lunes, 22 de septiembre de 2014

A veces el amor...

"Escribir es como hacer el amor. No te preocupes por el orgasmo, preocúpate del proceso". Isabel Allende.

Yendo a lo mío, a navegar por Internet en busca de algo que merezca la pena para escribir, me encontré con esta cita de Isabel Allende. Y yo añadiría "como inmenso es el mar", porque en los años altos de la vida, uno se preocupa en hacer el amor y escribir tanto como en su proceso. Solo que a veces ni uno ni lo otro...

Pero aunque no lo logre, no estoy dispuesto a ceder en el intento. Que la constancia se haga ley... Que para amagar y no dar, no merece la pena esforzarse. Que el amor no tiene futuro sin pasión. Y en eso estamos, en no dedicarse exclusivamente a las urgencias y postergar lo cotidiano. Y si no es mucha molestia, "tócala otra vez, para que Sam se quede en Casablanca, tócala otra vez". He ahí el desafío. Y cántale una canción que diga amor por los cuatro costados sin vencedores ni vencidos. Porque a veces el amor se vuelve impaciente por no decir estúpido. Y eso no es bueno.

2 comentarios:

  1. En los años altos todo es diferente... Muchas gracias. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar