y es otoño.

Gran corazón, supera, si es por amor, ese sufrimiento que nace del alma porque si te hace sufrir no es amor. De ser algo, y ya es decir, será un peregrino sin camino temeroso de la noche. De la lluvia y del frío. Gran corazón, atiende a razones, el único resquemor por el presente es el miedo al futuro. Y el futuro se construye cada día con esperanza.

Lo peor de la realidad.

"Obras son amores y no buenas razones". Solo el amor trasciende, las razones, buenas o malas, son de cada cual y no interesan. El mundo seguirá dando vueltas a no ser que algún pordiosero del erario robe la manivela. En este país ya no se habla de corrupción, se habla de cosas más importantes. Siempre habrá cosas más importantes en las que creer, por las que luchar, o a quien amar. Pero, ¡cuidado!, si las cosas importantes son buenas razones para que una mano tape otra, tarde o temprano, acabaremos todos y todas en el cementerio dando cardos borriqueros.

Escribo el día que me gusta vivir y lo escribo convencido que es el día ideal. Si estoy convencido que lo es, a un viejo como a un niño, no se le quita el caramelo de la boca. Si a nadie ofendo, déjenme creer en lo que creo. Si voto al PP como si creo en Dios. Viene al cuento tanta estupidez porque escribo el día que me gusta vivir y no lo leo, y tal vez lo debiera leer para no mortificarme. Inconsciente, a veces escribo la verdad que me haría bien, pero solo la escribo, no la leo ni siquiera me interesa por lo cual, o dejo de escribir o leo lo que escribo para saber de qué va mi vida. No voto al PP para no acabar en prisión y no creo en Dios, perdón, no creo en la iglesia de los monseñores para no sentirme culpable. No digo que soy inocente, pero tampoco soy culpable por no leer lo que escribo, simplemente no me leo y eso es todo. Joder, dona, la ansiedad me mata, lo bueno, si se le puede llamar bueno a morir, que conmigo se irá la ansiedad. Ansiedad de tenerte en mis brazos, amor, como el bolero, recuerda. Me apeo por hoy, tomo café y enchufo la radio, hay cosas importantes ahí fuera que alteran la paz en mi impagable soledad. Obras son amores y no buenas razones. Qué bajo hemos caído. Lo peor de la realidad es no aceptarla sin valorar las consecuencias. Gracias.

jueves, 5 de octubre de 2017

No te mientas.

Le explico a mi esposa con pelos y señales lo ocurrido esta mañana. Para mí esta mañana es la de ayer. O eso creo.

Mi esposa: "Quítatedemivista".
Yo: Santísima, qué carácter.

Yo culpable, me tiro al abandono y renuncio a sobrevivir en esta situación de permanente incertidumbre que provoca mi ansiedad. Pido a la María que no me abandone. Santa poesía tan necesaria para mí como el bendito amor.

Mi esposa, antes de quitarme de su vista intentó que entrara en razón: "Entra en razón, cabeza hueca". Con palabras no entra en razón quien vive rumiando sus propias amarguras... Confieso no estar viviendo mis mejores momentos, y para muestra un botón: Kristel, me llama por teléfono para pedirme consejo sobre un asunto que la preocupa y, claro, poco habituada a la franqueza, le hablé de la intemerata sin venir a cuento y la dejé con la palabra en la boca... La lie parda. Hablo de Kristel, la niña de mis ojos. Mi sueño alentador. Lamentablemente se nos ha hecho tarde para saber "cómo" porque ya hemos apostado los dos por "quién". ¿Qué locura me atrajo para negarle la palabra. La palabra: mi arma, mi escudo, mi salvación. La palabra que tanto amo? La palabra no se la niego a nadie cuanto menos a mi niña. He dado en loco: quiero y no puedo, camino y no avanzo. (Legalizar la manipulación no invalida sus consecuencias). En fin, flagelarme no me lleva a parte alguna, me quedo en el silencio reflexivo... La salud, mi niña, vigila la salud. La salud. (¿Vale? Como tú me dices. Si no vale lo tiras, como yo te digo). Estoy orgulloso de ti y nunca dejé de creer en ti, y si además me pides que crea en tus decisiones también lo haré, pero con una condición: No te mientas. Gracias.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Quien fuera Cristiano Ronaldo.

Atentos a la jugada:

"La desinflación en precios y salarios que motivan las tecnológicas es una de las causas que explican que los bancos centrales se lo estén pensando tanto a la hora de primero, retirar estímulos y después, subir tipos". (El Economista).

Quien fuera Cristiano Ronaldo para no saber y no darle importancia, o echarle la culpa a otro. Cristóbal Montoro.

¿Qué desinflación y qué precios y qué salarios y qué tecnológicas? ¿Acaso los salarios dependen de lo que motivan las tecnológicas? ¿Qué motivan las tecnológicas? ¿Tecnológicas? ¿Las tecnológicas son las nuevas tecnologías, o sea, los teléfonos móviles, y la play y la pley? ¿Y qué quiere decir que los bancos centrales se están pensando retirar los estímulos y después subir tipos? ¿Tipos o fulanos? Que nadie me venga con esas que hoy estoy que me vomito.

Según datos del Ministerio de Empleo: "El paro registrado subió en 27.858 personas en septiembre, hasta un total de 3.410.182, y marcó su mayor alza en este mes desde 2012". Amén. 

Para entendernos: Tanto les cuesta decir que este año y los siguientes no subirán los salarios ni las pensiones, solo subirá el paro, porque no hay dinero para tanto chorizo. Perdón, no quiero ofender a los gorrinos: donde dije chorizos digo políticos. Antes, cuando no sabía preguntaba o buscaba en el diccionario de la RAE y raramente me mantenía en la ignorancia, pero ahora las cosas han cambiado. Ni la RAE me salva de tanta ignorancia. A un economista ni lo menciono. Y pensar que fue un poeta el que dijo que todo quedó completamente despejado al ver amanecer bajo el mismo cielo. Ojalá y que sea mi mente absurda que no sabe ni entiende ni falta que le hace y no un poeta. Gracias.

martes, 3 de octubre de 2017

A veces en octubre es lo que pasa.

A veces en octubre es lo que pasa.

Cuando nada sucede,
y el verano se ha ido,
y las hojas comienzan a caer de los árboles,
y el frío oxida el borde de los ríos
y hace más lento el curso de las aguas;
cuando el cielo parece un mar violento,
y los pájaros cambian de paisaje,
y las palabras se oyen cada vez más lejanas,
como susurros que dispersa el viento;

entonces,
ya se sabe,
es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,
las palabras dispersas y los ríos,
nos llenan de inquietud súbitamente
y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.
Tan sólo es lo que dije:
lo que pasa.

Autor: Ángel González.

Mientras un país siente menoscabada su identidad, llueve a chuzos. De ser una gracia no tendría gracia. Un país, no cabe duda, como un río, buscará su cauce, si no hoy otro día. Lo malo que ha quedado peligrosamente encharcado.

Este no es el país que soñé. ¿Mereció la pena la sangre derramada para alcanzar la democracia en tiempos pasados para llegar a esto, sea esto lo que sea? Los causantes de este sinsentido ahora que lo resuelvan, que lo resuelvan a más tardar. Una oportunidad perdida es tanto como volver a empezar sin consuelo ni esperanza. No existe voluntad política dicen unos, otros dicen lo mismo. De dos uno no quiere y otro tampoco. No son dos pueblos enfrentados, son los dueños de los partidos políticos que no quieren. Los sordos no escuchan, los mudos no hablan. Un país descuida su ingenio y no encuentra camino, como el olvido, amor. A veces en octubre es lo que pasa, dijo el poeta. Gracias.

lunes, 2 de octubre de 2017

Torpeza notable.

La bondad de alguna evidencia un panorama de indigencia. Mal asunto. Tal es el caso, que ante preguntas sencillas, temerosa de sí, recurre a las mentiras con disculpas del mercado de los viernes. Al componer una relación el amor queda fuera de contexto. ¿Existe una relación de amor sin amor? -Quizás en el desasosiego que avala la ansiedad antesala del manicomio-. ¿Para qué sirve el amor de un solo dueño que le llaman dizque "amor de conveniencia"?

De ingenuos sería creer que la sabiduría que de la vida y el respecto a los valores familiares la salvará de la debacle. Ciega de amor, morirá matando el poema que explica la verdad. Es necesario decirlo: la vida no es solo lo que siente el corazón sino también experiencia y confianza en quienes no te defraudan. Pero eso ya lo sabe. Le regalé un libro de poemas y es obvio que tan siquiera lo abrió, si mal se explica un poema peor si no se considera. Un poema si se entiende explica la realidad que vivimos, la verdad al margen de lo que ven nuestros ojos. Un poema nunca miente.

