jueves, 24 de marzo de 2016

Se busca.

Se busca un político honrado vivo, muerto no vale. Se gratificará.

Digo que se busca un político honrado vivo porque muerto no vale para gobernar este país a punto de rendirse. A la ciudadanía de este país apenas le quedan fuerzas para manifestarse contra el engaño, la corrupción, la falsedad, los abusos, la pobreza y etcétera. Y mientras, las agendas de sus señorías van tan completas que no les quedan días para reunirse entre ellos a tomar café y hablar de sus cosas que son las nuestras: el trabajo, la cesta de la compra, la familia. Este país quiere sentir la esperanza correr por sus venas y no le queda sangre. La cosa está malamente en este país sin sangre en las venas.

El porvenir de las familias que no llegan a fin de mes de momento no está ni se le espera. Y si se trata de vivir para morir por amor ni en Teruel. El asunto es muy serio, que nadie se llame a engaño. En este país solo se muere de hambre y enfermedad a golpe de gracia de un gobierno Rajoy en funciones que no funciona porque no lo dejan. O le da pereza al perder las elecciones que en otro tiempo ganó.

A los señores dueños de los partidos políticos: dejen las disculpas para más adelante, cuando el país se pueda permitir pataletas de niños malcriados, no me canso, hagan las paces y lo posible para llegar a acuerdos de gobierno. Los votantes queremos que lleguen a acuerdos y tal vez con el tiempo lleguen a quererse. Quererse con el alma y el corazón, como el bolero; quererse como el erario para repartir no. Recuerden que buscamos un político honrado vivo, muerto no vale. En Jueves Santo apostemos por el optimismo. Sino, siempre nos quedará el Domingo de Resurrección para la fe. Se les quiere.

2 comentarios:

  1. Ni te imaginas el daño que me hacen... Es obsesión. Muchas gracias.

    Salud.

    ResponderEliminar