domingo, 24 de mayo de 2015

Encuestas a pie de urna.

Cuando un partido político se cree las encuestas a pie de urna comienza a morir. Otras encuestas se cocinan al gusto, al sabor de quien las paga, pero las encuestas a pie de urna son exclusivamente ciudadanas: Solo ese día mentimos... Qué estupendas las encuestas a pie de urna. La balanza está descompensada, ellos, los elegidos, nos mienten cuatro años y la ciudadanía solo un día. Como de mentir hablamos, dejen que gane la democracia por un día... Ni mezquindad ni enfrentada la vecindad.

Escribo esto y doy tiempo a que abran las urnas. Me gusta votar pronto. En mi pueblo es "elección para la reelección". Dos son, y son los de siempre los hijos del pueblo, y tienen la credibilidad como la mía. Por los mentideros del pueblo ya se habla de las caricias, los besos y los afectos que fueron. A mí en esta campaña electoral me dieron afectos, pero nadie intentó convencerme con argumentos, ay. Qué no daría porque tus argumentos fueran los de siempre, amor, tus caderas y mi piel. Y tu risa. Qué no daría, amor.

2 comentarios: