martes, 1 de marzo de 2016

No sé no: di no.

Don Pablo Neruda escribió: "Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan".

Todos somos iguales, y la vida de manera permanente nos pone a prueba con miserias que aparecen y nada podemos hacer para evitarlas porque ni sabemos que nos hacen daño. Ni eso. Son zancadillas que ponen en duda nuestras capacidades. Reconocer la verdad entre las miserias y tomar las medidas oportunas. Crecer y corregir errores. Valorarnos. Ser mejores con nosotros. Son muchas las pruebas y pocos los motivos y pasa que a veces estamos tan perdidos que no sabemos qué hacer. De cuando en vez vivimos situaciones... Caminamos por la acera y nos cae una teja en el peor de los días ventosos y rota la cabeza en mil pedazos nos preguntan... ¡Dios mio!. Y decimos que acabamos de llegar... Nada sabemos, nos engañamos, y lo peor, nos culpamos de todo lo malo que nos ocurre... Somos guerreros sobrados de humanidad y no debemos permitir que nuestros errores se repitan. 

No soy persona de mucho reconocer errores, lo confieso, no me disculpo... soy cobarde. Tengo miedo y no me encuentro capacitado para enfrentarme a la verdad y acabo justificando la mentira. Es miedo, impotencia, y yo mismo... A veces uno vive maltratado y ni lo sabe. Las situaciones que de cuando en vez se nos presentan son complicadas de resolver... Amores, si seres amorfos os llegan al fondo del corazón y anulan vuestra personalidad y os maltratan... ¡No!. Abrir los ojos, no sois culpables... Amor: no justifiques su comportamiento... No sé no: di no. "Es más fácil escribir diez volúmenes de principios filosóficos que poner en práctica uno solo de sus principios". Leon Tolstoi.

2 comentarios: