sábado, 20 de mayo de 2017

Fechas señaladas.

Otros y otras yo no sé, pero mi esposa cada aniversario de boda me hace un regalo por tanto amor compartido. Lo cierto es que con el paso de los años logramos ser uno más que dos. Disculpen, una más que dos quise decir. Este año y otros son una sorpresa, pero uno tiene sus fuentes de información, y este año ha contratado un fin de semana en un balneario de lujo. Yo no recuerdo fechas señaladas: apenas tengo memoria y ahora los calendarios tienen los cuadros pequeños y siquiera puedes anotar que pagaste la comunidad de vecinos, además, no me fío. En los años altos uno confunde lo bueno y lo malo y no sería ético celebrar un entierro, una decepción, otra derrota en las urnas del PSOE. Va en serio, estoy de los tres de las primarias del PSOE que los vomito. El primero que se presentó algo hizo muy mal y volvió a la casilla de salida. Entonces el segundo será el primero y la tercera la segunda o viceversa. Si gana el segundo o gana la tercera todos a casa que hay que renovar el partido. Yo voto por Felipe González. Me gustaría no dejar grietas al olvido, pero los medios de comunicación dale al PSOE y dale a la corrupción como si no saliera el sol. Pero vuelvo al aniversario de boda. Ayer, con el alma en una mano y el corazón en la otra, mi esposa me dijo que estaba completo el balneario de lujo para la fecha de nuestro aniversario y qué me parecía si llamamos a un chino y nos quedamos en casa y lo celebramos en la intimidad viendo la televisión. Le dije sí, mejor quedarse en casa que ir a un balneario de lujo. Se trata de llevarse bien, y, como todo en la vida que requiera el acuerdo de dos, para llevarse bien, uno pierde y otra gana. Eso es todo. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario