lunes, 18 de julio de 2016

Inquietudes bilaterales.

El PSOE y el PP muestran su "inquietud". Gracioso. Este enunciado es un "copia y pega", con el perdón, que leí al azahar en una revista del corazón mientras me hacían cejas y uñas en la peluquería estética. Habrá pacto, pero no entiendo esa inquietud. ¿"Inquietud" por qué?  Inquietud obvia: reparto de sillones y propuestas indecentes. Y todo con el máximo sincretismo. En eso Pedro aprendió de Mariano.

El debate sobre el acuerdo está planteado: economía, y más exactamente nuestro modelo económico que no genera empleo de calidad. Luego la Educación. Sanidad. Servicios Sociales. Vivienda. Salarios. A pesar del enorme esfuerzo de Rajoy en su última legislatura, si excluimos a los ricos que son más, y mayores sus riquezas, las cosas fueron a peor. La educación privada por la iglesia de Cañizares en las escuelas de hojalata. La sanidad privatizada por empresas de porcientos. Y en adelante protagonistas las familias: Servicios Sociales las familias. Las viviendas embargadas por los bancos y los inquilinos las familias. El pan nuestro de cada día las familias. La familia de los familiares desahuciados a cargo de sus necesidades.

PP y PSOE amarrarán bien las cosas porque la gobernabilidad del Estado pasa por ellos como siempre por ellos mismos. Lo peor la "inquietud" que inquieta a la ciudadanía. A sus votantes no, se supone que sabían a quién votaban, pero a la ciudadanía inquieta la "inquietud" que muestran el PP y el PSOE.

Los dueños del PP y del PSOE dirán que los pactos fueron de Estado, que por responsabilidad llegaron a acuerdos para presidir el Congreso, el Senado y subirse el sueldo. Y todo por el bien de España. Una derecha que es y una izquierda que fue llegan a un acuerdo de gobierno con la "inquietud" que muestra quien la ve. Esto es un sinvivir. España está en rebajas, señorías, aprovechen la oferta, pero proveen lo necesario urgente que a más tardar la primera semana de agosto cierra por vacaciones. Que recuerde, España nunca estuvo tanto tiempo en boca de políticos patriotas -patriotas no compatriotas-. Sin lugar a dudas más tiempo que Venezuela que solo estuvo en campaña electoral. Por cierto, ¿les irá mejor a los venezolanos ahora con Zapatero que antes con Iglesias? Ojalá.

2 comentarios: