lunes, 5 de septiembre de 2016

Amigo, y si digo amigo digo amiga.

Lo de Rajoy y Soria ayer: "De profesión: amigo", me hace pensar que sí, vale ser amigo de tus amigos, y que yo, de ser tan estupendo como Rajoy, me gustaría tener un millón de amigos como Roberto Carlos. Para esa egolatría, Ángel González, pregunta: ¿Qué sería tu nombre sin ti? Un amigo solo se quiere a sí mismo y luego pasa lo que pasa. Ni Rajoy y Soria y Wert juntos, que ya es decir.

Un amigo es la persona con la que se mantiene "una relación de amistad" y no "una relación criminal".

La RAE, porque "una relación criminal" suena fuerte y debe aclararse, considera "crimen": Delito grave. Acción indebida o reprensible. Acción voluntaria de matar o herir gravemente a alguien. El cuento llega al caso porque mi esposa solo considera crimen la tercera acepción, para ella las otras son descuidos susceptibles de perdón. Sin embargo, robar, que es adonde quiero ir, es crimen, porque es delito grave, y si a robar añades "dolo": Voluntad maliciosa de engañar a alguien, de causar un daño o de incumplir una obligación contraída, es crimen con alevosía y premeditación. Hago hincapié que vengo de la RAE, no de un bar con una copa de más. Esa clase de crímenes están penados por la justicia cuanto menos con el olvido que no encuentra camino. ¡Qué amigo, qué amigo, y qué cantar asechanzas en facebook!. ¿Cuándo fue que las frases de Paulo Coelho dejaron de inspirar en facebook?

¿Alguien sabe si un amigo es para siempre? Un amor ya sé que no, pero un amigo es más, y a pesar de estar probado un hecho criminal el adiós a un "amigo" es motivo de crítica en facebook. La vida se va y un amigo va y viene. Es información contrastada que más allá de Ian se encuentra el abismo de Rajoy. Ser amigo para las ocasiones no interesa, quien diga lo contrario es un trepa que aspira a la santidad o a la Moncloa. Y esto no da para más: Lamento comunicar a quien me quiera de amigo que he decidido desconectar del desconcierto. En los años altos se va la tontería de los amigos para siempre, por más que quien me conoce sabe que nunca dejaré de querer a quien me quiso. (Gracias por la cortesía).

1 comentario: