lunes, 11 de abril de 2016

Abril con poesía.

Hoy dedicaré el día exclusivamente a buscar tu ausencia. Me urge encontrarte. Buscaré entre las hojas de un libro de poeta. Buscaré en el crepúsculo que traza el día. Buscaré en la sima de un mar. Dedicaré el día a buscarte y cuando te encuentre porque sí, te encontraré, pasaré de tu ausencia y sin preguntas llenaré tus experiencias de flor de vida para soportar las decepciones y tu dolor de salud y tu estado de ánimo de ilusión y tu bondad de conciencia para distinguir el mal del bien y tu inocencia de sentencias exculpatorias y tu lentitud de esperanza y tu fe de credo. Y tu corazón de ese otro amor. Tú, a cambio, porque la primavera luce triste, me darás una chispa de musa inspiradora para vestir abril con poesía.

3 comentarios:

  1. Mientras tu primavera, mi otoño comienza abriendo sus brazos entre las ramas de los árboles. Su presencia es tan inquieta, viste de gris y trae agua en las nubes que descienden y navegan en lo alto. Mientras tu primavera revoluciona tu interior con la calidez y el primer brote en tu jardín, aquí me dejo caer sobre el césped acolchonado por un cúmulo de hojas doradas crujientes. Mientras tu primavera y mientras mi otoño, suceden armoniosamente en idéntico calendario, yo me aventuro a encontrarte en los colores brillantes que barre el viento antes que el paisaje se tiña de blanco y negro únicamente

    ResponderEliminar