jueves, 25 de diciembre de 2014

En Navidad.

Tan poco de nada no es bueno... En Navidad nos quieren hacer culpables de todo lo malo y los medios nos enseñan a niños que pasan hambre. A familias que no tienen dónde dormir. A parados en fila. Y a etcétera. ¡Joder, dona, el pueblo no es culpable!.

Si de pedir, mi esposa, una amiga y yo cumpliríamos años el 1 de diciembre y adiós que te vi. Tampoco hace falta un año de doce meses, con once vale. Para mí el mes de diciembre sobra, y si no cumplo un año más mucho mejor. Con los que tengo me arreglo. Hablo por los tres.

Invernaría hasta la primavera. Pero no en una cueva como los osos, lo haría en una nube blanca. Y en el regazo de María, la Magdalena. De las once mil vírgenes según me cuentan no queda ni una. Y rezar no quiero. Tres meses rezando es un fastidio. O debe ser. La Magdalena no me obligaría a rezar. Sería estupendo invernar hasta la primavera en una nube blanca. ¿Qué me dicen?

6 comentarios:

  1. Hecho. Me entero con quién hay que hablar... Muchas gracias.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Obvio pero no me gusta la primavera, me da friki, urticaria y alergias. Prefiero diciembre el mes más bonito. Si por mi fuera dejaba otoño e invierno, sería feliz invernando sobre nubes gordas de agua. Si. ¿Feliz Navidad?

    ResponderEliminar
  3. ¡Feliz Navidad!. Muchas gracias. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar