miércoles, 15 de julio de 2015

Como el tango.

Acabo de llevar un susto de muerte: veo a Ian con 5 meses (15 de febrero a 15 de julio) y me parece mayor. Como de 8 meses o más. Corro al espejo y no. No es para tanto... Entonces pienso que lo puedo esperar o mejor ir a su encuentro y, como no es para tanto, crecer con él. Eso me gusta. Como el tango de Carlos Gardel: "20 años no es nada, que febril la mirada, errante en la sombra te busca y te nombra. Vivir, con el alma aferrada a un triste recuerdo que lloro otra vez". (Al amor no hay que pedirle nada... "Volver", como el tango. O dejarse llevar...).

4 comentarios:

  1. Genial... Sí. Muchas gracias.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Pues me rindo ante la sabiduría del que más sabe, sin duda. Pero el tango... Muchas gracias.

    Salud.

    ResponderEliminar