Mal asunto, insisto, y va para peor al no darse cuenta que la realidad que vive es una mala copia de la verdad que ya es mala de por sí. Si un poema no se explica basta con creer en él. Daría por bueno el aforismo "quien calla otorga" para no caer en la destrucción. No calla ni deja de mentir. Y tampoco se deja aconsejar por quienes no la defraudan. Hasta que la Magdalena le abra lo ojos, pasa a la categoría de "amores que matan siempre mueren". Gracias.

domingo, 1 de octubre de 2017

En un lugar de la Mancha...

En el prólogo de Don Quijote, Miguel de Cervantes, advierte:

"Desocupado lector: sin juramento me podrás creer que quisiera que este libro, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de la naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así: ¿Qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados por otro alguno, bien como quien se engendró en una cárcel, donde toda incomodidad tiene asiento y donde todo triste ruido hace habitación".

No niego que hubo un tiempo que tuve más lectores, y que de Cervantes tengo el libro de don Quijote y otros, pero ni en sueños su ingenio. Tampoco, como dice Martín, sé distinguir entre la decepción y la desilusión. Martín considera que depende de cada persona el daño que produce la decepción o la desilusión. (Si digo Martín digo Tino Pertierra).

Lo cierto es que mis lectores me abandonaron. Sin embargo, como quedó demostrado ayer cuando hice los análisis de sangre en el Centro de Salud (la dama que vela mis sueños me sigue de cerca), de quince personas que éramos, solo a mí me saludaron: entre ellos no intercambiaron ni una triste mueca. Y yo creyendo que pasaba de soslayo por el pueblo de Patricia ahora sé que me confunden con uno de ellos. Cada cual con sus miserias. Lástima. Tendré que salir de casa y hacer amigas y otro amigo. Si lo consigo, será una relación sin futuro, como tantas otras, en singular... Uy, lo dejo que voy por mal camino y todos los caminos conducen a Roma. Qué no daría porque Martín me explicara la diferencia que existe entre la decepción y la desilusión. Gracias.

Cuentos de hadas.

Tiene edad para comprender que las cosas nunca son lo que parecen, sin embargo... Los viernes los dedicaba a una amiga pero ya no, ahora los dedica a mirar tras de los cristales. Rondando los cincuenta una mujer sigue atrapada en cuentos de hadas, en sueños infantiles y aquel amor casual. Una mujer no tiene palabras, tiene gestos, tiene muecas y tiene un relicario con los besos que no dio; también tiene una mesita de noche con cartas que lee al acostarse... No sale de casa sino a recorrer la noche desvelada, y enseguida regresa a recibir atención de quien le dedica frases de Coelho en las redes sociales. "Ay, amor ya no me quieras tanto, ay, amor no sufras más por mí". Ay, como el bolero. 

Ha de ser frustrante recibir amor virtual y carecer de palabras que intimiden la soledad; ha de ser frustrante amar y no poder disfrutar del amor de quien te ama... No permitas que alimenten tus sueños gente extraña. No te dejes engañar por tu ordenador. Eres más vieja pero también eres más sabia y sabrás apreciar el amor que pasa de soslayo por tu puerta cerrada a la esperanza. Peregrina del amor, amor de media tarde, hay otros amores ahí fuera, abre esos ojos de mirada triste y vive el día sin nostalgia. Gracias.

sábado, 30 de septiembre de 2017

La opulencia de pocos.

"Es preferible el bien de muchos a la opulencia de pocos". José Martí.

La vida de un pensionista no es la que había soñado. Por soñar ni soñé llegar a viejo. Santísima, censuro a quien no deja de cantar tangos tristones y yo, escaso de imaginación y talento -pero sin mala intención-, soy igual. Qué tostón.

Mal va una patria sin políticos a quienes insultar. Qué suerte esos que van al fútbol y apenas se sientan y ya insultan al arbitro: esos sí que tienen suerte, la ley mordaza no va contra ellos. La política me asquea y el fútbol me exaspera, entonces, puesto que llegué a viejo, como ese futbolista del Real Madrid que no tributa a Hacienda porque no fue a la escuela y no sabe, quiero vivir los años altos en la opulencia. Ahora solo tengo que saber cómo. Joder, dona, quieras o no, para todo hay que saber, a no ser que te toque la primitiva. No me explico cómo podré vivir en la opulencia. Los futbolistas viven a las mil maravillas... y los políticos, y los grandes empresarios amigos de Rajoy, y, sin embargo, los pensionistas... Ay, qué triste llegar a viejo y acabar sin patria (o sin un trozo. Veremos mañana), sin ideales y sin una pensión digna que alcance, además, para llenar la nevera de nuestros hijos mientras llegan tiempos mejores. Eso sí, de salud bien, gracias, de todo lo demás, regular. Y el ánimo por los suelos. Al menos que no me abandone la María y el más trascendente deber como persona: La solidaridad. Porque el bien de muchos va a ser que no. Gracias.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Descomedimiento.

De una mujer tengo escrito por ahí que de musa paso a ser poesía y se desentendió del mundo. Se dedico a releer la realidad de la vida que le tocó vivir y nada más. Le dediqué tiempo, pero a quien nada quiere nada está demás. Su mundo al revés. La poesía es lo que es, distinta según se entienda, pero no tiene la capacidad de escribir la realidad sumergida en su propia irrealidad. Una mujer que llegó a ser poesía puede contemplar la vida desde un acantilado de buena madrugada mirando al mar y le parece poco. Más sería si el alma se desligara de la mente y la esquizofrenia se hiciera dueña de su entidad. Una mujer que llegó a ser poesía sufre escalofríos cuando, inmersa en su mundo al revés, se siente imposibilitada para alcanzar la esperanza que evitaría su muerte incorporal. En su desesperación, a veces piensa si no sería mejor volver a ser mujer. Lo crea o no, la experiencia mereció la pena.

No es justicia divina vivir mientras se muere de enfermedad, pero nunca volverá a ser carne de su carne. Después de probar las mieles de la poesía morir no será causa perdida. Por encima de la ciencia, incluso de la fe, está la poesía. De cualquier manera, no prescindirá de la poesía porque sin poesía la percepción de la vida pierde esa ambivalencia donde coexisten los sentimientos del corazón. Y ella amó, ama y amará. (Nunca dejarás de ser poesía). Gracias.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Viene de atrás.

Días atrás escribí que este país era un dolor y no me retracto aunque me lo pida la presidenta del Congreso. Si Rajoy es guapo yo más. La clase política de este país que vive a cuenta de los caprichos de Rajoy nos ha echado a perder. Va en serio y no es amenaza aunque lo pudiera parecer: la clase política culpable de todas las miserias. En este país más temprano que tarde la clase política acabará enredada en sus patas de atrás y se dará de bruces con el suelo.

Ya no se habla de grandes logros de la sociedad porque no hay tiempo libre, y quien lo tiene no vive. O está muerto y enterrado. Los trabajadores viven esclavizados por los grandes empresarios amigos de Rajoy y se lo llevan envuelto en papel de fino regalo. Hablo de crecer empresarios y trabajadores en igualdad para llegar a fin de mes, pero eso es más fácil decirlo que llevarlo a la práctica. Falta voluntad política, falta un estatuto de los trabajadores que devuelva la dignidad perdida. ¿Acaso nadie sabe que a los trabajadores de este país se les explota como en los peores tiempos?

Rajoy no es de este mundo. Salgan a la calle, pregunten a la ciudadanía y dirán que no se puede gobernar al margen de las necesidades del pueblo. Pero a Rajoy no le importa porque no es de este mundo. Es igual trabajar que no para llegar a fin de mes con la nevera vacía. Y el carrefur no fía. Cómo me gustaría que las acciones antisociales de Rajoy tuvieran consecuencias y las asumiera en las urnas. La familia, y los niños. Los niños, de adultos, tendrán dificultades para afrontar proyectos de futuro sin miedo al fracaso. "El éxito y el fracaso están inevitablemente relacionados en la mente con el estado de las cosas que nos rodean". Eric Hoffer. Gracias.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Por amor.

Una poesía revela sentimientos del corazón a un poeta y éste por vivir los años altos o porque torpe de entendederas su mente absurda no da para nada... Corren malos tiempos para el amor, para la vida, para el dolor y la enfermedad. Un poeta sabe que la poesía es decidora y está abierto a la revelación de sentimientos como inspiración para escribir un verso, una nana, una canción de amor. A veces un poeta no se entera que una poesía a elegido un modo de vivir al margen de la vida contemplando la muerte. Una poesía que fue musa y antes fue mujer vive para morir, y morirá si un poeta no reescribe su vida antes que de enfermedad muera. Su vida la ha desahuciado, y la naturaleza no ayuda, temblorosa, le tira todo en su entorno. ¿Estará acomodando su mortaja? ¿Será un castigo de Dios sin su María? Una poesía vive excelsa. Pero un poeta no sabe explicar con palabras el esplendor de una poesía que pena en el silencio porque una poesía, después de ser creada, no pertenece a su poeta autor, tiene vida propia. Una dama en su propia poesía muere de pena. ¿Cómo enferma una poesía? En tanto y cuanto no desista de su empeño en morir morirá: Es un verdadero intríngulis. El derecho de vivir no se discute, se vive y ya está. Se vive una vida auténtica, plena, total, y si tiene que vivir al margen de la realidad se vive. El amor no rehúsa un alucine al margen de los sentidos. El amor es la poesía que nace de la ilusión, es tan real como irreal, es la refracción que cambia el pensamiento. La violencia, la penuria, el dolor cuando duele el alma. Amor insondable, desconocido amor. Un poeta quiere conjurar la enfermedad que obliga a una dama en su propia poesía a andar arrastras, también quiere conocer su alegórica poesía por medio de metáforas. Una dama en su propia poesía no quiere morir, quiere vivir y no morir nunca jamás. Por amor. Gracias.

martes, 26 de septiembre de 2017

Seré tu fastidio.

Desocupar espacios físicos y mentales, renovarlos; cerrar y abrir caminos. Y en ese plan. Quizá parece ambiguo y en ese mismo plan contradictorio pero si algo muere necesariamente algo nace. “Las cosas frías se calientan, lo caliente se enfría, lo húmedo se seca, lo seco se humedece". Heráclito. La elusión es arte y tú eres de ciencias: ni cambiando tus caderas de acera serás capaz de evitar mi mirada. Busca el bien común y me encontrarás. ¿Comprendes?

Que no te imputen una culpa que no has cometido, si verdaderamente no la has cometido. Que no te emborrache la cotidianidad. Vuelve al amor. Te ofrece mi mano para andar el camino. No me sigas despreciando y baja de la nube, demuestra que eres más de lo que aparentas. Olvida los rencores que no justifican nada y vuelve al amor como única perturbación que altere tu mente. Asume las consecuencias que te harán libre. Quien ama acepta todo por amor. No te dejes arrastrar por las paranoias de alguno y vigila tu salud mental. Vuelve a empezar sin vanidad desde la misma primavera de todas las promesas. Sé selectiva en lo que decidas creer. Sé valiente sin excusas. Tu vida de ahora es una diarrea mental. Alguien dijo: "lo que somos nunca cambia, quienes somos es lo que no deja de cambiar". Pero tú cambias a peor. Atiende: deja de cantar las mismas mentiras por los mentideros municipales y te dejaré ir para que el amor vuelva a ser el centro de gravedad de nuestro universo o el sempiterno silencio, decide, de otra manera, porque eres peor que un dolor de muelas, seré tu fastidio. Bienaventurados los pacíficos y los pacificadores. Amén. Gracias.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Como si yo fuera tú.

Tengo escrito por ahí que a menudo se mueren los conocidos porque los amigos están enterrados. Me conformo con una vecina chismosa. Se pudiera decir que soy el último sobreviviente del cementerio. Gozosa mi infancia. Y de otra manera bien, no tengo ninguna prisa para volver a ser lodo de aquel polvo. Me va bien, con mis achaque de salud y alguna decepción pero quién no. Tuve suerte en la vida, me las arreglé más o menos, no fui exigente ni intenté matar moscas a cañonazos: si mis amigos pudieran hablar confirmarían lo que digo. Tampoco tuve prisa para alcanzar mis metas. Y no soy rencoroso porque sé que el rencor destruye el amor y desequilibra la mente. Sigo siendo dueño del amor y lo entrego con garantías: no quiero intrusos que alteren mi paz. Es mi vida, ni más ni menos como otras vidas que con el tiempo y alguna ausencia dejará de existir. No me quedan amigos vivos, me quedan amigas idas. Por una amiga ida en particular peno porque dejó de quererme bien para quererme muy mal. A quién se le ocurre, indiferente al amor, prefiere guardarme rencor sin venir a cuento. Nunca una historia de amor tan triste. Y todo por hacer caso a quien más la quiere. Quien niega un ser querido en vida niega a Dios, y eso para una creyente es peor que la muerte.

Amiga ida: Te invito a construir una relación de amor sino como la de antes parecida a no ser que prefieras desamor. Si mantienes una relación rencorosa entre nosotros pierdes tú: Yo nunca dejaré de quererte. (Amor cuando no está y rencor cuando está). De seguir en este plan se resquebrajará el amor y con él tu salud mental. Me preocupa tu salud mental. Deja de cantar mentiras por los lavaderos, si rastreo rumores aparece tu nombre. Qué triste. Y como si fuera poca miseria, una de tus aduladoras me entrega una carta de amparo. Como si yo fuera tú. Gracias.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Si yo fuera...

Si yo fuera cargo electo en la administración pública tendría un salario de escándalo, horario de despacho reducido, coche oficial para que mi esposa vaya a las rebajas, tres guardaespaldas como armarios empotrados para descorrer pestillos y una docena de aduladoras que me aplaudan cuando abra la boca aunque sea para estornudar. Me chifla aparentar, y el dinero que no falte. El dinero es mío, si es de todos no es de nadie, o sea mío, mientras dure el chollo. Desde luego ser cargo electo en la administración pública es un verdadero chollo. Ay, si el PP quisiera...

Que no corra el bulo que la ambición para mí no tiene límites, porque yo no quiero ser demasiado, me conformo con menos. Por ejemplo alcalde, director gerente o cualquier cargo que solo mande yo y no tenga que rendir las cuentas del rosario al tribunal de cuentas. La avaricia rompe el saco y yo no soy de esas. Porque a mí un chisme teledirigido a mi credibilidad me provoca ansiedad y la ansiedad -dicho sea de paso- es la antesala del manicomio.

Frenesí: como es domingo y ni tú ni yo damos palo al agua, el vino correrá de mi cuenta y será a tu salud, el café, las pastas de té y lo que tanto nos preocupa lo dejamos para otro día y será a mi salud pero tú lo pagas. "Volveremos al amor cuando otros acuerden eso que tanto nos preocupa". ¿Para cuándo cumplir tu promesa de amor? Gracias.

sábado, 23 de septiembre de 2017

De chanza por tu calle.

Me cuentan que tú sí (atrabilis), pero yo no. Yo no puedo ir hacia atrás en el tiempo. Nostalgia. Yo solo puedo ir hacia delante, a veces arrastras, pero siempre hacia delante. Mal asunto la nostalgia, y peor guardar aversión en el tiempo. Mirar atrás solo a esperar por la María: ni odio ni rencor, ni otros amores que fueron y ya no. Como un caballo flaco y desgarbado por hambriento, así la nostalgia a las puertas del olvido. La nostalgia te muerde y no sangras pero duele el alma, nada que ver con tus puñaladas por la espalda con sangre y sin dolor. Tú nunca me harás sangre porque de ti solo guardo amor, y sin embargo... ¿Qué te encadena a tus peores recuerdos y qué tengo que ver en ellos? ¿Quién crea en tu memoria recuerdos por la tremenda? ¿Quién te quiere mal? Sigues acarreando las mismas mentiras de un lado para otro. Pero qué locura de trajín, qué locura de nostalgia repetida. Tu memoria acumula los peores recuerdos nunca sucedidos. Fruto de la imaginación ¿consciente? has propiciado el rencor en quien ahora se alimenta de ti. Él es tu vida y, sin duda, será tu muerte emocional si te obliga a regresar al pasado en mi busca: allí no me encontrarás. Pasa página o acabarás en un manicomio con el alma rota. Entra en razón (aún te veo bien o casi), cambia de acera si no quieres mirarme, pero haz lo posible por olvidarme, a pesar de saber, como sabes, que es muy difícil y doloroso el proceso de olvidar sin dejar de mirar atrás. La calle es tuya, como tuya es la decisión. Gracias.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Cosa inquieta (magnitud 7,1).

Me declaro independiente de Les Seniaes, de la santa poesía (María, la Magdalena, sabrá perdonarme), de todo en lo que creo y me anexiono a México. Así no se compone una canción de amor, ni un poema, así solo muere la vida.

Te escribo, cosa inquieta, ahora que te has ido dejando tu vestigio de muerte, para decirte que traes la destrucción a México. Pero eso ya lo sabes. ¿Qué locura te motiva? Sin darle tiempo a reponerse de la última ruina, en apenas dos semanas, apareces con peores intenciones. A México le duele el alma por tanta pesadumbre. ¿Qué odio guardas en tu interior? Cosa inquieta, asesino de mirada temblorosa, te escribo ahora que te has ido para decirte que no vuelvas. Quédate en el infierno, aquí nadie te reclama. Aquí no, cosa inquieta, sismo de magnitud 7,1.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Alma de cántaro (y dos).

Amaneció, y sí, hoy no es ayer ni es mañana, hoy es hoy, y vale la pena escribir lo que siento. Alivio de la pena,

Ahora resulta que nunca fui cabal y mantengo que ser sobreviviente de este mundo no es una condición social digna para sentirse orgulloso. Tampoco es aprender a perdurar en un ambiente que no me pertenece (al final, quieras o no, algún daño queda). Literalmente, los años que tengo son menos de los que aparento, como menos, también, son los acontecimientos gratificantes de forma consistente y perdurable que me animan a sobrevivir con un malabarista en la cabeza que más que ayudarme a mantener el equilibrio atenta contra mi vida. (Te vi inquieta ante mí e insegura en tu casa, mi casa: nuestra casa). ¿Cómo puedes siquiera imaginar que yo no soy yo? Clamaré ante tu dios la abolición de tu silencio. Evitaré con astucia las dificultades o eludiré el problema evitando su mirada. Algo he de hacer.

Supongo que se trata de aprender a hacerle el amor a la vida, hacer lo correcto, elegir ser y no parecer, conquistar y quedarse con lo mejor que fue. Vivir con pasión el momento, con la voluntad firme del espíritu y el coraje de aprender a conocerse y crearse a sí mismo y darse la satisfacción de dejar de llamarse sobreviviente para alcanzar la felicidad. La felicidad. Eso es todo, hubo más, pero pertenece al olvido. O sea que, comeremos perdices (pero no por Navidad, si soy un personaje sacado de un cuento chino sin autor, la Navidad tampoco tiene autor. O si lo tiene murió de amor para resucitar jamás) porque felices ya éramos. (No me olvides ni me dejes de querer, y si dudas, recuerda, piensa en mí y di no, luego corre a abrirme la puerta que llueve y tengo frío. Mucho frío. Te quiero hoy y siempre). Gracias.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Alma de cántaro (uno).

Alma de cántaro: ¿qué te cuesta vivir en el mundo donde resides? Reflexiona sobre el coste que pagas por sobrevivir dadas las circunstancias y pregúntale a tu silencio si de verdad sientes de forma armonizada con tu entorno familiar y social o si eres ajeno a ti y hay un malabarista en tu cabeza que te procura el equilibrio en cada espacio que habitas tratando de mantenerte en la cuerda. Sencillamente eres un personaje sacado de un cuento chino sin autor. (Sí, vino, y si ayer es hoy ella no es ella ni yo soy yo, ni física ni emocionalmente. Importa que partió tal vez para no volver).

Resulta que soy el único sobreviviente de un cuento chino, al menos así lo demuestro con mi comportamiento. En fin, mis hechos hablan y enseñan de cómo las conductas se repiten en gente que "vive por los pelos". Unos entretenidos con las drogas y el alcohol por las acequias, otros con el fútbol y la política, y todos con el trabajo que tanto escasea para llegar a fin de mes que es la esencia de la vida. Poesía y sucedáneos aparte. Los títeres de feria juegan a ser víctimas del azahar y elijen con un teclado cómo y dónde deben sobrevivir. Lo cierto es que durante buena parte de mi existencia no he podido aprender que cada cual puede y debe elegir de forma responsable qué hacer con su vida.

Al ser parte, o simplemente por vivir los años altos, doy fe que solamente los que logran armonizar existir y compartir y lo equilibran con un proyecto de vida sana alcanzan la felicidad y animan a los que comparten su propio espacio a alcanzarla. Y eso es todo por hoy si realmente hoy es hoy y no ayer. Mañana más si amanece y vale la pena escribir lo que siento. Gracias.

martes, 19 de septiembre de 2017

Hermanos todos, primos ninguno.

Es cierto, este fin de semana estuve en Catalunya y no hay presos políticos ni rencor en las calles. Si el problema no es la independencia la solución no son los tribunales de justicia. Llegará la hora, moriremos, y daremos la cara a todo lo que ahora dimos la espalda. "En España, de cada diez cabezas nueve embisten y una piensa". Antonio Machado.

Además de pagarles un pastizal en euros nos roban y nos meten en tinglados sin salida, o con difícil por estrecha la salida. El gran dilema de Catalunya es Mariano Rajoy y Carlas Puigdemont, ellos y nadie más. No habrá referéndum porque no, además porque es ilegal, habrá nuevas elecciones autonómicas y serán plebiscitarias -ya se encargarán las minorías de que lo sean-, pero ganará el sentido común y no Carlas Puigdemont que no se presentará, ni Mariano Rajoy que será un cadáver político y la oposición promoverá una moción de censura o adelantará las elecciones para que eso no ocurra habida cuenta que tampoco logrará aprobar los Presupuestos Generales y entonces, unos y otras, ciudadanos de una misma patria, con nuestras ideologías y lo que queramos poner en la balanza de contrapeso, nos daremos cuenta que el camino ya estaba hecho y solo tenemos que decidir si lo andamos o esperamos que lo anden nuestros hijos. Derechos y obligaciones siempre los hubo y la convivencia no es un 50/50 ó 60/40 o lo que cada cual entienda y quiera que debe ser para ejercer el derecho a decidir por una mayoría silenciosa que no sabe. O sí sabe y calla porque el problema además de político es financiero. En Catalunya, como en el resto del Estado, la nevera está vacía. Otros políticos vendrán y nos ofrecerán condiciones de vida adecuada a nuestras necesidades y saldremos de este enroque. No nos podemos dejar manipular por cuatro maleantes. Hermanos todos, primos ninguno. Gracias.

lunes, 18 de septiembre de 2017

El problema no son los años.

A oscuras tropecé con una pelota y un coche sin ruedas y las consecuencias despertaron la torpeza de los sentidos que motiva el sueño y entonces me di cuenta que soy un güelu distraído con sus obligaciones y corrí a acompañar a Ian a la escuela pero se había ido. No era tarde de reloj, pero otros asuntos obligaron a Patricia a madrugar. A veces no vale con darse cuenta tarde de las cosas y pedir perdón; a veces hay que darse cuenta de las cosas antes de que ocurran para no perder una risa, un beso, otra lágrima de despedida y ser más feliz. ¿A quién importa el perdón?

Como a un aprendiz enamorado se le va la tarde a mí se me fue la hora de acompañar a Ian a la escuela y no valen las disculpas: quien se quedó sin la alegría de la mañana fui yo. Ojalá y que otro descuido no me impida acompañar a Ian a la salida de la escuela y la alegría sea doble, (Patricia está avisada). Lo que deseo y quiero está a mi alcance y ni con esas. Sabias y bellas palabras recoge la RAE y ni con esas. Cada día son más tristes las palabras. Torpe de entendederas me pregunta quien habla: ¿Qué prefieres? Y ni con esas. El problema no son los años. Gracias.

Aún hay esperanza.

"El mundo de los niños es fresco, nuevo y precioso, lleno de asombro y emoción. Es una lástima que para la mayoría de nosotros esa mirada clara, que es un verdadero instinto para lo que es bello y que inspira admiración, se debilite e incluso se pierda antes de hacernos adultos". Rachel Louise Carson.

A pesar de las nuevas tecnologías, el desarrollo económico, los genios financieros, las grandes fortunas, los paraísos fiscales, el fútbol y todo lo demás venido a menos incluidas las familias y los niños primero, este país en una dolor. La clase política de este país, más alejada que siempre de las necesidades de la ciudadanía, sigue tan estupenda que ni ellos mismos se lo creen. Y parece que no existe un verso breve que se explique. ¿Qué habrá que hacer para que la clase política de este país se entere que las familias pasan penurias para llegar a fin de mes? La familia, y los niños primero. Por cierto, pero no sé si viene otra tristeza al caso que nos ocupa: este fin de semana estuve en Catalunya y no hay presos políticos. (Pido disculpas por cantar los mismos tangos tristones un día y otro. Escaso de imaginación y con el ánimo por el suelo, no cantaré una alegría hasta que llegue el invierno si Dios y María quieren. Y querrán. Patricia también quiere y está muy ilusionada. Y del güelu qué decir que no se sepa). Gracias.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Ante la duda di no.

Por más besos nada es eterno. El tiempo y la distancia; la incertidumbre genera rencor, y luego aparecen las dudas y las decepciones. La vida es complicada y conviene tenerlo en cuenta por si en un descuido viene el viento de levante y te coge desprevenida. Corren malos tiempos para casi todo. Lo malo no avisa, cuando aparece se instala en tu vida y anima estar cerca de quien te quiso y quiere, incluso me atrevería a decir que anima más que quien solo desanima.

De una ráfaga de viento en contra nadie está libre. Si una angustia te persigue o te acorrala, si una visión de futuro te ciega, si un amor te hiere el alma. Y qué decir del pesimismo que sin saber por qué te ataranta y lo que pudiera tener fácil arreglo lo desarregla aún más. No pierdas la ocasión de ser feliz, pero sí, conviene dormir con un ojo abierto, no sea que un amor interesado te obligue a hacer lo que no quieres. Llegado el caso, antes de decir sí, piensa en quien te quiso y quiere. Seguro que si pienses en él dirás no. Ante la duda di no. Y te salvarás. Y lo salvarás. (Es más fácil, demasiado diría, dudar de él por amor que entender lo que dice si escucharas). Insisto: Ante la duda di no. Gracias.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Los desantentos.

Los asuntos inaplazables conllevan grandes sacrificios: la familia, y los niños primero. También grandes alegrías: la hipoteca, el IBI, la comunidad de vecinos, la basura y etcétera. Uno desatiende la familia y cuando se da cuenta, por más ladrillos apilados, los hijos casados y los nietos en la mili. Y la hipoteca a veinte años vista. Sin apenas darnos cuenta, dejamos de ser personas para ser otra cosa, la que sea, pero no personas. Una locura. Dios mío, pero qué hice yo con esta vida mía (llegado el día, valen las disculpas, pero no el perdón. El perdón hay que merecerlo).

Desde luego es necesario trabajar y esforzarse e intentar llegar alto, o  lejos sino es lo mismo. Pero sin desatender lo que importa (amor). Alto o lejos da igual si se llega a costa de privarse de la familia, y los niños primero (y viceversa), los amigos y la impagable soledad cuando la cabeza está a punto de estallar. En los años altos, estoy en condiciones de asegurar que no merece la pena llegar alto o lejos si nos tenemos que privar de esas pequeñas grandes cosas de la vida, como llevar a Ian a la escuela por primera vez, ay. Mejor tener los pies en el suelo y los asuntos inaplazables dejarlos para mañana que será otro día. Además, llega un día, y, si no la jubilación, un ERE o un despido procedente o improcedente o vaya usted a saber con Rajoy y sus amigos los grandes empresarios, eso sí, que nadie espere ni el mínimo agradecimiento por los servicios prestados; después de comer la carne tierna el hueso a los perros y no hay más que hablar. Desatender lo que no se podrá atender es cosa seria. Lejos o alto no deja de ser las antípodas de la felicidad compartida. (Otro día hablaremos de volver a casa por Navidad como si no hubiera pasado nada). Gracias.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Sálvese quien pueda.

En el pueblo de Patricia lo sabe la alcaldesa y lo sabe el alcalde, lo saben los concejales y lo saben las concejalas, y lo sabe la secretaria y lo sabe el secretario y lo saben los policías y lo sabe todo el mundo: En verano y en invierno, durante todo el año, hay fugas de agua que revientan el pavimento de las calles, llueva o no, si algo tiene que ver. El mensaje no es para la alcaldesa ni para el alcalde, ni para todos los mencionados anteriormente, incluido el alguacil pregonero que divulga los bandos municipales y avisa que van a cortar el agua para reparar una cañería después de almorzar cuando lleva una hora cortada y chamuscada la bomba de desagüe de mi lavadora (ay), el mensaje es para la vecindad: Sálvese quien pueda. Gracias.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Qué extraño personaje.

Qué extraño personaje no sale de casa ni valida la historia de su pasado. Qué extraño personaje niega haber echado la esperanza a la espada cuando su bota era camino. Qué extraño personaje se convierte porque sí en esclavo de la existencia con pena y sin consuelo. Qué extraño personaje se deja llevar por el esperpento y no clama a Valle-Inclán. Qué extraño personaje limita su quehacer a escribir el día que le gusta vivir y tan siquiera intenta vivirlo. Qué extraño personaje no abraza, no besa y no atiende a razones. Qué extraño personaje golpea insistentemente la ausencia que le noquea. Qué amargo y triste destino el de un personaje que deja sin palabras al amor de sus amores. Qué extraño personaje sería si existiera. (Él no lo sabe pero existe: está muerto y enterrado, y nadie lo recuerda). Gracias.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Mi mayor decepción.

Al paso de los años todo cambia. El fundamento de todo nace del cambio. El asunto es que evolucionamos y eso es todo. Sin embargo, por más cambios, hay cosas que no se deberían hacer ni una sola vez: olvidar a quien te quiso y quiere. Lamentablemente hay cambios que llevan el olvido inherente de serie. Como casi todo en tiempos de crisis.

Precisamente ahora, vengo de pasear a la orilla del río, y como vengo sin haberme ido sigo aquí: el río es el Júcar y pasa por el pueblo de Patricia. Pues paseando pensé, al ver unos niños bañarse en el río, que por muchos días que se bañen no se bañan en la misma agua: ni el agua se detiene. Todo es cambiante. Yo no tengo edad para cambios, y puede ser la razón por la que sufro un tormento de garrucha por un cambio obligado en mi vida. Cambio o permuta.

Una persona completa sabe que todo cambio conlleva el riesgo de equivocarse, pero es bueno de cualquier manera porque se vuelve a intentar y de los errores también se aprende. Ay, la filosofía entretiene pero no sana el alma. ¿Es demasiado pedir que me sigas queriendo, que confíes en mí? ¿Acaso no recuerdas que estuve a tu lado en todos los mejores y peores momentos de tu vida? La más bella historia de amor que jamás llegué a soñar la tuve contigo. Si el cambio con embustes y desaires es la manera que eliges para alcanzar la eternidad, no vuelvas, para mí eres eterna. Yo no quiero de ti sino amor con poesía. Quédate con la tristeza de soledad en tu casa que es mi casa: nuestra casa. No vuelvas ni ese día que te pedí por favor que vinieras para darte las gracias por tanto amor recibido. Gracias.

martes, 12 de septiembre de 2017

El relato de mi vida.

No quiero morir ni que me maten, antes tengo que escribir el relato de mi vida si no lo he escrito (si lo escribí no me vi reflejado en él); pudiera ser la razón por la que no me releo; si me releo quizás encuentre entrelíneas algún olvido. Yo no quiero reflejarme en el pasado, mi pasado es lejano y no me interesa. En de soslayo escribo amaneceres con ojos transparentes que sueñan un mundo al igual sin tiranías, y ligero de sentimientos, sin cercanías ni lejanías, no me fío de mi subconsciente vengativo: no soportaría otra decepción mayor. Me mantengo en la sincera veracidad abriendo paréntesis a la espera que alguien los cierre y me enseñe a sentir nuevas sensaciones con certificado de vivencia. Y un día, porque ha de llegar, cansado de vivir (aviso a esa navegante de un mar de fondo y viento calmoso: no quiero más tristezas de soledad como disculpa) dejaré que mi ordenador que me ordena escriba el relato de mi vida (será la única manera de verme reflejado en él), mientras, seguiré escribiendo el día que me gusta vivir sin releerme. Gracias.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Prueba de indicios.

A menudo se me mueren los conocidos. Cuando abro el periódico busco la página necrológica y más a menudo que siempre aparece el nombre de un conocido. Los conocidos son descuidados (si no lo fueran serían amigos), supongo que antes de morir habrán dejado las cosas claras. Yo no quiero morir dejando cosas sin hacer por miedo, ignorancia o da igual. Ojalá y un poema se explique a tiempo y me permita alcanzar un sueño que tengo pendiente (y juntos ver amanecer con una esperanza renovada), o eso. A veces eso no lo entiendo y lo que leo en los periódicos no lo tomo a cuenta al no apreciar talento en el periodismo "libre" de "copia y pega". Y además son malas noticias, solo malas noticias en los periódicos. Qué razón tenía el dueño del taller, pero no se la di. Mejor un libro malo si existe. Gracias.

domingo, 10 de septiembre de 2017

El terremoto de México y una amiga.

"Ascienden a 61 los muertos en el potente terremoto en México. Un terremoto de magnitud 8,2 -lo nunca visto en 100 años: 266 réplicas en 10 horas-, a causado 61 muertos en Chiapas, Oaxaca y Tabasco". (Agencias).

Una amiga mexicana.
Tiembla si señor y mucho. ¿Sabe? Tengo miedo. Anoche el temblor me hizo saltar de la cama. No no pregunte cómo porque ni yo lo sé. Se movía todo. ¿Sabe que es todo? To do. El temblor se agarró de mis rodillas. No podía caminar. Se oía sobre el tragaluz caer tierra. ¿De dónde? Mi vecino el asesino tiene su casa bien construida. ¿De dónde caía la tierra? Sepa la bola. Como comprenderá no puedo subir a investigar. Duró mucho el temblor. Tres minutos y tanto. Un tiempo horrible. ¿Sabe? Tengo miedo de las réplicas, sin más compañía que mis chihuahuas, mis loros y mi gato. ¿Usted nunca ha tenido miedo? Yo sí, y mucho.

Yo.
Lo siento, amiga, por ti y por tus conciudadanos, también por tu vecino asesino, o no tanto por él, pudiera ser que por más criminal terremoto no se atreviera a pasar por tu casa por miedo a tu vecino asesino. La Madre Naturaleza teme al hombre, vecino asesino, contaminador, profanador de los elementos. Cambio climático. Hay quien asegura que a toda acción corresponde una reacción. El caso es que nos portamos mal con la Madre Naturaleza y no sé si en este caso tiene algo que ver, quizá sea un aviso, pero no quiero alarmar a nadie. Yo nunca viví una experiencia parecida, lo más cerca que creo haber estado de un terremoto es cuando Ian entra de mañana por la puerta. El lunes empieza a escuela y ojalá no tengan que llamar a las fuerzas armadas para neutralizarlo. Va en serio.

Y yo.
Es domingo, y ya digo que mis asuntos inaplazables me impedirán ir a misa, pero pediré a María, la Magdalena, que te eche una mirada desde el mismo cielo que se ve mejor, y que no te deje sola si vuelve a temblar tu casa. Cuídate, amiga. ¿Sabes que te quiero mucho, verdad? Pues además temo por ti. Y sí, yo también tengo miedo. Gracias.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Un cliente agradecido.

El pasado lunes fui a comprar una chapa de hierro a un taller para un arreglo. Va en serio: Ian acabará con mi salud y con todo lo que está a su alcance. Pues eso, el dueño del taller después de mandar a un operario cortar la chapa me habló de las malas noticias en los medios. Que solo son malas noticias, que si será porque no las hay buenas. Yo no soy de mucho pensar pero algo de razón tiene: Vende más las malas noticias que las buenas. Con Franco todo eran buenas noticias: El Alcázar, Radio Nacional de España, ABC, menos Radio Pirenaica (la pirenaica), y ya digo que era para fastidiar, todo eran buenas noticias. Y ahora solo malas noticias: Corrupción, muertos de hambre, desahucios, el correfur que no fía, la jornada laboral de día y medio, David Bustamante y Paula Echevarría, o Rajoy. A Rajoy no hay manera de que lo boten o se vaya por su cuenta. Solo malas noticias. Un día llegará a los medios una buena noticia y no sabrán explicárnosla. O nos la explicarán y no la entenderemos. 

Yo no soy de mucho dar la razón a la gente, me da no sé qué, pero creo que el señor del taller la tiene, y, sobre todo, cuando fui a pagar y no me cobró la chapa. Qué razón tiene. Curiosamente me dijo que la chapa valía un café o una hora de trabajo. Elegí pagar el café asumiendo el riesgo que además del café al camarero le pida el más caro coñac francés y un puro cubano. Café, copa y puro. Si tengo que pagar el café y el coñac francés más caro lo pago, pero si pide un puro cubano por ahí no paso: un puro cubano se fuma en el malecón habanero o no se fuma. Gracias.

viernes, 8 de septiembre de 2017

Impunidad y promesas.

La mía es mía.
No la soporto, su comportamiento a veces supera mis fuerzas y tampoco me soporto. Convivo, eso, o convivimos en este sinvivir para siempre: hasta que la muerte nos separe. Si por ella fuera, ya se hubiera acabado todo, pero pierdo yo: yo pierdo la vida y ella no sé. Supongo que no pierda nada. De cuando en vez la llevo a pasear por Les Seniaes y hablamos de una y otros, de nuestras cosas, como si fuéramos amigos, sin dudarlo la tiraría a la acequia: ella lo sabe y se ríe, sabe que no puedo hacer nada contra ella. No la soporto. Cuando me ve desfallecer, con mis ojos cristalinos que no pueden mirar, me grita y me destroza el alma. Más allá del dolor de alma está ella. Ella es mi tormento.

La promesa.
De paseo por Les Seniaes entre los naranjos, y, sabiendo que hará lo que le venga en gana, nos hacemos promesas de mejores convivencia. Hoy nos propusimos exhortar a la comunidad nacional a emprender un impulso común con entusiasmo y deber patriótico, porque una patria está perdiendo la cabeza. La tarea trata de profundizar e implicarse más porque las cosas han ido demasiado lejos. De ningún modo podemos permitir que las nuevas generaciones nos tachen de indolentes: La irrenunciable obligación de dejar para la posteridad un testimonio que transcienda y pueda ser inscrito en letras de oro en la crónica suprema de los tiempos. Una promesa ha echado a andar con poco énfasis.

La de todos es de todas o no es de nadie.
A un país, una patria, nación o lo que sea, se le ha metido en la cabeza una demencia, la mía se llama esquizofrenia y es incurable: me vuelve loco. Pero la ciencia avanza. La de lo que sea no sé, y buena no parece, en cualquier caso, no debemos perder la esperanza. Se trata de pasear juntos entre los naranjos de Les Seniaes y sentarse, desahogar, y hablar cada cual de sus propios intereses con voluntad de diálogo y no levantarse hasta tener claro que la de todos es de todas o no es de nadie. Nunca es tarde. (Es más fácil construir un Estado que formar un político). Gracias.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Todo por nada.

Apenas somos una historia de amor para el olvido. Una historia de amor y que en paz descanse.

Porque en mi mente convive una esperanza y un absurdo imprevisible, en cada instante del día que intento escribir un de soslayo, me ciega la pasión de ánimo y, acosado por los malos augurios, me pierdo en el recuerdo de lo que pudo ser para llegar a ser simplemente lo que es: nada. Ante tanto desconsuelo es una tentación tirar por la calle del medio, Pero no debo buscar peores culpables, nuestro idilio de amor lo matamos nosotros -alevosía criminal-: ahora somos las víctimas. Si bien existe una responsabilidad mayor que cae implacable sobre nuestra cobardía.

Pronto vendrán las disculpas para justificar los desaires: la decisión ya estaba tomada de antemano. Lo peor que no confiaras en mí, a pesar de todo, cuando sueño que tus ojos me miran sin verme, puedo sentirte más cerca. Sin dejar de quererte un solo instante de mi vida he llegado a la conclusión que he cambiado tu risa y tu mirada por nada: Todo por nada. (El futuro no será mañana, amor, será otro día, otro día. O ya fue ayer). Gracias.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Mensajes ocultos.

"Si fuera de ir a fiestas y perder el tren hoy y mañana. Si fuera y no volviera. Pero no va ni viene, se queda en casa como el amigo gorrón guarecido en el engaño. Por esperarle sabiendo que no volviera, aunque duela el alma".

Desde el delirio con ganas de casi nada, eché la vista atrás y al azahar en de soslayo leí por leer pensamientos y me di cuenta que hay mensajes ocultos. Yo escribo claro se entienda o no, y creo que mal debe estar mi mente absurda si realmente escribo mensajes ocultos. Desesperado escribo sin saber. Yo no soy un ladrón pero si hay un ladrón de todos los ladrones será el mejor ladrón: un ladrón de guante blanco es el mejor ladrón. Pero el amor no se deja robar, como mucho se deja robar un beso y en conciencia. Me cuentan que el amor es clasista, esclavista, dominante y yo digo que el amor es desinteresado o no es amor. Escribo mensajes ocultos sin poder evitarlo. Mi subconsciente me obliga porque teme que algo malo podría suceder. Hasta prueba en contrario, o hasta que salga el sol y de luz a la peor patraña urdida: seguiré escribiendo mensajes ocultos. Imposible la esperanza en un existir desesperado.

El desafío es permanente, pues creer en el amor implica atravesar el tiempo y la distancia. Un amor inocente se deja disfrazar de persona. Craso error. Dicen que una persona sana el alma pero no sana maquilla. Gracias.

martes, 5 de septiembre de 2017

Sobrevivir al desamor.

Para sobrevivir al desamor en la calle de los amores encontrados uno tiene que transmutarse en gato de siete vidas y saltar de tejado en tejado sin miedo a perder el equilibrio, o vivir en una nube de algodón donde nunca pasa nada y si pasa llueve y de otro salto a otra nube de algodón. El cielo está encapotado en la calle de los amores encontrados.

Con el amor de otra vida cerrabas los ojos y soñabas la primavera donde las mariposas siempre vuelan libres aunque fuera invierno, ahora nunca es primavera y las noches se desvelan y soñar es una mentira piadosa. En la calle de los amores encontrados la indiferencia se ha hecho dueña de la noche y el día. "No vuelvas hoy y mañana y siempre". El amor está en declive y la poesía muerta. Eso es todo. El amor de un solo dueño es maltrato psicológico. O algo peor si es que existe algo peor que la Violencia de Género. (Ojalá y que nadie me vuelva a recordar mis olvidos). Gracias.

Alba.

Mi corazón oprimido
siente junto a la alborada
el dolor de sus amores
y el sueño de las distancias.
La luz de la aurora lleva
semilleros de nostalgias
y la tristeza sin ojos
de la médula del alma.
La gran tumba de la noche
su negro velo levanta
para ocultar con el día
la inmensa cumbre estrellada.

¡Qué haré yo sobre estos campos
cogiendo nidos y ramas,
rodeado de la aurora
y llena de noche el alma!.
¡Qué haré si tienes tus ojos
muertos a las luces claras
y no ha de sentir mi carne
el calor de tus miradas!.
¿Por qué te perdí por siempre
en aquella tarde clara?
Hoy mi pecho está reseco
como una estrella apagada.

Autor: Federico García Lorca.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Donald y Mariano.

Porque el siroco viene de cara y ahí me las están dando todas, y no son pocas, llevo meses sin vivir en mí. Me hago viejo, es evidente. Cuando a uno no le apetece casi nada y lo poco que le apetece está fuera de su alcance, como el buen vino, ay. La dama que vela mis sueños dice que bebí todo el vino de la barrica y ahora agua de la fuente. Vale pues, mientras no me haga ir a Lourdes a por ella. Es una suerte llegar a viejo al mismo tiempo que una tragedia. Te quitan el vino, la sal, el azúcar, el café, las pastas de té, las amigas y, si escuchas a Rajoy, las ganas de vivir.

Cuánta verdad tendrá lo que leí en un periódico que escribe mentiras sobre el PP: "todo es mentira menos lo que dicen ustedes que es verdad", que Mariano Rajoy se va a reunir con Donald Trump en la Casa Blanca para planificar el orden mundial. Los medios aseguran que hablarán de Corea del Norte, Venezuela, Rusia, China, y lo demás ya irá saliendo. A simple vista la única diferencia que aprecio entre los dos es que uno va en avión y otro corriendo aprisa, de otra manera son dos gotas de agua. Trump y el muro a lo largo de la frontera con México y Rajoy y el muro de dos vallas de seis metros de altura y una sirga tridimensional intermedia de tres metros con la frontera de Marruecos. O Trump con el "obamacare" y Rajoy con los recortes en sanidad. También son íntimos de sus amigos: a poco que les siguen la corriente nunca les falta de nada. Lo que no sé, y es raro para mí no saber con la capacidad que tengo de mentir, es la lengua que hablarán teniendo en cuenta que Estados Unidos no tiene lengua oficial. Se hablarán con la lengua de los que no escuchan o un anglicismo español. No sé. España no es de la importancia de Estados Unidos pero tiene lengua propia que, como pueblo, nos encantaría que hablaran Tramp y Rajoy. Y otros líderes mundiales para entenderse con sus respectivos pueblos. Lengua Castellana. O cualquier otra lengua aglutinante. Gracias.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Desde el púlpito (porque es domingo).

Yo no soy de esas que dicen para buena la vida que nos espera. No soy de esas ni de otras, soy del pensar que para el día que vivo no basta con creer en Dios. Y menos mientras el día me lo ordene Rajoy. Qué sentido tiene vivir el día sin ver cumplidos mis sueños más hermosos. Pamplinas esa vida que ha de venir. Como el porvenir que nunca llega.

No creo en Dios ni en su iglesia, pero si algún día me da por creer, y la fe, agotada mi incredulidad, vuelve a mí, será porque todos y todas seamos iguales ante Dios y Rajoy. Que sería como decir aquí en la Tierra como en el Cielo. De sanadores de almas y salvadores de patria estoy que me vomito. ¿Y qué hay de los que pasan hambre de pan y sed de justicia? Sé como es el Papa de Roma y no me cae mal, pero no hace o no le dejan hacer. Y la oposición a Rajoy sigue sin ponerse de acuerdo para echarlo o que se vaya. Ni desahuciados ni necesitados de libertad. Ni Violencia de Género: "39 Mujeres Eternas" en lo que va de año (la mujer es siempre la que muere). Y volver al abrazo solidario.

Porque atolondrado no sé qué pinta Dios y su iglesia y Rajoy y la oposición en un domingo que amaneció casi feliz, si me da por volver a la iglesia, antes de entrar el sacristán me tendrá que asegurar que dentro estarán Eugenio y dona. Y si de volver a las urnas ganará la voluntad del pueblo un partido que piense en las necesidades de la ciudadanía y no en sus propios intereses. De no ser así no volveré a ser de nadie. Por un país más igual y sin violencias. Gracias.

sábado, 2 de septiembre de 2017

La profesión de Rajoy.

Por ser una persona informada sé, que la profesión de Rajoy, al menos la que supuestamente conoce, no es Político sino Registrador de la Propiedad. Pues eso, ni Registrador de la Propiedad ni Político, como mínimo santo. Y ya me explico. Llevo años estudiando a los filósofos clásicos: Sócrates, Platón, Aristóteles. Y a los filósofos modernos: René Descartes, Galileo Galilei, Immanuel Kant. Y a los filósofos contemporáneos: Dany-Robert Dufour, Roberto Esposito, Michel Onfray. Y para que el diablo no se ría de la mentira, en mi empeño por saber, también leí las obras completas de Mortadelo y Filemón. Acreditada mi información, estoy en condiciones de afirmar que ninguno en su extraordinaria inteligencia, sería capaz de definir como Rajoy la realidad que vive la ciudadanía de este país después de superar mil y una crisis y seguir sin poder llegar a fin de mes. Va en serio, escucho a Rajoy y me deja estupefaciente al definir la última crisis superada con la nevera vacía. Y en un Castellano "puro" que ya le gustaría a Antonio de Nebrija cuando publicó la primera Gramática Castellana en 1492. Y ojito, que Antonio de Nebrija, además de historiador, astrónomo, pedagogo y gramático, era poeta que es más. Gracias.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Otro cementerio.

Mientras mastico la última desvergüenza de la ministra Báñez sobre de creación de empleo leo en la necrológica de un diario regional que cierra una empresa importante para el empleo y la economía en la comarca. Y dale a la rueda que rueda. Es la última empresa de entidad en la comarca. No es invención, la comarca es donde vivo. Ahora sí que somos pobres. La empresa es en la que mi esposa trabaja -en adelante trabajaba-, cinco días al año salteados, como salteados los ajos en la sartén: cinco días cinco contratos laborales. Así no saldremos de la última crisis porque así no salimos de la primera. Para qué engañarnos: estamos en crisis desde aquel día que nos dijeron que vivíamos por encima de nuestras posibilidades. Más paro juvenil y más parados de larga duración; y los salarios no llegan a fin de mes. La nevera vacía y el carrefur que no fía. Nada ha cambiado. Los empresarios amigos de Rajoy son más ricos y viven más alejados de la realidad. Y para mayor desconsuelo, a la ciudadanía ya no le parece tan mal. Nos estamos acostumbrando a Rajoy y a sus amigos los grandes empresarios que cierran empresas con los bolsillos llenos de tal manera que solo preguntamos si algunos de los trabajadores que engrosarán la lista del paro son vecinos del pueblo. Importan los parados, pero si son vecinos importan más. La solidaridad ya no viene de serie en la condición humana. Otra comarca agrícola se muere y no cabe en el cementerio. Solución: Otro cementerio. Los discursos de creación de empleo entretienen a Rajoy hasta las próximas elecciones que, según las encuestas, ganará. Gracias.

jueves, 31 de agosto de 2017

¿Y cómo es él?

Una llamada telefónica me obliga a suspender la siesta. La dormiré mañana si amanece. Verás, si fuera el Perales te preguntaría ¿Y cómo es él? Pero no soy el Perales y de sobra sé cómo es él. Y tú, ¿sabes cómo es él? Te entiendo, el amor es ciego: desde luego ahí sí que me has pillado. El comentario no es gratuito, es una advertencia porque con tu llamada he notado tu voz cansada y triste. Eso me duele y me entristece más si cabe. No es desinterés, es interés, y no es tuyo ni es mío. Pero eso ya lo sabías. Quiero que te vaya bonito y presumo que no te va. Lo lamento si tengo razón. A veces uno pagaría por no tener razón. Con la resumen final que ha de llegar, se acabará la historia de amor jamás escrita. La nuestra. Un amor inconcluso y su historia de amor. Mi ánimo se ha ido por el desagüe para celebrar otra derrota. Si tú lloras lloro yo. Si tú penas peno yo. Si tú enfermas, si tú enfermas muero yo. Ni impunidad ni olvido.

Desde el día que me anunciaste de nuevo su presencia en tu vida te pedí coherencia en la palabra, que abrieras los ojos y que anduvieras con paso firme. Que respetaras y te respetaras sin olvidar tus valores humanos. Dignidad ante todo. Me contaste que eres más feliz que nunca y te creí, pero hoy, sin dejar de creerte, te creo menos. Y menos que mañana porque hay preguntas que siguen sin respuesta, de ahí que alucine cuando me explicas lo inexplicable como sentencia en firme, que es una manera poética de decir que se nos acabó el amor. Se trata, pues, de recordarnos en un hermoso poema de amor. Por cierto, hoy en Les Seniaes, y pensando en ti, como todos los días, amor, pensé que si te entregaba a nadie volverías, porque nadie es nadie, pero aún no lo sabes ni estás preparada para el desengaño. Esperaré impaciente el día que me permitas entregarte a nadie para que vuelvas a mí sin haberte ido. O, a alguien, y me hagas inmensamente feliz. Gracias.

"Ponte a 1.000 euros".

Informe sobre salarios. UGT. (Martes, 29/08/2017).

"El 10% de los trabajadores no puede cubrir los gastos de alimentación".

Existe un 10% de trabajadores, los de menor nivel de renta, cuyo salario medio (330 euros) no alcanza para atender el gasto medio en alimentación de un hogar que supone un desembolso de unos 350 euros al mes (¿? Además UGT denuncia que "casi la mitad de los asalariados y asalariadas de nuestro país son mileuristas", con un sueldo inferior a 1.000€; para ellos el gasto en alimentación de un hogar medio les supondría entre un tercio y la mitad del sueldo. La denuncia de este tipo de situaciones está detrás de la campaña que ha lanzado este martes el sindicato UGT bajo el lema "Ponte a 1.000 euros", con la que pretende incidir en la necesidad de que haya unos salarios "dignos" y de que el sueldo mínimo se sitúe en esa misma cifra. (elPeriódico).

No digo que otro vendrá que bueno lo hará: votar a un partido político o a otro que cada cual eche sus cuentas, digo que Rajoy nos está pisoteando nuestros soberanos derechos. el compromiso de comer hoy y mañana, un trabajo con un salario digno y una vivienda. Lo contempla la Constitución. La familia, y los niños primero. La familia. Gracias.

miércoles, 30 de agosto de 2017

El empleo que viene... por Fátima Báñez.

"El empleo que viene es mejor que el que se fue". 

Lo dijo Pablo Iglesias en campaña electoral, "el cielo se toma por asalto". Y también lo dijo Jesús el Cristo en boca de Mateo 11:12: "Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia y los violentos lo conquistan por la fuerza".

Los violentos son los políticos que contaminan el pensamiento de la ciudadanía. Los trabajadores que trabajan pasan hambre y los que no trabajan también. No me canso. ¿Qué brotes verdes? ¿Qué salida de la crisis? Cada vez que un mensajero de Rajoy saca su cara bonita a pasear sube la leche y sube el pan. El ya porvenir se fue para no volver.

Recuerdo cuando la prioridad para este país era invertir en nuevas tecnologías. Qué engañados nos tenían. Ahora la mayoría de los trabajadores y desempleados de este país tienen como prioridad comer hoy y mañana. Perdón por el  desasosiego. Voy a llorar y gritar a Les Seniaes. O, como ellos, cojo el AVE y asalto el cielo con violencia. Gracias.

Los huevos de Ian.

Con Ian y Patricia dándole tiempo a la farmacéutica para que abriera la farmacia porque sino el tráfico, el café, el reloj despertador, o no me pregunten que no sé, pero abre tarde, echamos a pasear y nos dejamos llevar por el olor de las cosas ricas del horno, ay, las pastas de té, me chiflan las pastas de té. Y entramos en la panadería para darle alegría a mi cuerpo, y eso: mientras Patricia compraba yo vigilaba a Ian. Prometo por los Santos Apóstoles que no le perdí ni un segundo de vista, pero no sé cómo, ¡oh, milagro!, tenía un huevo en cada mano y me miraba con una cara que no era la de dormir la siesta: Ian durmiendo la siesta es un cielo de bebé. Con aquella mirada y la cara de las travesuras, dos huevos de gallina no cuajarán una tortilla. Y a pesar que me lancé como me lanzaba a la piscina en mis tiempos de nadador de récord. ¡Dios mío!. Miré a la panadera entonando el mea culpa y con la mejor sonrisa me dijo que no tenía importancia. Bendita panadera. De estar a lo que debiera estar lo habría evitado, y sin alardear de mis tiempos de nadador de récord. Me chiflan las pastas de té, el pecado es ése, solo con el olor se me despistó Ian y rompió dos huevos. (Va a ser verdad que los hombres, como dicen las mujeres, solo podemos hacer una cosa a la vez y mal).

Sin darme cuenta me he hecho viejo y torpe de entendederas y escaso de reflejos, no tardaré en dar consejos. Creo que me he echado a perder. Si una amiga ida quisiera (no sufras, tu mirada de soslayo no deja líneas curvas), estaría dispuesto a correr con el café, su especialidad, además de las pastas de té. (Escudriña por dónde vas). Gracias.

martes, 29 de agosto de 2017

Nunca un verano tan triste.

Los usureros y Rajoy.
Me envía el usurero un mensaje al teléfono para avisarme que ya cobré mi pensión. Qué mal me caen los usureros. Y Rajoy, que les permite ser como son y hacer lo que les plazca. Igual da que amanezca más temprano que no, los pensionistas hacemos fila el día que nos pagan la pensión para cobrarla, las obligaciones dinerarias son mayores y las pensiones no suben como sube el IPC. De seguir en este plan imperialista, la pensión y el IPC se encontrarán y ya estamos tardando en desenchufar la nevera vacía para que no consuma electricidad si aún no nos la han cortado.

Fútbol.
Si las cosas van mal pueden ir peor. Por este medio anuncio el regreso del fútbol a nuestras vidas. Lo siento por mí y por otros pocos, casi nadie, porque el fútbol es más importante que llegar a fin de mes. Claro, es malo no llegar a fin de mes, pero es peor no pagar lo que se paga a los futbolistas. Si el Papa Francisco dice que es escandaloso cobrar en las iglesias, yo digo que es peor que escandaloso lo que cobran las estrellas de fútbol que no cotizan a Hacienda.

Septiembre.
A días de salir agosto y entrar septiembre con sus uvas maduras (ojalá y que septiembre se comporte sin la soberbia de agosto), y después de llorar otra ausencia y reconocerme al fin en el espejo, con la máxima de los pobres: llegar a fin de mes, con otro amor en precario, con otra derrota inapelable, con una amiga ausente, sin Eugenio, sin dona, sin prejuicios, sin cadenas, pero con la mayoría de edad por alcanzar, ahora, no sé qué hacer con mi vida. Imperdonable el olvido, en Les Seniaes solo se cultivan naranjas y están por los suelos. (Yo no quiero un amor sin poesía). Gracias.