domingo, 17 de abril de 2016

Gabriel García Márquez.

La muerte de la rosa.

Murió de mal de aroma
rosa idéntica, exacta.
Subsistió a su belleza,
sucumbió a su fragancia.
No tuvo nombre: acaso
la llamarían Rosaura,
o Rosa-fina, o Rosa.
Del amor o Rosalía,
o simplemente: Rosa,
como la nombra el agua.
Más le hubiera valido
ser siempreviva, Dalia,
pensamiento con luna
como un ramo de acacia.
Pero ella será eterna:
fue rosa y eso basta.
Dios le guarde en su reino
a la diestra del alba.

Gabriel García Márquez, poeta, falleció el 17 de abril de 2014.

7 comentarios:

  1. García Màrquez poeta. Mira tú de lo que uno se entera.

    Buenas...

    ResponderEliminar
  2. Buenos...

    Te presumo feliz. Gracias.

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. ¿Eh? ¿Feliz yo? Hombre, ¿qué te tomas? Cambiaste tu respuesta. Esta me gusta más.

    ResponderEliminar
  4. Simplemente era impropia. ¿Y si eres feliz y no lo sabes? Ocurre.

    ResponderEliminar
  5. Como impropia era la respuesta que borré.
    ¡Eso! Tienes la boca llena de razón. Soy feliz pero no sé cuando. Nah si sé lo que pasa que no lo divulgo como tantas otras. Uno tiene que saber guardar el estilo.

    Entre muchas otras, soy feliz cuando te leo. A veces me haces reír sobretodo cuando te golpeas. Cuando le escribes a tu amiga. O cuando dices que eres muy guapo.

    Otras veces me caes muy requetegordo y me voy, blah. Soy una orina feliz peo un poco desgraciada.

    ¿Ya fuiste a misa?

    Besos de soslayo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando me golpeo con la farola te hago reír... Es bueno saber. Soy guapo y lo digo, no si fuera feo. Y solo tengo amigas que quiero y me quieren. Tal vez porque soy guapo. Mis amigas son muy interesadas. Y a misa no fui ni al fúrtbol ni al circo... Los ruidos que tengo en la cabeza no los voy a buscar fuera. Gracias. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar