miércoles, 24 de septiembre de 2014

El purgatorio.

Mis amigas no entienden tu manera de tratarme,
tu insolencia,
el increíble verbo que utilizas conmigo
cuando solo intento ser amable.

Me dicen que si cumplo una promesa
o purgo una condena...
Mis amigas me dicen que destruya
el mirador donde habitan las buenas madrugadas.

2 comentarios:

  1. Ese mirador nunca se debe destruir, vaya amigas...¡
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No depende de mí. Muchas gracias. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar