domingo, 28 de mayo de 2017

¿Soberbia o desagradecimiento?

"Entre los pecados mayores que los hombres comenten, Sancho, aunque algunos dicen que es la soberbia, yo digo que es el desagradecimiento, ateniéndome a lo que suele decirse: de desagradecidos está lleno el infierno". Miguel de Cervantes. (El Quijote II 43).

El humano ser es desagradecido por su naturaleza. Y sigue doblando esquinas por las aceras en aras a la soberbia. Qué torpeza lo del ojo en la paja ajena. Es algo común mirar de soslayo y ver un ojo en una paja pinchado como un pincho y un culete de sidra en la terraza de un bar. La tontería viene con una pregunta: ¿vemos o no queremos ver? Si nos empeñamos, y digo que solo pienso en ti, por treinta monedas falsas más intereses vemos lo que queremos ver: treinta monedas de oro. Luego nos enteramos que son falsas y que estamos obligados por ley a pagar empeño más intereses. Pero seguimos y dale porque creemos que los intereses son nuestros, y tampoco, los intereses son del usurero como las treinta monedas falsas. Qué te cuesta, mujer, apearte de la soberbia y ser agradecida. Si tú me dices ven, lo dejo todo, como el bolero de Los Panchos. (Pues va ser que no). Uy, tal parece que mi ordenador que me ordena no está de acuerdo y quedan dos meses para cobrar "la extra". (Hay comportamientos que no los calla el silencio sino los tribunales de justicia).

No lo se de fijo, pero es posible que confunda la estrechez en tu mirada con la conciencia tranquila, porque sigues y dale en tus trece. Ni sabes ni te importa aprender y dejas hacer. Y más te digo: tropezar una y otra vez en la misma terquedad crea oquedad en el alma. Y no te imaginas lo que duele tapar el agujero con pastillas de colores. Alguien dijo que, de seguir en este plan, se acaba en el manicomio y qué razón tenía el jodio. Dejen paso: Una más se suma a los desagradecidos que está lleno el infierno. Ojalá y la María quiera revertir la historia y volver al punto de partida. No hablo de salvar una relación muerta que sería un milagro, hablo de no seguir devaluando el amor. Gracias.

1 comentario: