viernes, 10 de octubre de 2014

10/10/2.014

Hoy, la sociedad del mundo recuerda a las personas, también del mundo, pero con alguna enfermedad mental: "Día Mundial de la Salud Mental" o, "Día Mundial de la Afrenta". No sé si me explico.

Que la sociedad nos apoye un día me hace ilusión, y si nos apoyara todos los días más. Eso estaría bien. Hablo del aislamiento social. Que lo hay. Es una vergüenza para la sociedad que al ver unos ojos vidriosos lo miren de soslayo o simplemente se espante como lo haría un burro. ¿No hay nada bueno en mí? ¿Y en ti?

Hoy, la OMS, celebra el día de la salud mental, un día más para los que padecemos trastornos mentales, neurológicos o de la (mala) conducta que nos causan un gran sufrimiento y supone una carga económica para nuestros familiares insoportable a veces. Se trata de que Rajoy devuelva los porcientos, subvenciones, prestaciones y otras ayudas que nos robó y empleó en capitalizar la banca, por ejemplo. Copagos y contratos de trabajo a los discapacitados incluidos.

Si estaba tan feliz por qué ahora tan triste... Si me gustaba lo que estaba viendo por qué ahora la oscuridad... Y este imposible dolor de cabeza y los ruidos y los gritos y los temblores. Esquizofrenia... Alzheimer... Epilepsia... Depresión... Cerrar estigmas, abrir la mente y un poco de comprensión, respeto, y si por pedir fuera, por qué no un poco de cariño... Con perdón.

2 comentarios:

  1. Uy ni sueñes, conformate con que recuerden un dia que los locos existimos, bueno en tu pais porque aquí ni se enteran.

    ResponderEliminar
  2. Igual que aquí. Nadie nos quiere. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar